Junta plantea medidas contra la sequía como bonificar los intereses de los préstamos y ayudas para llevar agua al ganado

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha anunciado este miércoles que el departamento que dirige está trabajando en la puesta en marcha de una serie de medidas para adoptar "tanto de forma previa como en el caso de que se declare una situación de sequía agronómica en Andalucía".

Junta plantea medidas contra la sequía como bonificar los intereses de los préstamos y ayudas para llevar agua al ganado

Entre las mismas, figura la posibilidad de bonificar los intereses de los préstamos de liquidez que tengan concedidos agricultores y ganaderos con ayudas de mínimis (aquellas que la Comisión Europea considera compatibles con el Mercado Único, ya que sus efectos sobre la competencia son limitados debido a su reducida cuantía).

En su intervención en la Mesa de Interlocución Agraria, que reúne a las organizaciones agrarias Asaja COAG y UPA junto a la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca), el consejero ha explicado que actualmente no se ha declarado la situación de sequía, pero ha admitido que la región se encuentra "en una situación preocupante" tras tres años secos, "y por ello venimos realizando un seguimiento continuo en las diferentes provincias andaluzas".

Otras iniciativas recogidas en este plan de contingencia son ayudas directas a la adquisición de equipos de almacenamiento, transporte y tratamiento de agua en explotaciones ganaderas, así como prórrogas extraordinarias en ayudas del Programa de Desarrollo Rural (jóvenes, modernización de explotaciones). Asimismo, se prevé hacer excepciones al cumplimiento de obligaciones, penalizaciones y criterios de admisibilidad en las ayudas de la PAC y Feader.

El consejero ha explicado a los representantes de Asaja, COAG, UPA y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía que actualmente los embalses andaluces se encuentran al 37 por ciento de su capacidad, mientras que la media en estas fechas del año suele ser del 54 por ciento. Además, a esta circunstancia se suma que la precipitación acumulada ronda un 15 por ciento menos que los datos usuales en estos meses y que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé un otoño más cálido de lo normal.

Las actuaciones a poner en marcha en caso de detectarse situaciones de sequía competen a diversos organismos. En concreto, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio trabaja su posible declaración en las cuencas del Mediterráneo, ya que sobre la cuenca del Guadalquivir debería pronunciarse la Confederación Hidrográfica o el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. La Consejería de Agricultura sí tiene competencias para actuar en el ámbito agrario, ante una situación de sequía agronómica.

Rodrigo Sánchez ha detallado que también se plantean actuaciones relativas a infraestructuras de regadíos, entre las que destacan las ayudas para modernización y eficiencia energética que son ya una realidad y el refuerzo del sistema de seguros agrarios, por ejemplo, con un futuro aumento de las subvenciones para su contratación. También se solicitará al Gobierno central que ponga en marcha medidas de competencia estatal, como la reducción de peajes en autoconsumo eléctrico o la aplicación de un IVA reducido en regadío. Igualmente, se reclamará la reducción del número de peonadas para el acceso de los trabajadores a los sistemas de protección por desempleo, entre otras iniciativas.

Para el desarrollo de estas y las demás actuaciones que se estudian, Sánchez Haro ha solicitado la colaboración de las Organizaciones Profesionales Agrarias de Andalucía y espera contar también con la cooperación de la Administración central y la Unión Europea, ya que ambas instituciones estarían implicadas en la puesta en macha de algunas de las medidas que podrían ser de ayuda para los productores afectados por la falta de agua.

OPAS Y FAECA

Por su parte, el director de Asaja-A, Vicente Pérez, ha señalado que para hacer frente a la situación de sequía hay que reclamar medidas tanto al Gobierno central como a la Junta. Entre estas, se encuentra la bonificación de los créditos, la reducción de los cánones de riego o la baja da de módulos.

Asimismo, ha pedido ver la falta de agua "de una manera global", de manera que se actúe en optimizar el recurso hídrico como pozos o embalses, entre otras medidas, al mismo tiempo que el sector cuenta con un sistema de seguros adecuado.

Por su parte, el secretario general de UPA-A, Miguel Cobos, ha criticado que las medidas puestas en marcha por Ejecutivo central "no son suficientes", ya que hay puntos como "el tema de las tarifas eléctricas que no se han tenido en cuenta".

Asimismo, ha pedido que se desarrolle plenamente el Programa de Desarrollo Rural (PDR). "Pedimos una mejor gestión. Hay medidas que aún no están en marcha, otras que tardan mucho en resolverse y medidas que no se pagan", ha subrayado. De igual manera, ha llevado a la reunión de la Mesa de Interlocución Agraria la petición de una tabla de indemnizaciones en el caso de localizar un foco 'xylella fastidiosa' en Andalucía.

"SEQUÍA ESTRUCTURAL"

Por su parte, el secretario general de COAG-A, Miguel López, ha calificado como "estructural" la sequía, algo que afecta tanto a los cultivos de secano y de regadío como a la ganadería. Ha llamado la atención sobre la situación de la aceituna de mesa, que está "arrugada y deteriorada", y de la aceituna para aceite, que depende cuando llegue el agua conseguirá más o menos rendimiento.

Frente a esto, López ha apuntado a la necesidad de disponer de medidas fiscales que toquen el IBI, los módulos o deducciones por compras, y también la posibilidad de ordenar el mercado del aceite de oliva y armonizar el aspecto fiscal con los sectores agrarios.

Por último, ha advertido del esfuerzo que han realizado los agricultores para modernizar el regadío y hacerlo en un 80 por ciento localizable, mientras que "la Junta y el Gobierno no se encargan de adaptar las redes primarias", por lo que ha pedido "un plan de inversión para mejorar los acondicionamientos".

Por su parte, el presidente de Faeca, Juan Rafael Leal, ha señalado el daño que la falta de agua está provocando en la ganadería extensiva por la falta de pastos y en la aceituna de mesa, que está arrugada. "No se hace todo lo que se debiera. Hay que fomentar los seguros agrarios y darle la vuelta a los regadíos", ha señalado.

Ahora en portada

Comentarios