La tasa del agua subirá el IPC y se amortizarán 13,9 millones de deuda en 2018

Nuevas bonificaciones para familias numerosas y monoparentales con dos hijos

La tasa del agua subirá el IPC y se amortizarán 13,9 millones de deuda en 2018

La Comisión de Economía del Ayuntamiento de Santander ha dado hoy el visto bueno a la propuesta de ordenanzas fiscales para 2018 en la que se incluye, entre otras medidas, el incremento de la tasa del agua en el Índice de Precios al Consumo (IPC). Además, también se ha dado luz verde a la amortización de la deuda bancaria en un importe de 13,9 millones.

Así lo ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, en el que ha indicado que ambas cuestiones se someterán al Pleno de la Corporación del próximo jueves, día 28.

Las ordenanzas, establecen la congelación de todas las tasas municipales --salvo la del agua-- junto con otras medidas de carácter social y de incentivo de la actividad económica, como nuevas bonificaciones para familias numerosas y para las monoparentales con dos hijos.

En total, los santanderinos se ahorrarán el próximo año unos 9 millones de euros en bonificaciones y exenciones, ha destacado la concejala de Economía y Hacienda, Ana González Pescador, quien ha resaltado que las ordenanzas fiscales son "el mejor ejemplo del compromiso del equipo de gobierno con las familias, con los colectivos más vulnerables y con el impulso de la actividad económica y empresarial".

Además de mantenerse congeladas las tasas y precios públicos, sin repercutir a los ciudadanos la subida de la inflación del último año, en 2018 el Ayuntamiento ampliará las bonificaciones a colectivos como las familias numerosas y las familias monoparentales con dos hijos.

Así, para las familias numerosas con ingresos de hasta 3 veces el IPREM (1.597,53 euros mensuales) se aumentan las bonificaciones en el IBI (pasa del 25 al 75%), en las tasas de basuras, agua y alcantarillado (se eleva del 50% al 75%) y en los precios públicos del Conservatorio y el Instituto Municipal de Deportes (del 50% al 75%).

Por su parte, desde 2018 las familias monoparentales con dos hijos tendrán el mismo tratamiento que las familias numerosas a la hora de beneficiarse de las bonificaciones en el recibo del agua, basuras y alcantarillado, así como en los servicios del Conservatorio, el IMD y los centros cívicos.

Entre las novedades para el próximo año, González Pescador ha señalado también la aplicación de una bonificación del 50% en las licencias de obras menores o mayores para reformas de inmuebles destinados a una actividad comercial, tanto en el interior como en el exterior; así como la ampliación de la bonificación para los vehículos híbridos, que pasará del 50% al 75%; y el aumento de beneficiarios de bonificaciones en los autobuses municipales.

Las bonificaciones y exenciones que se han ido introduciendo en los últimos años seguirán vigentes en 2018, ha precisado la edil.

Las nuevas ordenanzas fiscales se someterán este jueves a la aprobación inicial del Pleno --salvo las relativas a precios públicos, que se aprueban en Junta de Gobierno--, tras lo cual se sacarán a información pública por el plazo de un mes, como paso previo a su aprobación definitiva.

REDUCCIÓN DE DEUDA

Junto a este asunto, también se votará en el Pleno del jueves una nueva reducción de la deuda bancaria por valor de 13,9 millones de euros con cargo al superávit presupuestario de 2016.

Esta medida se añade a la amortización que ya estaba prevista en las cuentas de este año, de tal manera que el Ayuntamiento cerrará 2017 con una deuda bancaria de 81,5 millones de euros, lo que representa un descenso del 18% en un año.

El Ayuntamiento destina así parte del superávit conseguido en el último ejercicio a seguir rebajando la deuda y, con ello, a "consolidar el escenario de saneamiento económico" de las arcas municipales, ha indicado González Pescador.

NUEVAS INVERSIONES Y FACTURAS POR 2 MILLONES

Según ha señalado la edil, esa estabilidad financiera es la que permite también a la Administración santanderina continuar impulsando inversiones productivas como las trasladadas hoy a Comisión y que se van a someter a la consideración del Pleno de este mes.

En concreto, lo que se plantea es la dotación de 1,3 millones de euros para inversiones en mejora de viales, entre ellos, el nuevo vial de salida para vehículos ligeros del polígono de Candina, así como para la incorporación de nuevos medios para el parque de bomberos.

Por otro lado, en la Comisión de Economía y Hacienda de este lunes también se ha dado cuenta del pago de facturas de suministro eléctrico y mantenimiento de túneles por importe de unos 2 millones de euros por servicios prestados hasta la adjudicación y formalización de los nuevos contratos.

"De esta forma se atienden compromisos con empresas que han prestado servicios al Ayuntamiento de forma adecuada, en plazo y precio, como explican pormenorizadamente los informes técnicos, unas facturas cuya tramitación, por diversas causas, se ha visto retrasada", ha apuntado González Pescador.

Por último, se ha dado cuenta también de la aprobación definitiva de la Cuenta General de 2016, que no ha recibido alegaciones y que, en palabras de la concejala, confirma "los buenos índices de liquidez y solvencia" del Consistorio, que cerró el ejercicio con superávit y "cumpliendo de manera rigurosa los principios de estabilidad y las obligaciones de pago".

Ahora en portada

Comentarios