Lunes, 20.01.2020 - 16:08 h

El fútbol indio espera que el reclamo de Messi le ayude a subir de categoría

Nueva Delhi.- Los responsables del fútbol indio esperan que el tirón de Leo Messi en el amistoso que las selecciones de Argentina y Venezuela juegan hoy en Calcuta (este) sirva para hacer despegar un deporte aún minoritario en el gigante asiático.

El fútbol indio espera que el reclamo de Messi le ayude a subir de categoría

Nueva Delhi.- Los responsables del fútbol indio esperan que el tirón de Leo Messi en el amistoso que las selecciones de Argentina y Venezuela juegan hoy en Calcuta (este) sirva para hacer despegar un deporte aún minoritario en el gigante asiático.

La capital de la Bengala india, la región con más pasión futbolera en el país, ha recibido con auténtico fervor al mejor jugador del mundo y las calles de la ciudad de han llenado de camisetas albicelestes y retratos del barcelonista.

Messi ya fue recibido el miércoles pasado por dos mil aficionados en el aeropuerto de Calcuta junto a su compañero de equipo Javier Mascherano entre vítores y decenas de banderas argentinas.

"Los indios siguen mucho a equipos suramericanos, sobre todo a Argentina y Brasil. Entre los europeos el que más gusta es España, que también tiene un juego divertido", explicó a Efe un directivo de la Federación India de Fútbol (AIFF), Nilanjan Datta.

El máximo hito internacional de la selección india a nivel internacional fue su clasificación para la fase final del Mundial de 1950 en Brasil, a la que finalmente no acudió porque los jugadores indios, acostumbrados a jugar descalzos, se negaron a usar botas.

A pesar de estar situada hoy en el lugar 158 de la clasificación de la FIFA - por detrás de Palestina y justo por delante de San Vicente y las Granadinas-, la India tiene clubes centenarios y el segundo mayor estadio de fútbol del mundo, Salt Lake.

Con capacidad para 126.000 espectadores, solo por detrás del mítico Maracaná brasileño, ese campo servirá hoy como escenario del amistoso que enfrentará a la nueva Argentina de Sabella contra Venezuela, conjunto revelación de la última Copa América.

"No sabemos si se llenará, pero en cualquier caso habrá una gran entrada y eso es muy importante porque los precios no tienen que ver con los de los partidos entre equipos locales", dice Nilanjan Datta.

Los gestores del fútbol de la India destacan que el amistoso de hoy, el primero que la FIFA auspicia en el país, parece haber despertado interés entre sectores de las clases media y alta, que hasta ahora sólo tenían ojos para el crícket.

Las 700 rupias (15 dólares) que vale la entrada más barata no están al alcance de muchos seguidores indios, acostumbrados a pagar diez veces menos por un partido de la competición local.

"Lo que se ha notado para el Argentina-Venezuela es que ha cambiado el perfil de espectadores, muchos son de un poder adquisitivo más alto, capaces incluso de pagar las 15.000 rupias (325 dólares) de una entrada VIP", explica Datta.

El encuentro entre los argentinos y la "vinotinto" va a ser televisado a 157 países y la cadena que tiene sus derechos para la India espera un buena audiencia, a pesar de que la final del último Mundial fue seguido por solo cuatro millones de indios.

La liga local tiene 14 clubes con estructuras semiprofesionales que permiten vivir del fútbol a poco más de 300 jugadores, con sueldos medios de 50.000 rupias (poco más de 1.000 dólares), aunque algunas estrellas cobran mucho más.

"Las estructuras tienen que cambiar para poder aprovechar todo el potencial del fútbol en nuestro país y, en ese sentido, es clave que las clases medias y altas se interesen por nuestro deporte", confiesa un directivo de la primera división india, Debasis Dutta.

Todos los responsables consultados coinciden en que el entusiasmo que ha despertado el amistoso puede hacer que potenciales inversores vuelvan sus ojos a un deporte hasta ahora ninguneado por los medios y las empresas de un país volcado con el crícket.

Dutta es secretario de uno de los históricos de la competición india, el Mohun Bagan de Calcuta, que como síntoma de las nuevas aspiraciones, acaba de cerrar un contrato de patrocinio con la empresa deportiva Adidas "por un importe muy interesante". Pau Miranda

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING