Jueves, 21.11.2019 - 20:58 h

Costa Rica, una victoria dulce en medio de la frustración

Costa Rica se fue el sábado de la Copa América Centenario con una dulce victoria frente a Colombia, un resultado que alienta su crecimiento y la deja en el camino adecuado para retomar con impulso la clasificatoria al Mundial Rusia-2018.

Muy fresco en la memoria está el recuerdo de una selección que en silencio llegó a Brasil para disputar el Mundial-2014, de la que pocos daban minutos de vida al ser vista por encima del hombro por las fieras de su llave: Uruguay, Inglaterra e Italia, tres excampeones del mundo.

Costa Rica fue la única que creyó en Costa Rica. Nadie más lo hizo.

Lo que continuó para ese pequeño país centroamericano de casi 5 millones de habitantes fue una fascinante historia hasta alcanzar por primera vez los cuartos de final luego de cuatro presencias en Copa del Mundo.

Los nombres de Keylor Navas, Bryan Ruiz, Joel Campbell, Celso Borges, Christian Bolaños y Yeltsin Tejeda desplazaron los apellidos rimbombantes del 'grupo de la muerte' y por el pase a semifinales se codearon con Robben, Van Persie, Sneijder y, claro, un tal Louis Van Gaal.

Dos años después, Costa Rica, como todas las selecciones, experimenta un cambio generacional, y la Copa América en Estados Unidos le sirvió de laboratorio y para aprender en medio de la eliminación.

Si bien el seleccionador Óscar Ramírez había manifestado que la intención de su equipo era llegar a la final, "no menos que eso", la realidad puso en su lugar a Costa Rica, pero también le mostró el camino a seguir si quiere llegar a Rusia.

"Hemos visto un crecimiento de la selección con una buena victoria ante Colombia", dijo Ramírez al analizar el 3-2 sobre los cafeteros en Houston, en el cierre del Grupo A que compartió con Estados Unidos y Paraguay.

"Esto (la eliminación) fue un tropezón que puede ser bueno pensando en lo que se nos avecina porque nos vamos ganando", agregó el entrenador que tomó las riendas del combinado tico en agosto de 2015.

Los costarricenses arrancaron con un empate sin goles ante Paraguay y se vieron sorprendidos por Estados Unidos con una goleada de 4-0 que los dejó mal parados en la llave, y por la que Ramírez pidió perdón por el marcador.

"Nos vamos satisfechos porque hicimos un partido del estilo nuestro, con algunos ajustes y salió un partido lindo. Lo doloroso es que nos vamos eliminados, pero si este es el precio que hay que pagar para un futuro más prometedor, lo aceptamos", señaló el DT.

Costa Rica lidera el Grupo B de la clasificatoria mundialista de la Concacaf con 10 puntos, seguido por Panamá (7), Jamaica (4) y Haití (1).

Los 'granaderos' serán su próximo rival el 2 de septiembre y cerrarán la fase de grupos ante Panamá en San José cuatro días después. Su presencia en el hexagonal final, que reparte tres cupos directos a Rusia y al cuarto le brinda la posibilidad de un repechaje, está prácticamente asegurada.

Los ticos pueden sentirse tranquilos porque mantienen un juego ofensivo interesante con Ruiz, Borges y Bolaños, y encontraron en Johan Venegas, del Impact Montreal de la MLS, un delantero escurridizo, rápido, astuto y con gol, que puede acompañar a Campbell, figura en Brasil pero opaco en la Copa América.

Ramírez deberá pulir la defensa para evitar aparatosas derrotas como la sufrida ante los estadounidenses, decidir mejor si jugar con tres o cinco en el fondo según el rival y las circunstancias y buscar mayor contención en la primera línea de volantes.

Ese trabajo le deparará seguramente buenos dividendos a una Costa Rica que practica buen fútbol, y si se le agrega el regreso del extraordinario Keylor Navas al arco, los ticos podrían volver a soñar con un nuevo Brasil-2014 en Rusia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING