Sábado, 18.11.2017 - 03:50 h

El Gobierno advierte al ELN de que no se dejará "chantajear" tras el ataque al oleoducto Caño Limón-Coveñas

El vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, ha aclarado este miércoles al Ejército de Liberación Nacional (ELN) que el Gobierno no se dejará "chantajear" en la mesa de negociaciones, en respuesta al ataque que ha lanzado la guerrilla contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, blanco habitual de sus acciones.

"El ELN se equivoca pensando que esto valoriza su palabra en la mesa de negociación. El Gobierno no se dejará chantajear", ha dicho el que fuera director de la Policía Nacional desde el departamento de Guaviare, según informa RCN Radio.

El martes, supuestos guerrilleros del ELN atacaron con explosivos el oleoducto, el segundo más importante de Colombia, a la altura del municipio de Teorama, en el departamento de Norte de Santander. El derrame de crudo provocado se ha extendido a más de cien kilómetros y amenaza con llegar hasta la frontera con Venezuela.

Los ataques del ELN contra este oleoducto son frecuentes. La guerrilla, la segunda del país tras las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) --ya extintas--, se opone a la explotación de los recursos naturales del país por parte de empresas extranjeras y a la gran industria.

Sin embargo, este último ataque ha ocurrido a cuatro días de que entre en vigor el alto el fuego bilateral pactado por el Gobierno y el ELN para facilitar el diálogo de paz que comenzaron el pasado mes de febrero tras dos años de "contactos exploratorios".

Las conversaciones de paz han transcurrido con dificultades debido a la negativa del ELN a renunciar al secuestro y a liberar a todos los rehenes, un gesto que las FARC sí hicieron en su momento.

Ahora en portada

Comentarios