Miércoles, 01.04.2020 - 11:09 h
Encuesta de Población Activa

España creó más de 400.000 empleos en 2019 y el paro cayó al mínimo desde 2008

El mercado laboral coge aire pero los datos del conjunto del año reflejan una intensa desaceleración respecto a los anteriores años de recuperación.

Giro inesperado en el mercado laboral. El empleo cogió aire a finales de 2019 y el año se cerró con más de 400.000 nuevos ocupados. Al mismo tiempo, la tasa de paro bajó de la cota psicológica del 14%, al caer hasta el 13,78%. Son los principales datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que son, en definitiva, mejores de lo que dibujaban las previsiones.

Ya lo adelantaba la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que aseguró ayer mismo que mientras durante el verano pasado se dio una palpable desaceleración de la economía, en el cuarto trimestre se produjo, dijo, un "moderado" avance del crecimiento. Así lo refleja la EPA: el número de ocupados aumentó en 92.600 personas entre octubre y diciembre, la mayor cantidad para ese periodo desde antes de la crisis, mientras los parados se redujeron en 22.500, el mejor dato desde 2016, cuando subió el paro en el cuarto trimestre. 

Sin embargo, en términos anuales, y aunque la foto general sigue siendo favorecedora, el frenazo del mercado laboral respecto a los anteriores años de recuperación es notable. España ha pasado de crear 566.200 empleos en 2018 a menos de medio millón en 2019, en concreto, 402.300. En total, a cierre del año pasado había 19.966.900 ocupados, todavía por debajo del objetivo de 20 millones fijado por el Gobierno.

Mientras, el número de desempleados descendió en 112.400 personas en el conjunto de 2019, hasta situarse en 3.191.900 parados. Que baje el paro es siempre una buena noticia, pero no hay que olvidar que en 2018 la reducción del desempleo fue mucho más intensa, pues abandonaron la cola del paro 462.400 personas respecto al año anterior. De este modo, la tasa de paro se situó al cerrar 2019 en el 13,78% de la población activa, el nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2008.

Hay que recordar que la tasa de paro se situaba un año antes, a finales de 2018, en el 14,45%, por lo que apenas se ha reducido en 0,67 puntos. El ritmo de caída del paro disminuye sustancialmente en parte por la llegada de inmigrantes, ya que la población activa ha crecido en los últimos doce meses en 290.000 personas.

Menos ocupados en agricultura

Según los datos sectoriales del INE, en el último año el empleo ha crecido sobre todo en los Servicios, donde hay 374.600 ocupados más, también en la Industria en 55.400 y en la Construcción en 4.000. Mientras, en la Agricultura se han perdido 31.700 puestos de trabajo en variación anual. Este dato coincide con los malos augurios que se han venido lanzando desde el sector a cuenta del incremento de los costes por la fuerte subida del SMI del 22,3% que se produjo en 2019.

El análisis regionalizado muestra que en el último año casi todas las comunidades autónomas incrementaron su ocupación, con Madrid a la cabeza (138.900 nuevos empleos), seguida de Cataluña (87.000) y Andalucía (45.800). Complementariamente, en términos anuales las mayores reducciones del número de parados se producen en Cataluña (45.600 menos), Comunidad de Madrid (–43.800) y Canarias (–10.800).

Las mujeres tiran del empleo

Un dato curioso y positivo: el empleo en el cuarto trimestre creció gracias a las mujeres, que sumaron 108.500 ocupadas, mientras entre los hombres se perdieron 15.900 puestos de trabajo. Además, en los doce últimos meses el empleo ha aumentado en 402.300 personas, de las cuales 155.500 son hombres y hasta 246.800 son mujeres.

Respecto al desempleo, el número de hombres parados aumentó en 5.600 en el cuarto trimestre, situándose en 1.506.100. Mientras, entre las mujeres el desempleo se redujo en 28.100, hasta 1.685.800 paradas. Eso sí, de los 112.400 parados menos del conjunto del año 68.000 eran hombres y 44.300, mujeres. Con todo, la tasa de paro femenina baja 38 centésimas y se sitúa en el 15,55%, toda vez que la masculina sube seis centésimas y se queda en el 12,23%. 

Aunque el mercado laboral se frena, los datos del cierre de 2019 todavía son favorables. Con este descenso del paro se encadenan siete años consecutivos de bajadas después de seis ejercicios de incrementos, en lo peor de la crisis económica. Además, en 2019 España creó empleo por sexto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. La clave está en el tipo de empleo que se crea, y es ahí donde ponen el acento los sindicatos: la tasa de temporalidad escala hasta el 26,1% y se consolida el empleo a tiempo parcial involuntario. 

Estos datos coinciden con un año marcado por la desaceleración económica en el que la mayoría de analistas recortaron sus previsiones para España. Está por ver si finalmente los nubarrones se disipan, tal y como vienen apuntando los expertos en las últimas semanas. Entre los factores clave para mantener el ritmo de creación de empleo estarán las modificaciones que finalmente se lleven a cabo sobre la reforma laboral.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING