Jueves, 05.12.2019 - 21:45 h
Ningún funcionario quiere destino en las islas

La locura del alquiler en Ibiza... 4.500 euros por un colchón en una furgoneta

La 'turistificación' reduce al mínimo los pisos para alquiler residencial y los que hay tienen unos precios desorbitados: 900 euros por habitación.

Ibiza
La locura del alquiler en Ibiza: 4.500 euros por un colchón en una furgoneta. / Archivo

"Habitación privada en casa. Alquilo casa en Bossa Beach (Ibiza). 1 huésped, 1 dormitorio, 1 cama, 0 baños. 10.255 euros/mes". "Caravana. 2 huéspedes. 1 dormitorio. Aseo. 4.523 euros/mes". Así son los precios que piden en Ibiza los meses de julio y agosto por alquilar… Un colchón para dormir. Anuncios como éstos proliferan estos días en portales como Airbnb. Ángel es un madrileño de 43 años que las últimas cinco temporadas de verano ha estado trabajando en Ibiza. "Este año ya no he ido. Era un trabajador fijo discontinuo en una cadena hotelera y ganaba unos 1.400 euros netos al mes de junio a octubre. En los años anteriores he dormido en una habitación compartida, con literas, con otras seis personas, por las que pagaba 480 euros al mes. Este año me pedían 700. Y he decidido no ir. No es vida. No compensa. Me quedo en Madrid haciendo ‘extras’ en hostelería. Ibiza está imposible para vivir".

Estos ejemplos muestran claramente la presión poblacional que vive la isla ibicenca cada temporada de verano. Un territorio de apenas 517 kilómetros cuadrados con 130.000 personas empadronadas, que en verano quintuplica su población. Resultado: no hay casas para todos y los alquileres están por las nubes. "Un sueldo medio en la hostelería ronda los 1.400-1.500 euros y una habitación para una persona está en 800-900 euros. Así es imposible", cuenta Sergio Carrasco, abogado y asesor legal de la plataforma 'Ibiza, afectados con el alquiler'.

La situación ha llegado a tal punto que en la isla faltan policías, médicos… Quien gana una plaza en Ibiza tiene un grave problema: no tiene donde vivir. Hasta el punto de que el Hospital de Can Misses ha habilitado, desde hace ya dos años, una parte de sus instalaciones como habitaciones para los médicos que vienen de fuera y les cobra 450 euros por persona y mes. Los facultativos de atención primaria de las islas secundaron el pasado febrero una protesta convocada a nivel nacional por sus condiciones de trabajo.

Antoni Pallicer, portavoz del Sindicato Médico de Balears en Ibiza y actual presidente de la Junta Insular de Ibiza y Formentera del Colegio Oficial de Médicos de Balears, aseguraba que "en Ibiza hay 2.127 habitantes por cada médico de cabecera, lo que conlleva cupos muy elevados que, además, cuando un médico se pone enfermo se duplican, lo que significa que acarrea más urgencias y más trabajo. Un médico de Burgos tiene 900 pacientes y uno de aquí más de 2.100. Es necesaria una financiación adecuada del sistema sanitario y que se otorgue a los médicos que trabajan en Ibiza una indemnización por residencia. Ahora, venir a Ibiza parece un castigo. Tienes más trabajo y tienes que pagar el doble o el triple por la vivienda”, explicaba.

Se alquilan casetas en un árbol

Aunque están prohibidos por ley, los pisos de alquiler vacacional proliferan por la isla. "Muy pocos propietarios te alquilan un piso por todo el año. Lo hacen, normalmente, de octubre a junio, y los tres meses de verano lo alquilan a turistas a precios desorbitados. Nadie hace nada para evitarlo. Así, los alquileres residenciales para todo el año escasean y los que hay tiene un precio durante 9 meses y cuestan el doble o el triple en temporada alta. El problema de la vivienda en Ibiza es un drama. "Hay gente que te alquila para vivir hasta una caseta en un árbol", asegura Sergio Carrasco.

Desde la plataforma 'Ibiza, afectados con el alquiler' abundan en el 'drama' y el castigo que supone para los funcionarios lograr una plaza en Ibiza. "Tenemos un caso de un policía nacional que vivía con su familia en las islas y cuando se les acabó el contrato del piso el casero les pidió el doble del alquiler que pagaban para renovarlo. La familia se tuvo que ir a la península y el policía quedarse compartiendo piso hasta que logró una plaza fuera de aquí y se fue aliviado. Este ejemplo es el pan nuestro de cada día".

Según una encuesta de la Pequeña y Mediana Empresa de Eivissa y Formentera (Pymeef) siete de cada diez empresarios de la isla reconocen que encuentran dificultades para contratar trabajadores y el principal motivo es la falta de vivienda asequible. Hasta el punto de que cadenas hoteleras como Palladium Hotel Group (Grupo Matutes) o Playasol Ibiza Hotels habilitan promociones de casas o bloques de apartamentos para sus trabajadores de fuera de la isla con el fin de solucionarles el problema de la vivienda y dar estabilidad a sus plantillas.

Mientras, en portales como Idealista proliferan anuncios como éste -el más barato que se puede encontrar-. Un ‘piso’ de 25 metros cuadrados por 700 euros al mes: "Estudio independiente, PARA UNA PERSONA, SIN MASCOTAS, consumo moderado de luz y agua incluido. Por favor, abstenerse parejas y personas con niños o mascotas.  Alquiler de JUNIO A NOVIEMBRE. No anual. Estancia mínima 5 meses. Ideal personal de hoteles o restaurante en la zona de Santa Eulalia. Adosado con entrada independiente en finca vallada con jardín japonés y vista al mar, a tan solo 5 minutos andando del centro de Santa de Eulalia Consta de unos 25m repartidos en: Zona dormitorio y salón 1 baño Terraza Amueblado y equipado con lavadora, nevera, microondas, (NO HAY COCINA) Aire acondicionado frío/calor. Internet wifi."

Jon es un joven vasco que llega por segunda temporada veraniega consecutiva a trabajar a Ibiza. "Gano 1.450 euros netos al mes trabajando entre 12 y 14 horas al día en un restaurante. Me he traído una furgoneta y duermo ahí en un colchón. Como y me ducho en el trabajo. Es la única manera. Si no es imposible". Furgonetas-piso como la de Jon proliferan por la isla ante lo prohibitivo de los alquileres. "A mí no me ha pasado, pero la leyenda urbana que circula es que han llegado a pedir 400 euros por dormir en un colchón en un balcón de un piso", explica. Es la realidad diaria en este 'paraíso' del Mediterráneo.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING