Domingo, 17.11.2019 - 02:59 h
Mitin en Barakaldo

Sánchez rechaza la 'vía Torra'... pero deja sus cuentas en manos de los soberanistas

Dice que nunca aceptará la autodeterminación y aboga por aumentar el autogobierno, pero pide que a los independentistas que se retraten el miércoles.

Sánchez y Torra
Sánchez rechaza la 'vía Torra' y deja sus cuentas en manos de los soberanistas". / EFE

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acudió a Barakaldo a la presentación de la candidatura socialista para el Ayuntamiento vizcaíno, que encabezará Alfredo Retortillo, y aprovechó el acto para arremeter duramente contra el Partido Popular y Ciudadanos, aunque tampoco faltaron dardos para los independentistas. Pese a que dio por rota la vía de diálogo con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y rechazó sus exigencia maximalistas, no desaprovechó la oportunidad para pedir que los soberanistas apoyen los presupuestos más sociales de los últimos años.

La aprobación de las cuentas -muy difícil en el contexto actual- es la última opción que tiene el presidente para justificar la prolongación de la legislatura. Los partidos tienen previsto presentar el próximo miércoles hasta seis enmiendas a la totalidad a los Presupuestos, que cerrarían la posibilidad de tramitación parlamentaria de las cuentas. Ciudadanos, Coalición Canaria, el PDeCAT y Foro Asturias, ya han tramitado sus vetos presupuestarios, que se se suman se suman las enmiendas ya registradas por el Partido Popular y ERC.

La contundencia de Sánchez en Barakaldo frente a los independentistas, algo que llevan días pidiendo miembros del Gobierno y responsables del PSOE, parece cerrar la puerta al apoyo de los nacionalistas a los Presupuestos, pero el presidente quiso dejar la pelota en el tejado de ERC y PDeCAT, instándoles a que se retratasen frente a sus electores si finalmente deciden no aprobar unas cuentas que bajan impuestos a las pequeñas empresas, contemplan ayudas a dependientes, a jóvenes y a parados mayores de 52 años, entre otros colectivos desfavorecidos.

Sánchez dejó claro que "nunca aceptará el derecho de autodeterminación de Cataluña", y que su postura es defender el autogobierno y advirtió a los independentistas que "el debate no es independencia sí o independencia no, es convivencia sí o sí". Además, instó a "respetar la ley y fomentar el diálogo" y advirtió que "dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada". "Del proceso del Brexit deben aprender aquellos que están en Barcelona apoyando un referéndum que dividiría España para siempre", aseguró.

Durante el acto aseguró que cumpliría con los sindicatos, derogando los aspectos más lesivos de la reforma laboral y se comprometió a impulsar políticas para rebajar el alquiler, para reducir la edad de emancipación de los jóvenes a los 20 años, como en Alemania, y no a los 30 actuales. También recordó que las grandes corporaciones que pagan menos de un 10% empezarán a pagar un 15% con los nuevos presupuestos.

Sánchez aseguró que hay una España en positivo y una España en blanco y negro, que se verá mañana en la manifestación Colón. "¿Cualquier pasado fue mejor? Hay gente que dice que sí, pero nosotros pensamos que el futuro no está escrito y depende de nosotros y de la movilización el próximo 26 de mayo. Respetamos el pasado, y acudimos a él con humildad. Tenemos que ver que hicieron las otras generaciones ante los cambios de época", concluyó el presidente.

En la misma línea quee Sánchez se manifestó la vicepresidenta Carmen Calvo en un acto en Inca (Mallorca), que se celebró en paralelo al de Barakaldo. Calvo advirtió a los partidos de la oposición y fundamentalmente a Ciudadanos y Partido Popular que "España se defiende el martes en el Congreso de los Diputados" con el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

La ministra recordó que el proyecto presupuestario del Gobierno destina seis de cada diez euros públicos a gasto social, por lo que frente a las "palabras" de la manifestación del domingo, lo que hay que "defender es la realidad de las cuentas del Estado y las necesidades de los españoles, no sacar a pasear los fantasmas".

Torra sigue pidiendo diálogo

Mientras, Torra pidió a Sánchez, "coraje y valentía" para "seguir adelante con este diálogo y esa determinación de resolver el conflicto político en Cataluña" y sentarse a hablar "en concreto del derecho de autodeterminación". En declaraciones tras salir de la prisión de Soto del Real para visitar a acusados en el juicio del "procés", Torra lamentó que el Gobierno haya roto sus conversaciones cuando él y su Ejecutivo están "atornillados a la mesa del diálogo", pero precisó que debe ser un diálogo con "garantías", con "calendario" y con "contenido".

"Lo que no puede ser -añadió- es que lo volvamos a plantear como si estuviéramos en la primera de las primeras reuniones: que vamos a hablar de todo. No, vamos a hablar en concreto del derecho de autodeterminación de Cataluña, vamos a hablar de cuál es la propuesta del Estado español y que haya un relator internacional para dialogar". Torra dejó claro que él no ha roto las conversaciones, sino que ha sido el Gobierno de Sánchez, y le instó a retomarlo.

Ahora en Portada 

Comentarios