Jueves, 19.09.2019 - 17:53 h
Mal inicio de año

El empleo sufre la peor cuesta de enero desde 2013 con 204.865 afiliados menos

El mercado laboral registra 83.464 parados más con el fin de la campaña de rebajas, el peor dato desde el año 2014. 

El mercado laboral ha encarado este año la cuesta de enero más dura desde lo peor de la crisis económica. El mes pasado se perdieron nada menos que 204.865 ocupados, el peor registro desde 2013, y se sumaron hasta 83.464 parados, la mayor cantidad desde el ejercicio 2014. 

La serie estadística demuestra que el primer mes del año es tradicionalmente negativo para la evolución del empleo. "Como es habitual, enero refleja el impacto del fin de la campaña navideña", justifica el Ministerio de Trabajo en una nota. En efecto, y aunque cada vez más las rebajas se arrastran hasta febrero, la consecución de periodos de ofertas y descuentos desde el Black Friday de noviembre llevan a muchas empresas a aligerar sus plantillas ya en enero.

El retroceso del empleo es, reflejo de este final de la campaña de Navidad, mucho más intenso en sectores clave como son el comercio y la hostelería, que pierden 39.131 y 38.246 ocupados, respectivamente. Pero la caída también la sufren sectores como las actividades administrativas y servicios auxiliares, que restan 36.650 cotizantes a la Seguridad Social.

En el mismo sentido, tras el auge de las contrataciones temporales para cubrir el aumento de la demanda en el mes de diciembre, en enero el paro se incrementa sobre todo en los servicios, que registran 85.584 desempleados más. La agricultura y la industria tampoco salen bien paradas, con 4.920 y 1.202 nuevos registros en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (el antiguo Inem). 

Respecto a las contrataciones, el número total de contratos registrados durante el mes de enero ha sido de 1.858.077. Como viene siendo habitual, nueve de cada diez relaciones contractuales tienen fecha de caducidad, esto es, solo el 10% de los contratos firmados son indefinidos. 

A pesar de los malos datos que ha hecho públicos hoy, el departamento que dirige Magdalena Valerio prefiere fijarse en la evolución de los últimos doce meses, al destacar que la Seguridad Social ha incorporado 537.269 afiliados y el paro registrado se ha reducido en 190.767 personas respecto al mismo mes del año anterior. Sin embargo, el avance interanual de los cotizantes, en términos relativos, es de apenas el 2,94%, el menor ritmo desde 2015, y la caída del desempleo se frena hasta el 5,5%, la más lenta desde 2014.

No es casual que el Ministerio destaque estas cifras. Como adelantó La Información, la evolución del mercado laboral empieza a despertar cierta inquietud en el Gobierno. Aunque en las intervenciones oficiales, en especial las ministras del área económica, se esfuercen en destacar la fortaleza que aún mantiene la actividad, la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre mostró ciertas tendencias en el empleo que han encendido las alarmas en el Ejecutivo, sobre todo de cara al desempeño que pueda mostrar el mercado en estos primeros meses del año previos a las elecciones autonómicas y municipales de mayo. 

En estos momentos, las estadísticas oficiales del Ministerio de Trabajo reflejan que el mercado laboral cuenta con algo más de 18,8 millones de afiliados, con lo que se han vuelto a perder los 19 millones de cotizantes que tanto costó recuperar en diciembre. Además, tras el incremento de enero todavía hay en la cola del paro en España 3.285.761 personas.

Si se descarta el componente estacional, es decir, cuando se toman los datos 'limpios' del impacto de las campañas especiales como la agrícola o la de Navidad, la afiliación crece en enero en 38.179 personas, en línea con la tendencia de los últimos meses. Sin embargo, en el caso del paro, sube en términos desestacionalizados en 3.292 personas.

Ahora en Portada 

Comentarios