"Debería publicarse una lista con los principales beneficiarios de ayudas fiscales"

  • El ex director general de Tributos critica la falta de transparencia sobre los beneficiarios de incentivos fiscales y propone que se publique su identidad.
  • "Debería fijarse un techo máximo de incentivos fiscales igual que hay un techo de gasto", plantea Jesús Gascón.

Jesús Gascón es partidario de limitar el coste recaudatorio de los incentivos fiscales que, sólo en el Estado, superará en 2014 los 40.000 millones de euros.

"En España hemos abusado de los incentivos fiscales". Jesús Gascón, autor intelectual como director general de Tributos de alguno de los cientos de incentivos fiscales que campan por el sistema tributario español y que cada año detraen 40.000 millones de euros a los ingresos del Estado, no tiene empacho en admitir que la mayoría de ellos son ineficientes y que sería conveniente eliminarlos para mejorar el marco tributario.

"Lo digo porque hablo con conocimiento de causa", se excusa.

¿Por qué es partidario de hacer desaparecer los incentivos fiscales?

En España hemos abusado de estos incentivos y la mayoría son ineficientes. Se han introducido sin hacer un estudio previo sobre sus efectos económicos y no ha habido una evaluación posterior en términos de coste-beneficio. Y todo se ha hecho con un coste brutal: 40.000 millones de euros el año que viene, el 4% del PIB nada menos.

¿Y dice que todo ese dinero no sirve para nada?

No se puede afirmar eso de todos, pero sí de una gran mayoría. Algún ejemplo es muy evidente. La deducción por inversión en vivienda contribuyó a inflar la burbuja inmobiliaria y el beneficio para el contribuyente era sólo aparente, porque el incremento de precios que provocó fue superior al ahorro que se conseguía en el IRPF.

Llama la atención escuchar esto de un ex director de Tributos, la verdad.

Hablo con conocimiento de causa. La regla general es que nunca se concretan los objetivos que se pretenden conseguir con estos incentivos y jamás se hace un seguimiento posterior para ver si el incentivo ha funcionado o no. Lo normal es que acaben quedándose ahí para siempre. En otros países esta clase de incentivos son temporales y llegado el momento se retiran.

¿Y así son más efectivos?

Si apruebas un estímulo fiscal y éste permanece por tiempo indefinido lo único que fomentas son planificaciones fiscales, pero incentivar, incentivas muy poco. Lo que haces es reducir impuestos a aquellos que ya iban a hacer una determinada inversión o compra hubiera incentivo o no. Con un problema añadido. En la política de gasto cuando se concede una subvención el procedimiento y el beneficiario son públicos, pero en los incentivos fiscales eso nosucede: no sabemos quienes son los beneficiarios.

¿Por qué ocurre esto?

Porque los beneficiarios están protegidos por la normativa tributaria que dice que la información tributaria de los contribuyentes tiene carácter reservado. A todo el mundo le parece lógico que haya una lista de las fundaciones y empresas que reciben subvenciones públicas por pequeñas que sean, sin embargo puede haber incentivos fiscales muchísimo más importantes cuantitativamente y no tenemos ni idea de a quién benefician.

¿Qué propone?

Propongo que cuando la cuantía de los incentivos percibidos por un contribuyente supere un determinado importe se haga pública la identidad de la empresa que se está beneficiando. Debería crearse una lista pública con la identidad de los principales beneficiarios de incentivos fiscales.

¿Y qué debemos hacer con estos incentivos en el futuro más inmediato?

La aprobación de los incentivos debe estar sometida a un estudio previo de utilidad económica que los avale y a un sistema de seguimiento en términos de coste-beneficio para ver cómo se está ejecutando. Soy consciente de que sería muy difícil eliminar todos los incentivos que existen y algunos no es realista suprimirlos.

¿Debería restringirse su coste económico?

Una de mis propuestas es que haya un techo anual de beneficios fiscales, del mismo modo que hay un techo de gasto. Cada vez que se aprobara alguno nuevo, habría obligación de eliminar otro para compensar esa pérdida recaudatoria.

Ahora en Portada 

Comentarios