Domingo, 18.08.2019 - 01:38 h
Ejecución presupuestaria

Los funcionarios y las pensiones elevan el déficit del Estado un 39% hasta abril

El conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las Entidades Locales, reducen su saldo negativo un 12,7% en el primer trimestre.

Montero apoyo apertura
Los funcionarios y las pensiones elevan el déficit del Estado un 39% hasta abril / EFE

La subida de sueldos a los funcionarios y el aumento generalizado de las pensiones que entraron en vigor el pasado 1 de enero se dejan sentir ya en las cuentas públicas. Sin ir más lejos, el déficit del Estado creció en los cuatro primeros meses del año un 39%, hasta alcanzar unos 8.195 millones de euros equivalentes al 0,65% del PIB, lo que supone 0,16 puntos más que hace un año.

Este efecto, no obstante, se debe a que en los cuatro primeros meses de este año se han producido gastos en funcionarios y pensionistas que no tuvieron lugar en 2018 y se diluirá en la segunda mitad del año "cuando se hará evidente la reducción del déficit público", han asegurado fuentes del Ministerio de Hacienda respecto a los datos publicados este martes.

En la nota de prensa difundida a los medios de comunicación el departamento que dirige María Jesús Montero indica que la evolución del déficit del Estado se explica por un incremento de los recursos del 0,4%, frente aun aumento de los gastos del 3,8%.

La nota añade que este incremento se debe, "entre otras causas, a que en estos primeros meses se recoge un gasto sin equivalencia en el mismo periodo del año anterior. En concreto, se trata de una mayor subida de la remuneración de asalariados y del alza de las pensiones, cuyas revalorizaciones computaron más tarde el año pasado tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018".

El déficit del conjunto de las Administraciones Públicas, excluidas las corporaciones locales, se redujo en el primer trimestre (entre enero y marzo) un 12,7%, hasta 3.988 millones equivalentes al 0,32% del PIB, gracias a las comunidades autónomas y a que la Seguridad Social suele mantenerse en superávit a estas alturas del año.

En el desglose de los datos del déficit público, la Administración Central alcanzó un déficit de 7.579 millones en los cuatro primeros meses del año, el 0,6% del PIB, lo que supone un incremento del 0,13%.

En cambio, las comunidades autónomas disminuyeron su déficit un 3,4%, hasta los 1.234 millones, un 0,10% del PIB, debido al alza de los recursos (+5,1%), superior al aumento de los empleos (+4,9%).

Mientras, los Fondos de la Seguridad Social obtuvieron un superávit del 0,38% del PIB, un 147,1% superior al de marzo de 2018, tras elevar los recursos un 14,2%, gracias al fuerte incremento de las cotizaciones (+10,9%), siendo superior al aumento de los gastos (+7,2%).

Ahora en Portada 

Comentarios