Martes, 18.06.2019 - 01:23 h
En los primeros 7 meses del año

La factura energética, otra gran losa para el déficit comercial español: sube un 35%

En comparación con el mismo periodo de 2017, y se situó en 17.833 millones de euros, debido en parte al aumento del 9% del déficit energético.

De Guindos afirma que el dato de la balanza comercial es "la mejor noticia"
La balanza comercial aumentó por los incrementos en energía.

El saldo negativo de la balanza comercial aumentó un 35,2 % en los siete primeros meses del año, en comparación con el mismo periodo de 2017, y se situó en 17.833 millones de euros, debido en parte al aumento del 9 % del déficit energético. De acuerdo con los datos publicados  por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, entre enero y julio las exportaciones de mercancías crecieron un 3,8 % para situarse en 169.271 millones de euros, ligeramente por debajo del 4,9 % registrado en la zona euro y en la Unión Europea. Por sectores, sólo bajan las exportaciones de alimentación, bebidas y tabaco, que representan un 16,2 % del total y retrocedieron un 0,2 % interanual.

Las exportaciones dirigidas a la UE suponen el 66,1 % del total y aumentan un 3,7 % en los siete primeros meses del año, mientras que las destinadas a la zona euro son el 51,9 % del total y se incrementan un 3,9 %. El aumento es aún mayor en las ventas a terceros destinos (33,9 % del total), que crecen un 4,1 %, con incrementos de las exportaciones a todas las grandes categorías de zonas como Oceanía,  África o América del Norte. Pese al notable avance de la exportaciones, las importaciones suben aún más entre enero y julio, un 6,2 %, hasta los 187.104 millones de euros, lo que explica el avance del déficit. Avanzan en todos sectores excepto en manufacturas de consumo (11 % del total), que disminuyen un 0,5 %.

La tasa de cobertura -que indica en qué grado las exportaciones son capaces de cubrir las importaciones- se sitúa en el 90,5 %, lo se supone un retroceso de dos puntos respecto a enero-julio de 2017. Si se excluye la energía, el saldo de la balanza comercial española arroja un saldo negativo de tan sólo 3.362 millones, frente superávit de 88 millones acumulado hasta julio de 2017.

Sólo en julio, las exportaciones avanzan un 9,8 % interanual, lo que supone el mayor repunte para este mes desde hace siete años, favorecidas por los productos energéticos, los bienes de equipo y las materias primas, mientras que las importaciones se incrementan un 13,6 %, hasta 27.603 millones. Así, el déficit comercial queda en 3.248 millones, un 54,7 % más que un año antes, y la tasa de cobertura en el 88,2 %, 3,1 puntos porcentuales por debajo de la de julio de 2017. El saldo no energético arroja un déficit de 1.014 millones de euros, muy por encima del de 175 millones de julio de 2017, y el déficit energético aumenta un 16,1 %.

Ahora en Portada 

Comentarios