Sábado, 23.03.2019 - 14:37 h

Bélgica: 500 días sin Gobierno y mejora en paro, PIB, déficit y salario mínimo

Bélgica acumula casi año y medio sin un Gobierno y todas sus decisiones las toma un gabinete en funciones. Sin embargo, y presiones sobre la deuda aparte, el país presenta unos datos económicos envidiables, con mejoras sustanciales en paro, déficit y hasta en el salario mínimo.

El nuevo Gobierno belga está "al alcance de la mano", dice el formador

El 14 de junio de 2010, el democristiano Yves Leterme se convirtió en el interino mejor pagado del mundo. Aquel día asumía el cargo de primer ministro en funciones de Bélgica, tras las elecciones generales celebradas el día antes y esperando su pronta salida, ya que los comicios los había ganado la Nueva Alianza Flamenca encabezada por Bart de Wever.

Más de 500 días después, muy poco ha cambiado en política. El supuesto acuerdo al que llegaron nada menos que seis partidos distintos en septiembre ha vuelto a estallar por los aires y el rey Alberto II ya no sabe qué hacer para conseguir un acuerdo que deja la imagen belga por lo suelos.

Todo lo contrario que la economía, que vuela bien alto en medio de las dudas de medio primer mundo. Si excluímos el mercado de deuda (la prima de riesgo belga es la siguiente a la española en el ránking respecto al bono alemán), desde el paro al déficit han mejorado con un Gobierno que tenía las manos atadas.  

Curiosamente, en cuanto los políticos belgas se han puesto a hablar de economía han vuelto a los problemas. El consenso alcanzado en septiembre se ha roto esta vez por la discusión sobre los Presupuestos de 2012. Así que vuelta a empezar.

Pero, ¿cómo ha mejorado Bélgica sin medidas especiales de ajustes, subidas o bajadas de impuestos, recortes de funcionarios o reformas laborales?

- Empecemos por el paro: al cierre de 2009, último año completo con un Gobierno normal al frente (aunque también año duro de la crisis financiera mundial), el desempleo en Bélgica se situó en el 8,2% de la población. Doce meses después, la mitad de ellos sin poder pleno en el Ejecutivo, bajó al 7,7%. El último dato disponible es de septiembre de 2011 y la tasa ha caído al 6,7%.

- Producto Interior Bruto. Como decíamos, 2009 fue el año negro de las economías desarrolladas, con lo que el 2,8% de contracción sufrido por Bélgica habría que tomarlo en todo caso para señalar que fue bastante menor al 4,3% de retroceso medio que se anotó la zona euro, según datos de Eurostat.

Ya en 2010, en un año complicado para media Europa (Francia avanzó un 1,5%; España un -0,1%), Bélgica terminó el año con un 2,3% de mejora, de nuevo por encima del promedio de la eurozona, que fue del 1,9% (impulsado por Alemania y su 3,7%, eso sí). Para 2011, la Comisión calcula que Bélgica crezca a un ritmo del 2,2% cuando no espera más de un 1,6% para el conjunto de países del euro.

- PIB per cápita. Que es lo mismo que decir la riqueza de sus habitantes. En 2008, antes del puñetazo de la crisis, la operación de dividir todo el Producto Interior Bruto por sus habitantes dejaba una cifra de 32.299 euros para cada uno. Un año después, el impacto de la recesión se tradujo con una caída a los 31.500 euros.

De este dato sólo hay cifras concretas a fin de 2010, pero ya entonces la ratio había mejorado hasta los 32.600 euros, la cifra más alta de la historia belga.

- Déficit: Los números rojos de Bélgica se han reducido del 5,8% del PIB que registró en 2009 al 4,1% en 2010, un resultado mucho mejor que el objetivo del 4,8% fijado inicialmente. Para este año, las cuentas siguen cuadrando mejor de lo previsto y el país podría terminar 2011 en un 3,6% frente al 4,1% del objetivo inicial.

- Salario Mínimo Interprofesional: Antes de que se removieran los cimientos de la economía occidental, el SMI belga era 1.309,60 euros. Un año después, en 2009, subió a 1.387,50 y en este nivel se quedó congelado durante 2010. Pero en 2011 ha vuelto a engordar, hasta los 1.415,24. En cualquier caso, hay que recordar que en España el SMI es más o menos la mitad que el belga.

- En lo que no va tan bien: la deuda pública. Bélgica tuvo que recurrir al endeudamiento en los años de la crisis y llegó a 2009 con una deuda por PIB cercana al 100%, una cifra que ha mantenido en 2010 y en 2011, pero que la sitúan en el grupo de países que debe tanto como vale todo el Estado (la media europa es del 80%; España no llega al 70%).

Ahora en Portada 

Comentarios