Domingo, 19.01.2020 - 09:31 h

El complicado "plan renove" del Real Madrid Castilla

El Real Madrid Castilla ha cerrado con numerosos cambios uno de los mercados estivales más convulsos que se le recuerdan, situación motivada por el éxodo masivo de sus estrellas tras finalizar el pasado curso como el mejor filial de España.

Madrid, 3 sep.- El Real Madrid Castilla ha cerrado con numerosos cambios uno de los mercados estivales más convulsos que se le recuerdan, situación motivada por el éxodo masivo de sus estrellas tras finalizar el pasado curso como el mejor filial de España.

Los buenos registros del conjunto de Toril, que terminó como el más goleador de la categoría, no pasaron inadvertidos para nadie y tuvieron consecuencias. Así las cosas, el técnico se ha visto obligado a reinventar su plantilla y a recomponer con nuevos nombres la columna vertebral que tan bien le funcionó.

A la marcha de Juanfran al Betis le siguieron las de Jesé, Casemiro y Denis a un primer equipo al que ya pertenecían Nacho y Morata, dos hombres esenciales cuando la disponibilidad permitía contar con ellos.

De la misma forma han hecho las maletas los cedidos Mosquera, Fabinho y Jota. El primero para volver al Getafe, el segundo para recalar en el Mónaco de nuevo a préstamo por el Río Ave y el tercero para marcharse al Eibar desde el Celta.

Asimismo Álex Fernández salió rumbo al Espanyol mientras que el central David Mateos apuró hasta el último instante para comprometerse con el Ferencvaros húngaro. No termina ahí la lista ya que tampoco vestirán de blanco esta temporada José Antonio Ríos (Mirandés), Antonio Martínez y Óscar Plano (ambos en el Alcorcón, el segundo de ellos cedido) e Iván González.

La diáspora ha supuesto un quebradero de cabeza para el Castilla, obligado a librar una carrera de fondo con el objetivo de sustituir las piezas y elaborar un cuadro que de momento ha firmado un mal arranque, con tres derrotas en tres partidos de Liga.

El primero en aterrizar fue el central del Atlético de Madrid Jorge Pulido, un futbolista al que la secretaría técnica ya seguía en el pasado y que ha logrado hacerse con el puesto de titular en el eje de la zaga.

La suya fue la única cara nueva, los subidos desde el tercer equipo al margen, en el estreno liguero contra el Sporting ya que la otra adquisición hasta ese momento, el centrocampista español cedido por el Udinese Jaime Romero; no contaba en aquella fecha con el pase internacional.

Desde entonces, y hasta el cierre del mercado, los nombres de los nuevos inquilinos del vestuario blanco se han ido conociendo por entregas. El mediocentro Cristian Gómez, prestado por el Espanyol, fue el siguiente en aceptar la oferta del Castilla. Llegó con el tiempo justo para conocer a sus nuevos compañeros y saltar unos minutos al césped contra el Alcorcón.

Con la Liga empezada apareció también Kiko Femenía. El extremo, criado en la cantera del Hércules y que firmó libre tras rescindir su contrato con el Barcelona, salió de inicio el pasado fin de semana en la derrota ante su club de formación por 2-1.

A ellos se unieron en el cierre del periodo de fichajes el punta italiano de diecinueve años Antonio Rozzi, cedido con opción de compra por el Lazio, y el defensa uruguayo Leandro Cabrera, adquirido libre tras poner fin a su vinculación con el Atlético de Madrid. La lista podría completarla el brasileño Henrique.

Estaba previsto que el delantero, "Balón de Oro" del Mundial Sub-20 de Colombia en el año 2011, llegara prestado desde el Botafogo pero los problemas con su 'transfer' podrían impedir la operación

Sin tiempo que perder y con la necesidad de empezar a conseguir victorias para coger confianza y salir de los puestos de abajo, Alberto Toril debe ahora engrasar una maquinaria de la que también forman parte los ascendidos desde el Real Madrid C como Burgui, Sobrino, Llorente o Noblejas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING