Viernes, 03.04.2020 - 22:08 h
'Plan para la modernización del Comercio'

El Gobierno prepara ayudas al pequeño comercio para que 'plante cara' a Amazon

Industria ultima un programa bianual para 2020-2021 de ayuda a la tienda de barrio vía digitalización, formación e internacionalización.

El Consejo de Ministros ha aprobado un plan con treinte medidas para apoyar al pequeño comercio.
El Gobierno ultima un plan para lanzar la tienda de barrio ante el boom de Amazon. / EFE

Amazon ha puesto en jaque a la tienda de barrio. Los pequeños comerciantes señalan al gigante norteamericano del 'e-commerce' como una de las principales causas del desplome de las ventas y de la pérdida de competitividad del tejido comercial minorista en muchos rincones del país, sobre todo en las áreas más vaciadas de la España rural. El Gobierno esta dispuesto a tomar cartas en el asunto a favor del pequeño comercio y ya tiene preparado todo un paquete de ayudas que se va a materializar en un plan diseñado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que verá la luz en las próximas semanas.

Según ha podido confirmar La Información a través de fuentes del departamento que dirige Reyes Maroto, el denominado 'Plan de modernización del comercio' se plantea con carácter bianual y nace con el objetivo de "ayudar a las pymes del sector a modernizarse y enfrentarse al reto de la digitalización y de los nuevos hábitos de consumo para ser más competitivos en un comercio globalizado". El foco, por tanto, se va a poner en la mejora de las herramientas digitales que se van a poner a disposición de los pequeños comerciantes para permitirles competir en igualdad de condiciones con los gigantes del comercio electrónico. 

En definitiva, lo que se pretende es dotar al sector comercial de los medios necesarios para que puedan alcanzar un nivel de competitividad acorde con la nueva realidad de la distribución comercial. Para ello, el plan se incardina en cinco ejes prioritarios: la incorporación de nuevas tecnologías en los comercios; la atención a las necesidades formativas del sector tanto para trabajadores como para emprendedores; la promoción del desarrollo digital; la digitalización en los procesos de apertura de los canales de ventas al exterior (es decir, la internacionalización); y el desarrollo de acciones concretas contra el intrusismo comercial. 

Desde Industria avanzan que se desarrollarán actuaciones de apoyo y asesoramiento a la digitalización del comercio a través de las Cámaras de comercio y las entidades locales. En el primer caso, se dará continuidad a las actuaciones que se han venido desarrollando (Programa de innovación comercial, Programa de capacitación de innovación y Programa de dinamización de las ventas en zonas comerciales). En paralelo, se otorgarán ayudas a los ayuntamientos para la mejora de la competitividad de las áreas comerciales urbanas mediante la realización de proyectos de inversión e incorporación de soluciones tecnológicas.

Las fuentes consultadas evitan por el momento cuantificar la dotación presupuestaria de este programa y las eventuales ayudas a las pymes para poner en marcha estas herramientas y se remiten a la comparecencia de la ministra Maroto en la comisión de Industria del Congreso de los Diputados el próximo miércoles, donde tiene previsto informar sobre las líneas básicas de acción de su departamento. 

Pendiente desde 2018

Así nacerá un plan que está en la agenda de Maroto desde que aterrizó en el Ministerio en verano de 2018. Entonces anunció que su departamento iba a desarrollar un plan para la modernización del comercio que consistiría en la introducción del 'e-commerce' y en el relevo generacional, con facilidades para la gente mayor, y que se trabajaría con las comunidades autónomas, los agentes sociales y económicos del sector y la Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) y se financiaría a través de un convenio con la Cámara de España. 

Pero los planes de Maroto se quedaron en el cajón por el bloqueo político que envolvió al Gobierno en un largo periodo de interinidad durante el pasado año 2019. El Ejecutivo estaba en funciones y no pudo sacar adelante la iniciativa, que lleva atascada más de un año y medio. Así justifican el retraso en la puesta en marcha de este plan fuentes de Industria que insisten en que la intención ahora es dar luz verde a un paquete de medidas a implantar durante los próximos dos años.

Insuficiente para la España vaciada 

El plan es ambicioso pero resulta insuficiente para el presidente de la asociación de autónomos ATA, Lorenzo Amor, que considera que el planteamiento va "en la línea" de lo que el sector ha venido demandando pero echa en falta "componentes específicos" para la España vacía. "No hay que olvidar que la gran pérdida de comercios en los últimos años se ha dado en el entorno rural", enfatiza. Según los datos que maneja, en los últimos cuatro años se han perdido en España 23 autónomos del comercio cada día y la sangría se acentúa en las zonas más despobladas de regiones como Asturias, Cantabria, Aragón, Castilla y León, País Vasco, Galicia o La Rioja. 

"El comercio se enfrenta a grandes retos como son la venta online y la digitalización que van a obligar a los comerciantes a renovarse y no se volverán a recuperar aquellas cifras precrisis", asegura Amor. Estos desafíos se encajan además en un momento de ralentización económica que ha puesto en jaque al consumo. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) el consumo de los hogares se estancó a cierre de 2019 en el 0%. Por tanto, este indicador prosigue su gradual ralentización una vez agotado el rebote que vivió tras la crisis. Y es que si en 2018 el PIB creció un 2,4% y el consumo de los hogares, un 1,8%, el año pasado el PIB avanzó un 2% y el consumo, apenas un 1,1%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING