Mundial en Rusia

¿Qué ver y dónde comer en Samara, sede del Mundial en Rusia?

La importancia de la ciudad en el sector aeroespacial es uno de sus ejes turísticos más importantes, además del fascinante casco histórico.

Qué ver y dónde comer en Samara, sede del Mundial en Rusia
El cohete Soyuz, un elemento representativo de las calles de Samara. / Wikimedia Commons

Samara albergará un total de seis encuentros de la Copa del Mundo de Rusia 2018: cuatro de la fase de grupos, uno de octavos y el último de cuartos de final. El Samara Arena, con un aforo para 45.000 espectadores, acogerá el tercer encuentro que dispute la selección anfitriona en el torneo. La ciudad, a orillas del río Volga, cuenta con 1,1 millones de habitantes.

Si eres un enamorado de la historia, el centro de Samara cuenta con un casco histórico que te dejará sin palabras. En el camino, por ejemplo, podrás contemplar desde varias iglesias y museos hasta la Plaza Kuybysheva, una de las mayores del Viejo Continente.

Desde el teatro dramático Gorky disfrutarás de unas vistas privilegiadas del Volga e, inmediatamente detrás del teatro, hallarás el jardín público de Pushkin, desde donde, al mismo tiempo, observarás el campanario del convento Iversky. No temas porque pueda anochecer. Al revés, solo de esta forma podrás deleitarte con el precioso atardecer que iluminará todos estos lugares con los reflejos del río.

Si por algo destaca la ciudad de Samara es por su contribución a la industria de aviación rusa. Entre el Samara Arena y la Fan Fest -que reunirá a miles de aficionados de todas selecciones- se encuentra el Museo Samara Espacial, donde podrás conocer en profundidad la contribución de la urbe al sector aeroespacial.

Allí, entre otras obras, encontrarás el cohete Soyuz, el único de ensamblaje vertical de Europa, con una altura aproximada a la del edificio que lo contempla (55 metros).

Pero el recuerdo de la aportación de Samara a la aviación rusa no concluye ahí. La Plaza de la Gloria da nombre al Monumento de la Gloria. Una estatua de 13 metros de altura que refleja la contribución de la ciudad a este sector. El monumento, inaugurado en 1971, representa a un obrero levantando dos alas.

El edificio del Ayuntamiento, la catedral de San Jorge o la Llama Eterna, en recuerdo de la guerra, son otros de los puntos de interés que encontrarás en esta plaza.

Comida rápida


- Emelya: instalado en un centro comercial, es una buena opción para quienes quieran hacer una parada en un lugar caliente y probar la cocina rusa.

- Antonik: en su carta destacan los raviolis, las albóndigas y la compota. Su cocina recupera sabores de la antigua URSS por un precio muy ajustado.

Bufet o autoservicios


- V Rot Kompot: un local acogedor y cuidadosamente decorado en el que disfrutar de desayunos, comidas y cenas al estilo de una cantina. Recomendable probar la compota.

Restaurantes


- Kipiatok: dispone de un variado menú de cocina y cerveza local rusas. El popular establecimiento está ubicado en el casco antiguo de la ciudad.

- Cafe Puri: una propuesta para quienes apuesten por la gastronomía de diversas culturas, en esta ocasión, la georgiana.

- Restaurant-museum Staraya Kvartira: lo curioso de este restaurante es que puedes acompañar tu menú de un viaje a los años 60 de la Unión Soviética a través de las reliquias (desde pianos hasta billetes) que decoran el local.

- Varenye: el diseño prima tanto en la decoración de este local como en la presentación de sus platos, perfectos para cualquier ocasión gastronómica del día.

Comentarios