Viernes, 22.03.2019 - 15:32 h
El futuro de la economía española

Superávit, un millón de empleos más...: así sería España si mirara más a Europa

El Círculo de Empresarios imagina como sería la España de 2017 de haber aplicado las reformas de éxito en Europa. ¿El resultado? Un país más próspero 

La distancia entre la España que es y la que podría haber sido puede medirse en cifras. Al menos así lo ha entendido el Círculo de Empresarios que ha dedicado dos años de trabajo en estimar cómo sería 'la España posible', ese país virtual que hubiera surgido de aplicar en España las reformas de éxito aplicadas en otros países de Europa en ámbitos como la educación, la regulación de la empresa o la lucha contra la economía sumergida.

El resultado presenta un país más próspero, que no solo estaría liberado de la pesada carga del déficit público sino que presentaría un superávit fiscal superior al 1%, con un millón de personas ocupadas más, una tasa de paro del 11% (frente al 17% actual) y un nivel de renta por habitante superior a los 27.300 euros, frente a los 24.000 actuales. ¿Qué tendríamos que haber hecho para estar en esta situación? Ya verán que no es tanto.

Un buen sistema educativo también crea empleo

La primera oportunidad perdida para ser un país mejor es la ausencia de un Pacto por la Educación. El modelo construido por el Círculo de Empresarios estima qué hubiera ocurrido si España hubiera consensuado un acuerdo educativo que impulsara la formación profesional y se adaptara mejor a las necesidades de perfiles profesionales de las empresas.

Para calcularlo plantean un modelo ideal en el que los españoles tienen un perfil formativo similar a sus vecinos del resto de la UE. El resultado es que había un millón de graduados en FP más, 50.000 universitarios menos, un índice significativamente más reducido de abandono escolar y una tasa de paro juvenil siete puntos menor que la actual, lo que equivale a 88.056 jóvenes menos en paro.

el efecto de una mejor educación

1.068.485 titulados más en FP de Grado Medio

España tiene una importante carencia de titulados con formación técnica.

Si ese cambio de modelo educativo se acompañara además de una reforma de las políticas activas de empleo en línea con las que se llevan a cabo en los países más desarollados de la UE y la implantación de un modelo laboral basado en la flexiseguridad el descenso del desempleo en el segmento 25-34 años alcanzaría las 650.000 personas y más de 800.000 ya no estarían en riesgo de exclusión.

Empresas más grandes, empleo de más calidad

Si España hubiera mirado a la política de estímulo a la empresa de Francia y hubiera concentrado las ventajas fiscales y sociales en las miniempresas - con un volumen de negocio inferior a 80.000 euros -, apoyando al mismo tiempo el crecimiento de los proyectos empresariales con ayudas a la financiación y otras medidas, tal vez el perfil del tejido empresarial hubiera sido más similar al francés y el número de empresas de gran tamaño se hubiera incrementado en 2.500 y en 11.600 las de mediano tamaño..

El impacto de ese cambio en el perfil de la empresa española sería tremendo. Con empresas de mayor tamaño España tendría 16.000 empresas exportadoras más, 5.000 firmas innovadores más, se crearían en torno a medio millón de empleos, la tasa de paro caería al 11,6% y las condiciones de los trabajadores cambiarían radicalmente: salarios más altos (las estadísticas constatan que las empresas grandes pagan más) y relaciones laborales más estables (menos temporalidad).

El Círculo de Empresarios calcula que en este nuevo contexto el PIB aumentaría en 43.893 millones de euros y el déficit caería al 0,76%, gracias al menor gasto en prestaciones por desempleo y los mayores ingresos por impuestos y cotizaciones sociales. El impacto también lo verían los trabajadores: la renta per cápita hubiera estado en 27.373 euros, frente a los 24.000 actuales.

La lucha contra la economía sumergida

Si además España hubiera adoptado medidas para fomentar la corresponsabilidad tributaria de los ciudadanos, luchar contra el fraude fiscal y fomentar el pago electrónico, tal vez tendría un nivel de economía sumergida similar al del resto de países de la Unión Europea y sólo eso le alcanzaría para ingresar casi 25.000 millones de euros más al año y aflorar más de un millón de empleos. Con una economía funcionando con 21 millones de trabajadores el déficit fiscal se convertiría en un superávit del 1,24%.

"Para España, modernización económica, social y política equivale a más Europa"

Javier Vega de Seoane
Javier Vega de SeoanePresidente del Círculo de Empresarios

Todo esto hubiera ocurrido si simplemente España hubiera intentado parecerse un poco más a Europa. "Hemos avanzado mucho", admite el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane. "Hay dos generaciones de españoles que han construido y asentado la democracia. Ahora toca mejorar su calidad".

Y el Círculo de Empresarios tiene claro cuál debe ser el camino a seguir. "En España, modernización económica, social y política equivale a europeización. Tenemos que escuchar más a Europa y también contar más en Europa. Ése es el desafío de esta generación", remacha Vega de Seoane.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios