La EMA tendrá en 2018 un presupuesto de 24,8 millones

La Empresa Municipal de Aguas (EMA) ha presentado este lunes en su Consejo de Administración el borrador de presupuestos para el ejercicio de 2018. El montante total asciende a 24.784.700 euros, según ha informado la EMA a través de una nota de prensa.

La EMA tendrá en 2018 un presupuesto de 24,8 millones

La cifra es "coincidente" con la ejecución del ejercicio 2017, en buena parte debido a que la dirección de la empresa ha tomado como base para su elaboración una nueva congelación de tarifas. Será el cuarto año con los mismos precios de los servicios de la EMA tras la rebaja del 6% efectuada en 2015, según han señalado.

Hasta el próximo 6 de octubre se abre un periodo para que los diez consejeros de la sociedad municipal puedan hacer sus consultas y presentar sus propuestas para la elaboración del presupuesto definitivo que será sometido a aprobación antes de comienzos de noviembre.

Los ingresos previstos por venta de agua disminuyen en un 2,5%, bajando de los quince millones de euros ya que se prevé que minore el consumo doméstico como ha venido haciendo en los últimos años. Dos millones más figuran como subvenciones e ingresos diferidos.

En cuanto a los gastos, casi seis millones de euros corresponderán a aprovisionamientos, fundamentalmente de agua y energía, mientras que los gastos de personal quedarán ligeramente por debajo de los nueve millones de los que seis y medio corresponden a los salarios de los ciento sesenta trabajadores de la empresa (y algo más de dos a las cargas sociales.

Del resto destaca el mantenimiento de las numerosas instalaciones de la EMA, que se llevará otro millón y medio de euros del presupuesto. Las inversiones del año próximo estarán volcadas en nuevas obras de saneamiento a las que se dedicarán más tres cuartas partes de los 8.548.200 euros presupuestados.

Al comienzo de las obras de los pozos de tormentas de El Arbeyal y del Parque de los Hermanos Castro van destinados dos millones y medio y otra cantidad similar para el saneamiento de Baldornón, Caldones y Fano.

El resto se dedicará a otras actuaciones encaminadas a evitar que algunas aguas pluviales sigan llegando a las redes unitarias o a reformas de estaciones de bombeo. La dotación para obras de abastecimiento corresponde a las actuaciones que ya están en marcha e incluyen el depósito del Picu San Martín que dará servicio a la red que se prevé finalizar el próximo verano en Lavandera.

Ahora en portada

Comentarios