Cirac subraya la simplificación administrativa que conlleva el nuevo decreto de campings para el inicio de actividad

La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, ha subrayado la simplificación administrativa que conlleva el nuevo decreto sobre campings aprobado el pasado mes de junio por la Junta de Castilla y León a la hora de iniciar esta actividad empresarial.

Así lo ha destacado durante la Jornada Profesional organizada por la Asociación de Empresarios de Campings de Castilla y León (Asecal), en la que ha presentado las novedades de este decreto, como la existencia de cinco categorías de establecimientos de alojamiento en la modalidad de camping, la homogeneización de los distintivos de los alojamientos turísticos y la identificación con estrellas de las categorías de los campings.

Asimismo, ha informado de la regulación de campings dedicados al uso exclusivo de autocaravanas, con el cumplimiento de los requisitos mínimos de los campings de una estrella o, finalmente, la actualización de los requisitos de instalaciones, equipamientos y servicios, buscando siempre la calidad turística.

García Cirac ha apuntado cómo este nuevo Decreto "adapta la normativa a la regulación de la Unión Europea" relativa a los servicios en el mercado interior, lo que "simplifica los procedimientos de acceso a esta actividad empresarial".

Todas estas novedades persiguen impulsar, a su juicio, "la modernización y mejora de los establecimientos" y "promover la calidad y la excelencia del turismo", a través de la actualización de ese contenido normativo a nuevas demandas, el control de la actividad clandestina, la diversificación de la oferta de los servicios, la innovación e incremento de la competitividad del tejido turístico empresarial o "la mayor confianza del cliente y el refuerzo de sus derechos".

La inauguración de esta jornada ha servido también para hacer balance de la actual situación del sector del camping de Castilla y León. La consejera ha destacado que, de acuerdo con los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el acumulado enero-julio de 2017, con relación al mismo periodo de 2016, los viajeros de campamentos han aumentado en Castilla y León un 8,78 por ciento, pasando de 161.857 a 176.074, y las pernoctaciones un 15,26, pasando de 381.153 a 439.307.

Además, ha puesto el acento en que estas cifras son ligeramente superiores a la media nacional para viajeros, ya que en España los viajeros de campings han aumentado un 8,59 por ciento, pero muy superiores en pernoctaciones, donde casi se duplican, pues en España ese aumento ha sido de un 8,11.

Otro dato que ha señalado es el relativo a la importancia económica del sector, que se refleja en los más de 12,1 millones de euros (12.117.289) que los campistas en Castilla y León han gastado durante los primeros seis meses del año 2017, lo que supone un incremento de un 19,03 por ciento sobre el mismo periodo del año pasado.

Ahora en portada

Comentarios