Martes, 21.11.2017 - 11:26 h

El plan de actuación ante riesgo sísmico de Murcia comienza a elaborarse tras el verano

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Murcia ha aprobado la adjudicación del servicio de estudio y análisis de riesgo sísmico y la elaboración del plan de actuación local ante riesgo sísmico en el término municipal de Murcia. Estos trabajos los desarrollará la Universidad de Almería, durante 30 meses, con una inversión de 118.580 euros.

Lo que se pretende desde el Servicio de Protección Civil es desarrollar un plan que dé una respuesta rápida y eficaz para minimizar los posibles daños a las personas, bienes y medio ambiente, y prever, con una organización municipal, los medios y recursos, materiales y humanos, que podrían ser requeridos para la asistencia y protección a la población en caso de que una catástrofe sísmica afectase al término municipal de Murcia.

De esta forma se atiende a lo requerido en el Plan Especial de Riesgo Sísmico de la Región de Murcia SISMIMUR, que establece que el municipio dispone de una alta vulnerabilidad ante un sismo y que "a la vista de los resultados obtenidos del análisis del riesgo sísmico, se ha podido ver que todos los municipios de la comunidad autónoma pueden tener terremotos de intensidad igual o superior a VII y por tanto, todos ellos tienen la obligación de elaborar su Plan de Actuación ante el Riesgo Sísmico".

El Plan de Actuación Local de Riesgo Sísmico permitirá conocer la peligrosidad existente respecto al riesgo sísmico, conocer el comportamiento de los diferentes suelos frente a un sismo, estimar la vulnerabilidad de las construcciones, establecer la estructura organizativa y funcional ante una emergencia por sismo, los procedimientos de actuación de los recursos y servicios de titularidad municipal y la relación con otras administraciones y planes de ámbito superior.

Asimismo, se especificarán los procedimientos de información a la población y se establecerán las medidas de intervención y evaluación de daños y de los procedimientos de activación y respuesta para hacer frente a las emergencias por terremotos.

El objetivo del contrato es la ejecución de cuantas actuaciones sean necesarias para realizar un estudio y análisis del comportamiento del suelo ante un proceso sísmico, con la realización de los ensayos necesarios para el análisis de los efectos locales, con estudios de microzonación sísmica y de la vulnerabilidad de las construcciones y evaluación de daños esperados, para, en aplicación de sus resultados, realizar el estudio y elaboración del Plan de Actuación Local.

El estudio se realizará en cuatro fases, priorizando por el grado de mayor vulnerabilidad, según el Análisis de Riesgo Sísmico de la Región de Murcia RISMUR.

La 1º fase consta de Murcia ciudad con las pedanías de Espinardo, El Puntal, Cabezo de Torres, Churra, Santiago y Zaraíche, Zarandona, Puente Tocinos, Santiago El Mayor y San Pío. La fase 2º constará de las pedanías de la Costera Sur: San Ginés, El Palmar, La Alberca, Santo Ángel, Algezares, Los Garres, San José de La Vega, Beniaján, Torreaguera y Los Ramos.

Por otro lado, la fase 3º constará de las pedanías del entorno a la Vega del Segura y zona norte: Javalí Nuevo, Javalí Viejo, La Ñora, Puebla de Soto, Nonduermas, Barriomar, La Raya, Rincón de Beniscornia, Guadalupe, La Arboleja, La Albatalía, El Esparragal, Monteagudo, Cobatillas, Casillas, Llano de Brujas, Santa Cruz, El Raal, Alquerías, y Zeneta.

Mientras que la Fase 4º constará del resto de pedanías: Cañada Hermosa, Barqueros, Sangonera La Seca, Sangonera La Verde, Carrascoy - La Murta, Corvera, Baños y Mendigo, Valladolises, Los Martínez del Puerto, Lobosillo, Gea y Truyols, Gerónimo y Avileses, Sucina y Cañadas de San Pedro.

En este sentido, con la fase 1º se elaborará el Plan de Actuación Local aplicado a las poblaciones afectadas y de forma genérica se aplicará al resto del municipio en su estructura, operatividad y organización.

Con ello se pretende disponer de dicho plan lo antes posible con la finalidad de poder implantarlo en caso de una emergencia por sismo. Posteriormente, con la consecución de las distintas fases se completará dicho plan para su homologación final.

En el pliego de prescripciones técnicas se indica que para la ejecución del contrato se debe disponer de personal con las titulaciones de Licenciado en Ciencias Físicas, Licenciado en Geología o Ingeniería de Minas, e ingeniero técnico en Informática de Sistemas con manejo en plataformas Qgis.

Además, la empresa adjudicataria deberá disponer de, al menos, un sismómetro, un equipo Land streamer, geófonos, acelerómetro y cables de sensibilidad sísmica, martillo de impulso sísmico y sensores de onda, entre otros.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios