Martes, 23.04.2019 - 02:37 h
Después de cinco meses desaparecido

Iglesias arremete contra Botín, Ortega, Florentino y los medios tras su regreso

El dirigente de Podemos señala a las 20 familias con más poder en España, "que mandan incluso más que los diputados".

Pablo Iglesias
Iglesias arremete contra Botín, Ortega, Florentino y los medios tras su regreso. / Efe

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha regresado a la actividad política este sábado tras su baja de paternidad -que ha durado cinco meses- acompañado por los principales líderes de la formación y con un discurso muy duro contra los empresarios, banqueros y los medios de comunicación. Con un aforo inferior al esperado y en un mitin diseñado para reconciliarse con los suyos, el dirigente de Podemos no dejó títere con cabeza y centró su discurso "en las 20 familias que tienen más poder que los diputados". 

Con gritos de 'Sí se puede', Iglesias ha vuelto a la primera línea de la política nacional en un acto político celebrado en la plaza aneja al museo Reina Sofía en Madrid, lugar donde la formación 'morada' ha celebrado hitos importantes para el partido, como su irrupción en las europeas de 2014, pero menos multitudinario de lo esperado. El secretario general de la formación morada hizo guiños constantes a los taxistas, a los trabajadores, a los pensionistas y a las mujeres y a la España multicultural, pero buena parte de su larga charla se centró en atacar a Ana Patricia Botín, Amancio Ortega, Isidre Fainé, Florentino Pérez, BlackRock y la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

El máximo responsable de Podemos también asumió errores y reconoció parte de culpa en las disputas internas de su formación, que ha causado importantes bajas, como la de Iñigo Errejón o Pablo Bustinduy y una caída importante del respaldo, que se ha reflejado en las encuestas. "Hemos dado vergüenza ajena con nuestras peleas internas, tenemos que decirlo". Admitió que ha habido "peleas por sillones, por los cargos, por la visibilidad", y asumió que han decepcionado a mucha gente actuando "como un partido más".

Sin embargo, no dudó en lanzar dardos contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, responsable del fichaje de Errejón que ha dejado en una situación muy incómoda a Podemos en la región. Así, Iglesias se dirigió directamente a la primera edil y la que instó, ante un público entregado, a que dijera a quién va a votar en las elecciones generales". "Los madrileños merecen saber a quién va a votar. No me hago ilusiones", dijo. 

También, apeló a la unión del partido, asegurando que "el valor de la unidad se demuestra en los momentos difíciles, y ahora es cuando toca caminar unidas para demostrar que todavía tenemos muchas cosas que decir en este país", aseguró Iglesias ante un grupo de incondicionales, con una edad media superior a 50 años y que desplegaron banderas de Euskadi, de Canarias, republicanas y alguna con el lema "Uníos hermanos proletarios (UHP)".

Además, dedicó duros mensajes al Partido Socialista y a su máximo dirigente, Pedro Sánchez, y a Ciudadanos y el Partido Popular y pidió apoyo para escribir un cambio en la historia frente a un posible gobierno de derechas o un pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Sin embargo, no quiso dar protagonismo, a Vox, el partido de Santiago Abascal, al que citó en solo una ocasión y de manera muy breve.

En su reencuentro con la militancia, Iglesias estuvo acompañado por la portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos y candidata por Madrid al Congreso, Irene Montero; el secretario de Organización, Pablo Echenique; la portavoz adjunta del partido en el Congreso, Ione Belarra; y la coportavoz de la formación, Noelia Vera, entre otros.

Montero ve de ministro a Iglesias

Por su parte, Irene Montero aseguró en su intervención que la formación se enfrentará a una campaña electoral "feroz" porque nunca ha estado "tan cerca de gobernar" y de que su candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, esté en el Consejo de Ministros. "Hasta el mayor de nuestros adversarios políticos sabe que, con todos nuestros defectos y nuestros errores, tenemos la suerte de tener al candidato a la Presidencia que es el único que puede sentar a los poderosos en la mesa y decirles: "Se acabaron vuestros privilegios", dijo la portavoz de Unidas Podemos.

En el acto intervino también Pablo Echenique que bromeó asegurando: "A Ione Belarra no le tiemblan las piernas y a mí no me tiemblan las ruedas". Echenique explicó a los asistentes al acto que "se están gastando una millonada" en hacerles creer que no se puede renovar las pensiones, frenar el cambio climático, recuperar derechos laborales o acabar con violencia machista y por eso, ironizó, como no se puede construir un país mejor, no "vayáis a votar".

"Lo dicen todas las encuestas, no se puede construir un país mejor, es lo que hay, no vayáis a votar. Y si vais a votar, votad al PSOE porque como que España avance no se puede, pues por lo menos, virgencita, virgencita que me quede como estoy", prosiguió Echenique, al que el público le respondió con gritos de "No nos conformamos". "Ya veo que no os voy a convencer" de cosas como que "los lazos amarillos son el problema más importante del universo y Albert Rivera es de centro, todos los partidos son iguales y esta plaza está vacía. Y que los medios de comunicación, la patronal CEOE, los tertulianos y las encuestas electorales siempre dicen la verdad", dijo Echenique.

Ahora en Portada 

Comentarios