Así va a devolver la banca española su deuda multimillonaria con el BCE

  • La autoridad monetaria recibirá hoy 137.200 millones de manos de 278 entidades de la eurozona, que reducirán en un 28% su deuda con la institución.
  • La banca española podrá ingresar dinero en la cuenta del BCE cada semana y se espera que devuelva hasta 40.000 millones antes de marzo.
Popular devuelve 1.300 millones de los 17.200 millones que obtuvo en las subastas de liquidez
Popular devuelve 1.300 millones de los 17.200 millones que obtuvo en las subastas de liquidez

El Banco Central Europeo va a recibir hoy 137.200 millones de euros de 278 bancos de la eurozona. Un dinero con el que estas entidades saldarán parte de la deuda que tienen con el guardián del euro.

En concreto, esos millones suponen el pago por adelantado de una parte del megapréstamo que realizó la institución presidida por Mario Draghi el 21 de diciembre de 2011, valorado en 489.191 millones y del que se devolverá hoy un 28%.

"Con esta medida (conocida como LTRO), el BCE intentó inundar el mercado de liquidez, porque los bancos no se prestaban dinero entre sí y el sistema estaba al borde del colapso, y también favorecer las emisiones de deuda de los países periféricos como Italia y España… Y logró cumplir todos sus objetivos", recuerda Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG.

El préstamo se cerró a un tipo de interés del 1% y concedía un plazo de hasta tres años para ser devuelto, lo que significa que toda esa deuda debía saldarse antes del 21 de diciembre de 2014. Sin embargo, las entidades se han adelantado 23 meses en el calendario y ya han empezado a rendir cuentas.

Pero, ¿cómo van a devolverlo y por qué van a pagar tanto dinero de golpe? Según explican fuentes de una entidad que va a participar en este desembolso anticipado, la banca podrá devolver el dinero que quiera a la autoridad monetaria en las subastas semanales que ésta celebra.

"Las semanales se anuncian los lunes, se adjudican los martes y se liquidan los miércoles. En concreto, se pueden pedir cancelaciones desde las 16.00 horas del lunes hasta las 17.00 horas del miércoles, y entran en vigor una semana después. Es decir, hoy están operativas las que se solicitaron la semana pasada y, en la próxima, entrarán en valor las que se pidan esta misma semana", explican dichas fuentes.

Y hoy es justo el primer miércoles en el que se puede empezar a liquidar parte del multimillonario préstamo, en el que la gran banca española no ha dudado en participar.

De momento, solo se conocen los 4.225 millones que se han comprometido a saldar conjuntamente Popular, Sabadell y Bankinter, aunque Banco Santander, BBVA y La Caixa han confirmado a lainformacion.com que anunciarán cuál ha sido su participación entre mañana y pasado, cuando los tres pesos pesados del sector financiero español presenten los resultados del ejercicio 2012. Se prevé que Bankia también se una a las devoluciones.

Al margen de la ventana semanal que ha abierto el BCE a la banca para ir devolviendo el préstamo, la próxima cita clave será el 27 de febrero, el primer día en el que se podrá saldar parte de la segunda LTRO, que se celebró el 28 de febrero de 2012.

En aquella ocasión, el organismo presidido por el italiano Mario Draghi prestó más de medio billón de euros a más de 800 entidades de la eurozona, lo que significa que, entre todos los bancos, la deuda pendiente hasta hoy rondaba el billón de euros. Aunque, ahora, tras restarle esos 137.200 millones, se ha reducido por debajo de 900.000 millones.

En esta multimillonaria deuda, los españoles tienen un papel protagonista, ya que, según estima el mercado, tienen en sus manos entre 200.000 y 250.000 millones de euros. Es decir, se cree que recibieron hasta un 25% del dinero que prestó el BCE o, dicho de otra forma, uno de cada cuatro euros prestados.

No obstante, los expertos están convencidos de que las entidades españolas reducirán gran parte de esta deuda en el arranque del año.

