Domingo, 16.02.2020 - 20:23 h

El Valencia se defiende

El Valencia ha convertido la mejoría de su fútbol defensivo en la mejor noticia del inicio de la actual campaña, en la que la continuidad de la pareja de centrales formada por los recién llegados Adil Rami y Víctor Ruiz ha dado a la retaguardia del equipo la consistencia que no tuvo el año pasado.

Alfonso Gil

Valencia, 9 oct.- El Valencia ha convertido la mejoría de su fútbol defensivo en la mejor noticia del inicio de la actual campaña, en la que la continuidad de la pareja de centrales formada por los recién llegados Adil Rami y Víctor Ruiz ha dado a la retaguardia del equipo la consistencia que no tuvo el año pasado.

Durante la temporada 2010-2011, el Valencia recibió 57 goles en el total de los cincuenta partidos de competición oficial que disputó, lo que supuso una media de 1,14 goles por encuentro.

En los primeros ocho partidos de la campaña 2011-2012, el equipo acumula siete goles, a poco menos de uno por partido, pero si se excluye el primer partido de Liga, en el que el Racing le marcó tres tantos, al conjunto valenciano le han marcado cuatro goles, lo que supone 0,60 por choque.

La pareja formada por Rami, llegado del Lille a principios de verano, y Ruiz, fichado en los últimos días de agosto del Nápoles italiano, ha provocado un cambio radical en la seguridad defensiva del equipo y, al margen del descenso del número de goles, ha introducido otras dos variables en la dinámica del equipo.

La primera de ellas es la decisión adoptada por Unai Emery, un técnico muy proclive a las rotaciones, de no introducirlas en esa posición.

Rami y Ruiz han sido titulares siempre desde el segundo partido de Liga y el defensa francés es el único jugador del equipo que no se ha perdido un sólo minuto ni en la Liga ni en Europa.

Esta decisión contrasta con las variaciones que Emery introduce en cualquier otra posición, incluida la portería, donde Vicente Guaita juega en la Liga y Diego Alves en Europa.

Además, las rotaciones en el lateral derecho con Bruno, Miguel y en menor medida Barragán, son constantes, al igual que ocurre en la izquierda con Jordi Alba y Mathieu, al margen de la que son frecuentes en el centro del campo y en el ataque.

La segunda consecuencia de esta situación ha sido la declaración del portugués Ricardo Costa, que mostró su malestar al considerar que su suplencia suponía quedar señalado por los goles que el equipo recibió en el primer encuentro de Liga.

Costa fue titular junto a Rami en la visita del Racing (4-3) a Mestalla y fue sustituido en el descanso del encuentro, cuando su equipo perdía por 1-2. Desde entonces no ha vuelto a jugar.

Peores han sido las perspectivas de Ángel Dealbert, que todavía no ha sido convocado, mientras que la alternativa del holandés Hedwiges Maduro no se utilizó hasta la visita al Sevilla, cuando Unai Emery cambió la defensa de cuatro que hasta entonces había funcionado y jugó con cinco atrás, por lo que Maduro fue el tercer central.

La lesión que ha sufrido este jugador con la selección holandesa deja a Ricardo Costa y Delabert como alternativas a Rami y Ricardo Costa en una temporada que acaba de empezar, en la que el Valencia rondará los cincuenta partidos disputados y en la que no siempre van a poder jugar los ahora titulares.

Las lesiones pueden aparecer y las tarjetas se pueden acumular, aunque por el momento tanto Víctor Ruiz, con una amonestación, como Rami, con dos, están lejos de la suspensión en la Liga.

En la mitad de los partidos disputados hasta ahora el Valencia ha mantenido la portería a cero en la línea de los últimos partidos del pasado campeonato.

Se da la circunstancia de que los números del equipo en los diez últimos encuentros de aquel torneo no son malos si se excluye el partido perdido en casa ante el Real Madrid por 3-6.

En los otros nueve compromisos, desde la derrota por 4-0 en Zaragoza, el Valencia sólo recibió otros seis goles, cinco de ellos fuera de Mestalla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING