La Junta rechaza subidas al alza en el precio de viviendas en los centros de ciudades por viviendas turísticas

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha rechazado que se hayan registrado subidas al alza en los precios de las viviendas en los centros históricos de las ciudades por la proliferación de viviendas turísticas en estas zonas.

En comisión parlamentaria, el consejero aboga por una "reflexión, debate y toma de medidas" para evitar conflicto entre los residentes y los agentes externos, toda vez que la existencia de apartamentos turísticos en los centros de las ciudades "tiene aspectos positivos, como la recuperación de zonas de la ciudad, pero también aspectos negativos, como puede ser la pérdida de identidad del barrio o el aumento de los precios de alquiler y compra".

"Estamos en un proceso de cambio social y económico complejo en muchas ciudades, especialmente en centros históricos", ha añadido.

No obstante, López ha analizado el crecimiento de precios, de forma que "las ciudades andaluzas mantienen precios de alquiler, mientras que en la compra de vivienda libre los precios evolucionan por debajo del conjunto del Estado".

Ha apuntado que en los barrios históricos de Sevilla, Cádiz y Granada "donde hay mayor implantación de la oferta en alquiler por haber mayor demanda".

López ha recordado, por otra parte, que la Junta "está actuando regulando la actividad del alquiler turístico para hacer posible convivencia con otras formas de alojamiento", de forma que existen 31.068 inmuebles registrados en el registro de viviendas turísticas y se está "regulando" a través de inspección.

De esta forma, valora que el sistema andaluz "es ejemplo para la Conferencia Española de Hoteles y Alojamientos, pues sirve de modelo para evitar la competencia desleal".

Asimismo, ha añadido que el Plan de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía es la hoja de ruta "y marca la estrategia".

Ha precisado que el plan estatal está prorrogado "y el borrador del nuevo introduce una novedad, como es la posibilidad de dar ayudas al alquiler a los arrendatarios hasta 900 euros, cuando antes el tope máximo era de 600 euros".

QUE EL ESTADO REGULE

López ha pedido que a nivel nacional "haya herramientas legales para controlar la proliferación de pisos turísticos".

En ese sentido, cree necesario que el Estado "regule el alquiler de la vivienda, garantice el acceso a las familias" y ha apuntado que en materia de alquiler la Junta "ha hecho un esfuerzo muy notable", pero pide al Gobierno líneas de ayudas.

"Son necesarios espacios de cooperación entre Estado, ayuntamientos y Junta", ha añadido López, quien ha reclamado "una política concertada con ayuntamientos y Gobierno central".

La diputada de Podemos Carmen Molina ha alertado del problema de la "turistificación" y cree necesario que "el sector turístico compatibilice unos usos con toros".

Para ello, ve necesario una colaboración cooperativa y un debate entre administraciones distintas.

Ha alertado de que es cierta "la expulsión progresiva de población como los jóvenes por la revalorización y aumento de los precios de la vivienda".

Molina ha pedido "planes de viviendas con lógica, donde tenga acceso a alquileres a personas con menos recursos".

Ahora en portada

Comentarios