El banco británico Barclays, por ejemplo, cree que hasta marzo podrían devolver alrededor de 30.000 millones, mientras que el estadounidense Citigroup pronostica que reducirán su deuda entre 30.000 y 40.000 millones en los primeros dos meses del año. Esto significa que podrían reducir su deuda total en un 16% en solo dos meses… y dos años antes de que caduque el segundo préstamo (febrero de 2015).

"Lo más lógico es que los bancos de los países core (del centro de Europa) sean más agresivos en las devoluciones que los de la periferia (como España o Italia), precisamente los que pidieron más dinero. Esto se debe a que los mercados se pueden tensionar en cualquier momento y prefieren ser precavidos, a sabiendas de que suelen ser los más castigados y los que peor lo pasan cuando se complica la situación", recuerda Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis Banco.

Lo mismo opina la agencia de calificación Fitch: cree que las entidades españolas e italianas (que recibieron en torno a dos terceras partes del billón de euros) devolerán prematuramente una parte reducida del préstamo, debido, entre otras cosas, a la incertidumbre económica.

Una buena señal para el mercado

Con todo, los expertos consultados por lainformacion.com consideran que la estrategia de los bancos es positiva para el mercado por varias razones.

Una de ellas es que mejora la imagen de las entidades. "Más allá de las cifras finales, lo relevante, en mi opinión, es la voluntad de las entidades de disminuir su dependencia de la financiación del Banco Central y de enviar un mensaje de fortaleza y progresiva vuelta a la normalidad", explican fuentes de mercado.

Además, esta decisión podría estar relacionada con un ahorro de costes. Como apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España, "tener esos millones en sus cuentas les cuesta dinero, porque ese 1% de interés al que se les prestó se paga anualmente y, si tienen cubiertos los pagos pendientes, es lógico que decidan devolver una parte y dejar de pagar por ella".

Por último, también juega un papel importante la oportunidad que está brindando la calma de los mercados a la banca para financiarse por sí misma. "En apenas un mes, de hecho, los siete mayores bancos del país han logrado captar cerca de 10.000 millones en los mercados y esto es una señal de confianza, porque significa que ya son capaces de conseguir dinero ellos solos", concluye Óscar Moreno, desde la gestora de pensiones de Renta 4.

El Banco Central Europeo va a recibir hoy 137.200 millones de euros de 278 bancos de la eurozona. Un dinero con el que estas entidades saldarán parte de la deuda que tienen con el guardián del euro.

En concreto, esos millones suponen el pago por adelantado de una parte del megapréstamo que realizó la institución presidida por Mario Draghi el 21 de diciembre de 2011, valorado en 489.191 millones y del que se devolverá hoy un 28%.

"Con esta medida (conocida como LTRO), el BCE intentó inundar el mercado de liquidez, porque los bancos no se prestaban dinero entre sí y el sistema estaba al borde del colapso, y también favorecer las emisiones de deuda de los países periféricos como Italia y España… Y logró cumplir todos sus objetivos", recuerda Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG.

El préstamo se cerró a un tipo de interés del 1% y concedía un plazo de hasta tres años para ser devuelto, lo que significa que toda esa deuda debía saldarse antes del 21 de diciembre de 2014. Sin embargo, las entidades se han adelantado 23 meses en el calendario y ya han empezado a rendir cuentas.

Pero, ¿cómo van a devolverlo y por qué van a pagar tanto dinero de golpe? Según explican fuentes de una entidad que va a participar en este desembolso anticipado, la banca podrá devolver el dinero que quiera a la autoridad monetaria en las subastas semanales que ésta celebra.

"Las semanales se anuncian los lunes, se adjudican los martes y se liquidan los miércoles. En concreto, se pueden pedir cancelaciones desde las 16.00 horas del lunes hasta las 17.00 horas del miércoles, y entran en vigor una semana después. Es decir, hoy están operativas las que se solicitaron la semana pasada y, en la próxima, entrarán en valor las que se pidan esta misma semana", explican dichas fuentes.

