Renta básica: cómo funcionan los experimentos en el mundo

Finlandia, Holanda y Canadá cuentan con proyectos para extender una renta básica universal. Suiza votó no a una renta básica.

En Kenia y Uganda han puesto en marcha sendos proyectos en zonas rurales para los más desfavorecidos. 

Renta básica: cómo funcionan los experimentos en el mundo

La renta básica se ha convertido en uno de los puntos de los programas de muchos partidos políticos. Hasta hace unos años, una desconocida entre la población, ahora son cada vez los países que intentan aplicar experimentos y las formaciones que la incluyen en su programa político. Suiza fue en el mes de junio el primer país en rechazarla y Finlandia será a partir de enero aplicarla. ¿Cómo han funcionado los distintos proyectos que la han aplicado?El proyecto Mincome en Dauphin, Canadá

Entre 1974 y 1979, el gobierno canadiense puso a prueba la idea de una renta básica garantizada (RBG) a todo una ciudad. Durante cuatro años, hasta que el proyecto fue cancelado, y sus conclusiones fueron extraídas, los residentes más pobres de la ciudad obtuvieron mensualmente cheques.  Durante ese tiempo, los efectos de la pobreza comenzaron a desaparecer. Las visitas a médicos y a hospitales bajaron, la salud mental pareció mejorar, y más adolescentes completaron la escuela secundaria.Ontario dará 695 euros a partir de 2017

En Ontario, también Canadá, se pondrá en marcha otro experimento en el próximo año. La provincia canadiense de Ontario, con 13,5 millones de habitantes y que acoge a las dos ciudades más importantes del país (Toronto y Ottawa), será el próximo laboratorio. Aquí se va a experimentar la implantación de una renta universal y mensual de 1.000 dólares canadienses (alrededor de 695 euros) para todos sus ciudadanos a partir de 2017. 

La medida alcanzará a todos los habitantes de la provincia, independientemente de su nivel de vida. Las personas minusválidas recibirán además una ayuda suplementaria de 500 dólares canadienses, alrededor de 347 euros, cada mes. El objetivo es combatir la pobreza en un país donde uno de cada cinco niños vive precariamente, según Unicef.Suiza votó no a la renta básica

Suiza se convirtió en el primer país del mundo en votar en referéndum la renta básica. En concreto, la propuesta sobre la renta básica suiza era 2.500 francos suizos por adulto y 625 francos suizos por cada habitante menor de 18 años. Los cálculos del gobierno cifraban en 200.000 millones de francos suizos, es decir, 167.000 millones de euros al año, lo que supone un tercio del PIB de Suiza, bajo el aumento de la presión fiscal. La votación del referéndum fue no por un 76, 9 por ciento.Utretch, un experimento con 300 personas 

En los Países Bajos, una treintena de municipios llevan desde enero de 2016 el proyecto piloto de renta básica. La ciudad de Utrech fue la pionera. El experimento de Utrech, una ciudad de 300.000 habitantes, toma como base a 300 personas, todos ellos beneficiarios de prestaciones por desempleo o de bienestar, que conformarán seis grupos de al menos 50 personas. Uno de estos grupos seguirá estando bajo el actual sistema de seguridad social y servirá como grupo de comparación. De los cinco restantes, sólo uno recibirá una renta básica incondicional de 900 euros al mes para un solo adulto o de 1.300 euros por cada casa. Los otros tres grupos experimentarán con diferentes variantes, mientras que el grupo restante experimentará la ley vigente en materia de protección social. Los resultados todavía se desconocen.Uganda, 370 dólares

Raúl Jaime, profesor en Escuela de Negocios en programas Máster, emprendedor de Empresa Formación y profesional del sector de finanzas, enumera en su artículo Renta Básica, qué tal funciona los experimentos otro ejemplo de países que ha puesto en marcha estos programas. Se trata de Uganda, donde una incitativa conocida como cash tranfer, daba 370 dólares los afectados por la guerra en el norte del país.Kenia, el último laboratorio

Varios pueblos rurales de las zonas más desfavorecidas de Kenia también fueron elegidos para poner en marcha otro experimento. La organización GiveDirectly entregará a un total de 26.000 personas una cantidad de dinero concreta repartida de diferentes formas para analizar el comportamiento de los individuos. Esta organización ha recaudado 21 millones de dólares para realizar el experimento.

El programa empezó en octubre de este año. Dentro de los 26.000 beneficiarios, un grupo recibirá 0,75 dólares al día durante 12 años (la cantidad será abonada mensualmente). Otro grupo percibirá la misma cantidad al día pero por un plazo de dos años. Por último, el tercer grupo recibirá la misma cantidad que el anterior pero en un solo pago.  De este modo se podrá comprar el comportamiento de los ciudadanos cuando tienen una fuente de ingresos prácticamente garantizada (12 años de renta básica) y los que tienen una renta a corto plazo (2 años).

Ahora en portada

Comentarios