Cobrarán lo mismo que los Mossos en tres años

Policía y Guardia Civil aceptan la oferta de Interior para la equiparación salarial

El ministro del ramo ha indicado que se tratará de una igualdad "total, absoluta, real y efectiva" en un plazo de tres años. 

La Policía Nacional vigila el Santiago Bernabéu durante otro encuentro
La Policía Nacional vigila el Santiago Bernabéu. / EFE

Los sindicatos policiales y las asociaciones de guardias civiles firmarán en breve la oferta del Ministerio del Interior para lograr que agentes de ambos cuerpos cobren igual que los mossos, después de que el sistema "on line" de votación para que las bases refrendaran el preacuerdo fuera atacado.

Fuentes próximas a los sindicatos y asociaciones de guardias han informado de esa decisión tras suspender la votación de sus afiliados y asociados sobre la oferta de Interior al sufrir la web un ataque organizado que obligó a interrumpirla.

Con todo, las organizaciones han decidido que suscribirán la oferta al considerarse legitimados para hacerlo ya que, en el caso de la Policía, los cuatro sindicatos representan al 83,5 por ciento de todos los agentes y las siete asociaciones al 60 por ciento de los guardias civiles.

El Ministerio se ha comprometido a una dotación en tres años de 1.100 millones de euros, de los que 500 podrían aplicarse este año y con efectos retroactivos desde el 1 de enero. Los cálculos de Interior cifran que en 2020 de media un policía nacional percibirá 561 euros brutos más al mes y un guardia civil 720 euros más.

Equiparación "total, absoluta, real y efectiva"

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado hoy que la equiparación salarial de policías y guardias civiles con las policías autonómicas será "total, absoluta, real y efectiva" en el plazo de tres años.

Zoido se ha pronunciado así en el pleno del Senado en respuesta a una pregunta del PP minutos antes de que los sindicatos y asociaciones anunciaran que aceptarán la oferta del Ministerio tras suspender la votación a sus afiliados y asociados.

El ministro ha dicho que dicho acuerdo supone "un avance importantísimo", un "paso histórico" para solucionar un problema que tiene treinta años de historial y que ningún gobierno había afrontado hasta ahora.

El acuerdo sienta las bases para la equiparación "total, absoluta, real y efectiva" de salarios, bajo la máxima de "a mismas circunstancias, mismo trabajo y misma responsabilidad, mismo salario".

Ahora en Portada 

Comentarios