Y hoy es justo el primer miércoles en el que se puede empezar a liquidar parte del multimillonario préstamo, en el que la gran banca española no ha dudado en participar.

De momento, solo se conocen los 4.225 millones que se han comprometido a saldar conjuntamente Popular, Sabadell y Bankinter, aunque Banco Santander, BBVA y La Caixa han confirmado a lainformacion.com que anunciarán cuál ha sido su participación entre mañana y pasado, cuando los tres pesos pesados del sector financiero español presenten los resultados del ejercicio 2012. Se prevé que Bankia también se una a las devoluciones.

Al margen de la ventana semanal que ha abierto el BCE a la banca para ir devolviendo el préstamo, la próxima cita clave será el 27 de febrero, el primer día en el que se podrá saldar parte de la segunda LTRO, que se celebró el 28 de febrero de 2012.

En aquella ocasión, el organismo presidido por el italiano Mario Draghi prestó más de medio billón de euros a más de 800 entidades de la eurozona, lo que significa que, entre todos los bancos, la deuda pendiente hasta hoy rondaba el billón de euros. Aunque, ahora, tras restarle esos 137.200 millones, se ha reducido por debajo de 900.000 millones.

En esta multimillonaria deuda, los españoles tienen un papel protagonista, ya que, según estima el mercado, tienen en sus manos entre 200.000 y 250.000 millones de euros. Es decir, se cree que recibieron hasta un 25% del dinero que prestó el BCE o, dicho de otra forma, uno de cada cuatro euros prestados.

No obstante, los expertos están convencidos de que las entidades españolas reducirán gran parte de esta deuda en el arranque del año.

El banco británico Barclays, por ejemplo, cree que hasta marzo podrían devolver alrededor de 30.000 millones, mientras que el estadounidense Citigroup pronostica que reducirán su deuda entre 30.000 y 40.000 millones en los primeros dos meses del año. Esto significa que podrían reducir su deuda total en un 16% en solo dos meses… y dos años antes de que caduque el segundo préstamo (febrero de 2015).

"Lo más lógico es que los bancos de los países core (del centro de Europa) sean más agresivos en las devoluciones que los de la periferia (como España o Italia), precisamente los que pidieron más dinero. Esto se debe a que los mercados se pueden tensionar en cualquier momento y prefieren ser precavidos, a sabiendas de que suelen ser los más castigados y los que peor lo pasan cuando se complica la situación", recuerda Marian Fernández, directora de estrategia de Inversis Banco.

Lo mismo opina la agencia de calificación Fitch: cree que las entidades españolas e italianas (que recibieron en torno a dos terceras partes del billón de euros) devolerán prematuramente una parte reducida del préstamo, debido, entre otras cosas, a la incertidumbre económica.

Una buena señal para el mercado

Con todo, los expertos consultados por lainformacion.com consideran que la estrategia de los bancos es positiva para el mercado por varias razones.

Una de ellas es que mejora la imagen de las entidades. "Más allá de las cifras finales, lo relevante, en mi opinión, es la voluntad de las entidades de disminuir su dependencia de la financiación del Banco Central y de enviar un mensaje de fortaleza y progresiva vuelta a la normalidad", explican fuentes de mercado.

Además, esta decisión podría estar relacionada con un ahorro de costes. Como apunta José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España, "tener esos millones en sus cuentas les cuesta dinero, porque ese 1% de interés al que se les prestó se paga anualmente y, si tienen cubiertos los pagos pendientes, es lógico que decidan devolver una parte y dejar de pagar por ella".

Por último, también juega un papel importante la oportunidad que está brindando la calma de los mercados a la banca para financiarse por sí misma. "En apenas un mes, de hecho, los siete mayores bancos del país han logrado captar cerca de 10.000 millones en los mercados y esto es una señal de confianza, porque significa que ya son capaces de conseguir dinero ellos solos", concluye Óscar Moreno, desde la gestora de pensiones de Renta 4.

Ahora en portada

Comentarios