Domingo, 19.11.2017 - 20:54 h

Podemos lleva al Parlamento el catálogo de enfermedades profesionales de los bomberos forestales

El Grupo de Podemos en el Parlamento de Andalucía ha registrado una pregunta en la Cámara mediante la cual se plantea al Consejo de Gobierno autonómico las previsiones del Ejecutivo respecto al catálogo de enfermedades profesionales de los bomberos forestales.

Podemos lleva al Parlamento el catálogo de enfermedades profesionales de los bomberos forestales

En el texto de la cuestión, suscrito por Europa Press, la diputada morada Mercedes Barranco ha recordado que, en Andalucía, el colectivo de bomberos forestales se encuentra encuadrado en el Plan Infoca, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía e integrado en la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Amaya).

El Plan Infoca, instrumento para la prevención y defensa contra los incendios forestales en el territorio andaluz, ha alcanzado "una gran relevancia y trascendencia social" en respuesta a la preocupación que causan estos siniestros, así como por la importancia que supone defender frente a los incendios forestales a los 4,4 millones de hectáreas del extenso patrimonio natural andaluz.

El reconocimiento de la categoría de bombero forestal fue un paso "importante pero insuficiente" para este cuerpo, según Podemos, que aduce que junto con este reconocimiento deben adquirirse derechos fundamentales, como el reconocimiento de un catálogo de enfermedades laborales que a día de hoy no se ha producido, "a pesar de que son de vital importancia para un colectivo fuertemente envejecido, fatigado, sometido a condiciones de peligrosidad, insalubridad, toxicidad, turnicidad y sometidos a ritmos de estrés muy altos".

Algunas de las enfermedades que sufren son hipoacusia, sordera por ruidos, enfermedades osteoarticulares, enfermedades cardiovasculares provocadas por las vibraciones mecánicas, posturas forzadas, problemas respiratorios por inhalación de humo, asma, rinocojuntivitis y "un largo etcétera".

El reconocimiento de las enfermedades supondría un plan de prevención más adaptado y optimizado, mejores diagnósticos o mejores equipos de protección individual, sin olvidar la protección económica por la prestación de un servicio público en el que se han dejado la salud "y, algunos, hasta su propia vida".

"Andalucía les debe mucho a los bomberos forestales y lo mínimo que se les puede dar es el reconocimiento de unos derechos ganados a pulso con su trabajo y entrega", manifiesta Barranco, que pregunta cuándo prevé el Gobierno andaluz que los bomberos forestales podrán disponer del catálogo de enfermedades profesionales, cuándo prevé la administración regional que a estos bomberos se les aplicará dicho catálogo y cuál es el presupuesto disponible para la aplicación del mismo al dispositivo Infoca.

Ahora en portada

Comentarios