Domingo, 15.12.2019 - 06:22 h
Mercado inmobiliario

Los embargos sobre viviendas habituales caen un 24% en el segundo trimestre

Entre marzo y junio se registraron un total de 16.429 certificaciones por ejecución hipotecaria, un 10,9% más que un año antes.

Los embargos sobre viviendas se desploman el 56,8% en el segundo trimestre
Los embargos sobre viviendas habituales caen un 24% en el segundo trimestre

Las ejecuciones hipotecarias, o embargos de una propiedad para su venta tras el impago de un crédito, en viviendas habituales disminuyeron un 24% en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo periodo de 2018, según los datos que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

De acuerdo con los datos provisionales, entre marzo y junio se registraron un total de 16.429 certificaciones por ejecución hipotecaria, un 10,9% más que un año antes; de ellas, 15.566 correspondieron a fincas urbanas, un 10,4% más.

El repunte obedece al aumento del 25,8% en los embargos efectuados sobre viviendas de personas jurídicas, que sumaron 5.938, y sobre solares, que crecieron un 57,4%. Mientras, el número total de viviendas de personas físicas, tanto habituales como de otro tipo, objeto de una ejecución hipotecaria ascendió a 1.986, un 21,3% menos que en el mismo periodo de 2018, y un 1,6% menos que en el trimestre anterior.

Entre las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria, 1.359 eran habituales en propiedad (un 24% menos que en el mismo trimestre de 2018), y 627 no eran residencia habitual de los propietarios (un 14,8 % menos). El 8,3% del total de ejecuciones hipotecarias eran viviendas habituales de personas físicas; un 36,1% correspondió a viviendas de personas jurídicas (25,8% más que en el segundo trimestre de 2018) y un 3,8% a otras viviendas de personas físicas (14,8% menos).

Las ejecuciones hipotecarias de otras urbanas (locales, garajes, oficinas, trasteros, naves, edificios destinados a viviendas, otros edificios y aprovechamientos urbanísticos) supusieron el 41,5% del total. En cuanto al estado de la vivienda, un 27,6% de las ejecuciones hipotecarias en el segundo trimestre recayeron sobre viviendas nuevas, y un 72,4% sobre usadas; el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas nuevas aumentó un 35,7% en tasa anual y el de usadas un 1,9%.

El periodo 2005-2008 concentra el 59%

Por lo que respecta al año de inscripción de la hipoteca, el periodo 2005-2008 concentró el 59,2% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas en el segundo trimestre, un 24,9% corresponde a hipotecas constituidas en el año 2007, un 16,5% a las constituidas en 2008, y un 11,4% a 2006.

Desglosados los datos por comunidades autónomas, las que registraron mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias sobre el total de fincas en el segundo trimestre fueron Cataluña (3.330), Andalucía (3.152) y Comunidad Valenciana (2.786), en tanto que el País Vasco (46), La Rioja (55) y la Comunidad Foral de Navarra (85), registraron el menor número.

En el caso de viviendas, también Andalucía (1.971), Cataluña (1.562) y Comunidad Valenciana (1.156) presentaron el mayor número de ejecuciones. Y la Comunidad Foral de Navarra (6), el País Vasco (18) y La Rioja (24), los menores.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING