Lunes, 19.11.2018 - 13:02 h
Trabajan a pérdida

Los viajes del Imserso no compensan a los hoteles y son un chollo para el Estado

En su día fue la tabla de salvación para muchos hoteles ya que les permitía mantener abierto el establecimiento en temporada baja.

Una pareja de jubilados disfrutan del sol y las altas temperaturas en la playa de Levante en Benidorm, en Alicante. EFE
Una pareja de jubilados disfrutan del sol y las altas temperaturas en la playa de Levante en Benidorm, en Alicante. EFE

Una semana en Benidorm, viaje incluido, con pensión completa en un hotel de cuatro estrellas, les ha costado a Jesús y Rosa, un matrimonio asturiano de 74 y 72 años, 209,61 euros por persona. "Casi te gastas más estando en casa", explica Rosa, "y aquí te lo dan todo, no hay que hacer ni la cama".  El hotel Los Álamos es uno de los 400 establecimientos de toda España acogidos al programa de viajes para pensionistas subvencionados por el Imserso, que se inició el año 1985. Los jubilados que se alojan en este establecimiento pagan 191,82 euros por una semana con pensión completa en una habitación doble. Si un viajero cualquiera pretende reservar una habitación en el mismo hotel del 12 al 19 de noviembre el precio es otro: 700,75 euros.

El "Programa de Turismo Social para personas mayores y mantenimiento de empleo en zonas turísticas", que así se llama oficialmente desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, es "una ruina" para los hoteles, "que trabajamos a pérdidas", según denuncia la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat).

Los hoteleros denuncian que trabajar con un precio de 20 euros por día (una vez descontados los impuestos) en régimen de habitación y pensión completa con vino, agua, animación, y con "la cantidad de servicios y de inversiones en reforma y mantenimiento" del sector "es completamente inasumible y sólo provoca ruina tras ruina".

Y, entonces, ¿por qué hay 400 hoteles en toda España que acogen a los pensionistas en estas vacaciones subvencionadas? "En su día fue la tabla de salvación para muchos hoteles ya que les permitía mantener abierto el establecimiento en temporada baja, se mantenían los puestos de trabajo en invierno y era una fuente de liquidez para el sector, pero ahora los precios que percibimos, 20 euros por día" (una vez descontados impuestos), "están totalmente desfasados. Las vacaciones de nuestros mayores no son negocio para los hoteles. Esperemos que el año que viene, en el nuevo pliego del concurso que tiene que sacar el Gobierno antes de fin de año haya más aportación para los hoteles", explica el director de un hotel de la playa de Palma de Mallorca, que pide anonimato. Pero las del gremio hotelero no son las únicas quejas de las vacaciones del Imserso. Las 8.000 agencias de viaje minoristas que gestionan las vacaciones también piden más dinero que los 12 euros, IVA incluido, que se llevan por cada reserva. "No compensa", dice la dueña de una pequeña agencia del centro de Madrid.

La Información traslada la pregunta a la cartera de Sanidad, Consumo y Bienestar Social Ministerio que dirige María Luisa Carcedo: ¿Se baraja subir lo que se abona a los hoteleros por pernoctación en el próximo pliego para el año que viene en las vacaciones del Imserso? La respuesta es clara: "No". "En los pliegos", explican desde el Ministerio, "la oferta económica se realiza sobre el conjunto de plazas", 938.000 este año, "por las empresas adjudicatarias que gestionan el Programa. El Imserso no fija los precios de los hoteleros, ni de los servicios de transporte, agencias de viaje, actividades complementarias u otros servicios que integran el citado programa". E Insisten: "los hoteleros negocian los importes con las empresas adjudicatarias y, en ningún caso, con el Imserso". Pero el sector hotelero insiste y lanza una velada amenaza: "trabajar a pérdidas es un débil estímulo para la parte empresarial", aseguran, antes de advertir que "cada vez habrá menos establecimientos que quieran participar en el programa del Imserso y se degradará el servicio que se presta a los mayores usuarios".

Entonces, ¿quién se lleva el dinero de las vacaciones subvencionadas de nuestros mayores? Según datos facilitados a La Información por el Gobierno a La Información, el Imserso contrata, mediante procedimiento abierto regulado por la Ley de Contratos del Estado, la organización, gestión y ejecución del programa a través de empresas o entidades adjudicatarias, que deben cumplir los requisitos y condiciones establecidas en el pliego de contratación con estándares de calidad y gestión unificada (agencias de viajes, hoteles, transportes, etc.). En la temporada 2018/2019, la organización, gestión y ejecución del Programa corresponde a los siguientes contratistas: UTE Mundosenior (Halcón y Barceló) y UTE Mundiplan (Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7). El presupuesto anual del Imserso dedicado al programa "es de 69.471.345 y de cada viaje, el Imserso paga el 21,39% y los usuarios el 78,61%".

Con estos datos y estos porcentajes oficiales, las vacaciones de los pensionistas españoles mueven cada temporada 276 millones de euros. Un dinero que si no llega ni a hoteles ni a agencias minoristas se queda principalmente en los mayoristas adjudicatarias del plan y, según la patronal hotelera CEHAT, en el propio Estado: "es un negocio redondo para el Estado, ya que por cada euro de los 69 millones que invierte, recibe 1,5 euros directos en concepto de cotizaciones sociales, IVA, impuestos y prestaciones, como el desempleo, dejadas de percibir", en números redondos pues, las arcas públicas perciben 100 millones de euros, tras invertir 69, por este programa vacacional.

El mayor hotelero de Benidorm, José María Caballé, dueño de Servigroup, con 18 hoteles y más de 4.500 camas ofertadas, nunca ha participado en el programa y siempre ha dejado claro que es "una promoción política", que "los mayores creen que paga el Estado, pero quienes pagan de verdad son los hoteleros, que tienen los hoteles abiertos en invierno perdiendo dinero para generar un poco de liquidez. Yo nunca he participado en el programa ni lo haré. No me lo puedo permitir", sentencia.

Pero el de la poca rentabilidad para los hoteles no es la única crítica que levantan las vacaciones de los pensionistas. Jesús, Rosa y Víctor, los jubilados provenientes de Asturias que este viernes se paseaban por Benidorm, tienen "una buena pensión", entre 1.200 y 1.400 euros, merced a su alta cotización en la industria siderúrgica. Luisa, madrileña, de 68 años, cobra la pensión mínima de viudedad, 656 euros, pero paga lo mismo por sus vacaciones que quien le dobla en la cuantía de la pensión a percibir. "Creo que es injusto. Cada jubilado debería de pagar en función de la pensión que cobra"·, explica Luisa, que este año irá a Benidorm una semana en febrero. "Lo hago cada dos años, con la pensión que cobro es lo que me puedo permitir. Vacaciones del Imserso cada dos años porque con 650 euros al mes de mi pensión de viudedad, pagar 209 euros por una semana en la playa es una fortuna para mí. Pero hay pensionistas, los que más cobran, que pueden ir hasta dos y tres veces por temporada con el Imserso, se lo pueden permitir. Algo se está haciendo mal", considera.

Incluso, en 2017, cuando todavía gobernaba el PP de Rajoy, PSOE y Ciudadanos reprobaron en la Comisión Mixta Congreso-Senado para las relaciones con el Tribunal de Cuentas, que el Imserso no primase los criterios de renta cuando oferta los viajes para los jubilados. La pregunta se la trasladamos ahora al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Respuesta: silencio. El ejecutivo se limita a indicar que prepara el pliego del concurso de las vacaciones del Imserso para los próximos dos años más otros dos prorrogables: "actualmente se están tramitando los pliegos. Los trámites que conlleva la licitación, adjudicación y posterior contratación deberán estar finalizados para que se inicie la siguiente temporada 2019/2020 en septiembre de 2019", se limitan a decir. ¿Están en peligro las vacaciones del Imserso tal y como las creó en 1985 el gobierno de Felipe González? Los hoteleros dicen que sí porque para ellos es una ruina y un chollo para el Gobierno y los turoperadores mayoristas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios