Lunes, 25.03.2019 - 11:39 h
No ve impacto específico 

Calviño desliga la fuerte caída del empleo en enero de la entrada en vigor del SMI

La ministra asegura que España vive "un buen momento económico" y confirma que presentará la 'Agenda del Cambio' en los próximos días.

Nadia Calviño, en el Consejo de Ministros / Pool Moncloa
El Ministerio de Economía, dirigido por Nadia Calviño, ha instado al Ministerio de Trabajo a suavizar algunos aspectos de su paquete de medidas laborales / Pool Moncloa

La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que no hay "ningún tipo de impacto específico" del aumento del Salario Mínimo en el incremento del paro y la bajada de la afiliación a la Seguridad Social registrada en enero, y ha afirmado que las cifras del primer mes están "en línea" con la positiva evolución de 2018 y se constata una "aceleración" del crecimiento y de la creación de empleo.

"No me preocupa particularmente la evolución del mercado laboral en enero, se trata de un mes generalmente malo a nivel laboral", ha señalado Calviño en declaraciones a los periodistas tras inaugurar la jornada 'Cerrar la brecha de género', organizada por la consultora ATKearney. Y ello a pesar de que el primer día hábil del año se registraron más de 600.000 bajas en la Seguridad Social y ante advertencias como las del Banco de España que estiman en 125.000 los puestos de trabajo que podrían destruirse por el alza del SMI a 900 euros.

Calviño ha indicado que si se comparan las cifras respecto a años anteriores "no marcan ninguna evolución distinta" y se confirma un aumento de las afiliaciones de en torno al 3% y una reducción del paro de entre el 5,5% y el 6%, el mismo ritmo de 2018, que fue "particularmente positivo" para el mercado laboral.

De esta forma, ha asegurado que desde el Gobierno no ven "ningún tipo de impacto específico de la subida del SMI" en los datos del mercado laboral de enero, cuando el paro subió en 83.464 personas, la peor cifra de los últimos cinco años, y la afiliación se redujo en 204.865 personas.

Según Calviño, las cifras del mes de enero "están dentro de lo que resulta previsible este mes y muy en línea con el ritmo de creación de empleo de 2018", especialmente en el cuarto trimestre, cuando se registró una "aceleración" del crecimiento y la creación de empleo. "Se sigue manteniendo un ritmo muy importante en el mercado laboral", ha apostillado.

"Es un buen momento desde punto de vista económico", ha aseverado la ministra durante su intervención en el acto, en el que ha hecho hincapié en que los datos ponen de manifiesto que la economía española creció de forma significativa en 2018, por encima de la media europea, y se produjo una aceleración en el último trimestre. "Creemos que se mantiene en el primer trimestre de este año, tiene un efecto arrastre muy importante; los datos de PIB y empleo son positivos", ha enfatizado.

La titular de Economía ha recalcado que todos los organismos nacionales e internacionales prevén que España siga creciendo este año de forma diferencial respecto al resto de países europeos, con una previsión de crecimiento de en torno al 2,2%.

Incertidumbre y reformas

No obstante, ha señalado que se vislumbra un 2019 como un año de "incertidumbre" en el ámbito internacional por las tensiones comerciales, con retos comunes como el cambio climático y demográfico, y específicos de España, como la elevada tasa de desempleo, la alta deuda pública o el "insuficiente" ritmo de avance de la productividad.

De esta forma, la ministra ha incidido en la importancia de poner en marcha las reformas estructurales que permitan afrontar los principales desafíos a medio y largo plazo, a través de la Agenda del Cambio, que espera que se pueda anunciar "en los próximos días".

La Agenda del Cambio es la hoja de ruta de los distintos ministerios e incluye un conjunto de reformas de calado para acometer las reformas, a continuar en los próximos años, para hacer frente al reto demográfico, el cambio climático, la formación y convertir los retos en oportunidades, entre otros, para que el crecimiento sea "sólido, inclusivo y sostenible" a medio y largo plazo.

En este punto, ha subrayado la necesidad de aprovechar la fase actual para abordar las reformas necesarias y conjugar la disciplina presupuestaria con una "ambiciosa" política social.

Ahora en Portada 

Comentarios