Domingo, 08.12.2019 - 04:02 h
Frenazo en la eurozona

La UE rebaja el optimismo de Sánchez: el PIB crece menos y el SMI frena el empleo

Bruselas recorta una décima la previsión de avance para la economía española este año, hasta el 2,1%, por debajo de la estimación del Gobierno. 

El comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici, con Pedro Sánchez
La UE rebaja el optimismo de Sánchez: el PIB crece menos y el SMI frena el empleo

Bruselas es menos optimista sobre el desempeño de la economía española que el Gobierno de Pedro Sánchez. La Comisión Europea (CE) ha advertido hoy de que España se frena más rápido de lo previsto, en un contexto de debilitamiento del entorno europeo también mayor de lo esperado. Pero no solo eso. Las autoridades comunitarias se han sumado a los avisos sobre el impacto que tendrá en el empleo la fuerte subida del 22% del salario mínimo interprofesional (SMI) este año, a 900 euros.

En cifras, la Comisión ha rebajado una décima su previsión de crecimiento tanto en 2019 como en 2020, hasta el 2,1% y el 1,9%, respectivamente. En ambos casos, el pronóstico se queda por debajo de la estimación oficial que figura en los Presupuestos españoles.

En sus previsiones macroeconómicas de invierno, el Ejecutivo comunitario apunta que esta desaceleración se deberá sobre todo a la ralentización del consumo privado, que crecerá en menor medida que los ingresos, al tiempo que aumenta el ahorro de los hogares. Y todo ello, en un contexto europeo especialmente debilitado. De hecho, aquí el tijeretazo que ha pegado la Comisión es bastante mayor: ha recortado hasta seis décimas el avance previsto para la eurozona en 2019, al 1,3% y cuatro décimas en la UE, al 1,5%.

Pero, ¿qué socio del área del euro está poniendo obstáculos al avance del conjunto? Sobre todo, Alemania e Italia. El hasta ahora motor de Europa, la economía germana, ha sufrido una rebaja del crecimiento de nada menos que siete décimas respecto a la previsión anterior, hasta el 1,1%, mientras Italia se ha desplomado un punto, al 0,2%, tras entrar en recesión técnica.

España no es ajena a lo que sucede en el entorno comercial más cercano. Sin embargo, en un contexto marcado por un frenazo de la economía europea mayor de lo esperado, el desempeño de nuestro PIB todavía será superior al de los países de la eurozona. Si bien la CE no solo advierte de riesgos externos, sino también internos, como la decisión del Gobierno de subir el SMI hasta 900 euros. A su juicio, la creación de empleo se "debilitará" en los próximos meses, debido "al esperado impacto a la baja del incremento en el salario mínimo". No obstante, añade que el crecimiento de la tasa de empleo seguirá reduciendo el nivel de desempleo a lo largo de todo el horizonte temporal.

Hay que recordar que en el examen de noviembre las autoridades europeas estimaron que el aumento del salario mínimo hará que se creen entre 70.000 y 80.000 empleos menos en dos años (2019 y 2020). Otros organismos, como el Banco de España, elevan la destrucción de puestos de trabajo hasta 125.000 en solo este ejercicio. El Gobierno, sin embargo, insiste en desligar el alza del sueldo base de la creación de empleo, pese a que los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de enero muestran un frenazo importante en el primer mes con el nuevo SMI en vigor.

Antes de conocer el pronóstico de la Comisión, la ministra de Economía, Nadia Calviño, ha recordado esta mañana que España sigue creciendo por encima de los países del entorno y de la media comunitaria y ha asegurado que "tenemos que aprovechar este momento de crecimiento para tratar de abordar reformas". Así ha pedido el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que van al Congreso la semana que viene con escasas expectativas de prosperar. Antes, mañana mismo, el Consejo de Ministros tiene previsto aprobar su 'agenda del cambio', un ambicioso paquete de reformas que el Gobierno considera necesario aplicar en nuestro país para lograr un "crecimiento sostenible".

La 'tasa Google', en duda

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen, ha afirmado que Bruselas "tiene dudas" en relación a la recaudación prevista por España para el impuesto sobre determinados servicios digitales, la conocida como 'tasa Google'.

En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, el comisario ha destacado que la CE "no sabe muy bien" cómo va a recaudar España los 1.200 millones anuales previstos con este impuesto, aprobado por Sánchez sin consenso con el resto de países comunitarios.

Según un informe elaborado por PwC a petición de Ametic y Adigital, el nuevo tributo tendrá un impacto negativo en el PIB español de entre 586 y 662 millones de euros, con los consumidores y las pymes como los más perjudicados.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING