Miércoles, 18.10.2017 - 09:58 h

El Brexit ha dañado la imagen de Reino Unido entre los jóvenes europeos

La salida de Reino Unido de la Unión Europea ha supuesto la caída de la reputación del país entre los jóvenes comunitarios.

Aunque ha mejorado entre los miembros de la Commonwealth -países que comparten lazos históricos con Reino Unido- y el grupo del G20.

Theresa May gana la primera votación entre los 'Tories' para suceder a Cameron
Theresa May gana la primera votación entre los 'Tories' para suceder a Cameron

El Brexit no sólo ha dañado a la Unión Europea, que ve como acechan diferentes movimientos eurófobos por todo el continente. También ha supuesto que la imagen del país se haya visto debilitada, en especial entre los jóvenes de otros países comunitarios, según un estudio realizado por la firma Ipsos MORI para el Consejo Británico.

El 36% de los encuestados entre 18 y 34 años en Alemania, Italia y Francia creen que el Brexit tuvo "impacto negativo". Sólo un 17% cree que la salida del país de la UE fue positiva. El objetivo del estudio es calcular el impacto que tendrá sobre el turismo y los negocios en los próximos años el resultado del referéndum.

Sin embargo, entre los países de la Commonwealth -países con lazos históricos con Reino Unido, como las antiguas colonias- la visión del Brexit es positiva para un 31% de los jóvenes y negativa para el 18%. Algo similar ocurre entre los países del G20: un 32% afirmó que el Brexit fue positivo y el 15% dijo estar en contra.May pide una salida tranquila

El Consejo Británico quiere un Brexit blando, ya que es el encargado de establecer vínculos con los demás países. Aunque algunas declaraciones de Theresa May, primera ministra británica, han dejado entrever que su opción predilecta sería el Brexit duro, que supone control de las fronteras y fin del mercado único. O lo que es lo mismo: proteccionismo y control migratorio.

Aunque hoy May ha dado un volantazo a esa postura y ha asegurado que Reino Unido quiere salir de la UE del modo "más tranquilo y ordenado posible". "No es sólo en nuestro interés, sino también en el interés de Europa, afirmó la mandataria en una cumbre de líderes europeos celebrada hoy en Bruselas.

Reino Unido quería activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa antes del próximo mes de marzo. Esto abriría un camino de dos años hasta su salida definitiva. Aunque tal vez no sea el ejecutivo el que decida cuando iniciar la salida, sino el Parlamento británico. Será el Tribunal Supremo el que decida en los próximos días quién tiene la potestad.

El Brexit no sólo ha dañado a la Unión Europea, que ve como acechan diferentes movimientos eurófobos por todo el continente. También ha supuesto que la imagen del país se haya visto debilitada, en especial entre los jóvenes de otros países comunitarios, según un estudio realizado por la firma Ipsos MORI para el Consejo Británico.

El 36% de los encuestados entre 18 y 34 años en Alemania, Italia y Francia creen que el Brexit tuvo "impacto negativo". Sólo un 17% cree que la salida del país de la UE fue positiva. El objetivo del estudio es calcular el impacto que tendrá sobre el turismo y los negocios en los próximos años el resultado del referéndum.

Sin embargo, entre los países de la Commonwealth -países con lazos históricos con Reino Unido, como las antiguas colonias- la visión del Brexit es positiva para un 31% de los jóvenes y negativa para el 18%. Algo similar ocurre entre los países del G20: un 32% afirmó que el Brexit fue positivo y el 15% dijo estar en contra.May pide una salida tranquila

El Consejo Británico quiere un Brexit blando, ya que es el encargado de establecer vínculos con los demás países. Aunque algunas declaraciones de Theresa May, primera ministra británica, han dejado entrever que su opción predilecta sería el Brexit duro, que supone control de las fronteras y fin del mercado único. O lo que es lo mismo: proteccionismo y control migratorio.

Aunque hoy May ha dado un volantazo a esa postura y ha asegurado que Reino Unido quiere salir de la UE del modo "más tranquilo y ordenado posible". "No es sólo en nuestro interés, sino también en el interés de Europa, afirmó la mandataria en una cumbre de líderes europeos celebrada hoy en Bruselas.

Reino Unido quería activar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa antes del próximo mes de marzo. Esto abriría un camino de dos años hasta su salida definitiva. Aunque tal vez no sea el ejecutivo el que decida cuando iniciar la salida, sino el Parlamento británico. Será el Tribunal Supremo el que decida en los próximos días quién tiene la potestad.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios