Sábado, 18.11.2017 - 17:05 h

TURQUÍA AFIRMA QUE LOS REFERÉNDUMS DE INDEPENDENCIA NO SON BUENOS PARA LA “ESTABILIDAD DE LOS PAÍSES”

El ministro para Asuntos de la UE y jefe negociador de Turquía, Ömer Çelik, dejó claro este miércoles que la celebración de referéndums de independencia no favorecen a la “estabilidad de los países” y subrayó que en esta cuestión su país está en clara sintonía con España.
Así se pronunció Çelik durante su intervención en la conferencia ‘El futuro: Europa y la relaciones Turquía-UE’, que organizó el Real Instituto Elcano en Madrid.
El ministro turco afirmó que la celebración de un referéndum de independencia en el Kurdistán iraquí “no ayuda a la estabilidad” y abogó por la estabilidad en la región y porque los árabes, los turcomanos y los kurdos sean capaces de vivir en paz y consigan una mejor integración social y económica.
Afirmó que el referéndum probablemente degenerará en “nuevos enfrentamientos” y en una “amenaza” latente para la convivencia entre todas las partes, al tiempo que favorecerá la actividad del PKK y del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI).
Por otro lado, comentó que el futuro de la UE incumbe a los turcos, que anhelan pertenecer al club comunitario. Por ello, agradeció a España su apoyo a este ingreso y recordó los vínculos históricos, culturales y en materia de seguridad y defensa que unen a ambos países.
Además, indicó que la lucha de España contra ETA permite a este país entender mejor el combate que Turquía libra contra el PKK y el grupo del clérigo Fethullah Gülen.
Acusó a la UE de haber “politizado” la adhesión de Turquía y de no haber entendido la reacción de las autoridades turcas al golpe de Estado fallido del 15 de julio de 2017.
Esto le permitió recordar que Turquía acoge en su suelo a tres millones de refugiados y comparó esta cifra con la población de algunos Estados miembros que no alcanzan los seis millones de habitantes.
A su vez, incidió en que la lucha de Turquía contra el terrorismo es un combate que revierte en la seguridad de las fronteras de la UE, por lo que solicitó ayuda a Bruselas en esta cuestión. “Cuando Turquía y la UE afrontan los problemas juntos, éstos se han resuelto”, aseveró.
Explicó que los turcos desean forman parte de la UE pero dijo que son conscientes de que este objetivo se conseguirá tarde. Por esa razón, acusó a los populismos que campan por Europa de utilizar a su país como chivo expiatorio de los problemas que aquejan al Viejo Continente para impedir ese anhelo.
Por su parte, destacó que el avance de la extrema derecha en Alemania, Francia y Holanda afecta a “nuestro futuro” y revindicó a su país como el dique de contención que ha impedido a las democracias europeas caer en manos de “los extremismos de izquierda y de derecha”.
Respecto a las detenciones de opositores y periodistas en su país, dijo que estos arrestos son llevados a cabo contra “terroristas” y lamentó que se cuestione la lucha de los turcos contra el terrorismo y que no se haga lo propio con lo que hacen países como Francia.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios