Miércoles, 13.11.2019 - 17:56 h

Tve. Iñaki gabilondo tacha de "conato prehistórico" el intento de controlar la información de tve


El periodista Iñaki Gabilondo describió este jueves como un "conato prehistórico" la iniciativa del Consejo de Administración de TVE de controlar los contenidos de los informativos de la televisión pública.
Gabilondo hizo esta reflexión en el acto de entrega del VII Premio de periodismo parlamentario "Luis Carandell", que se celebró en el Senado, presidido por el Príncipe de Asturias.
En su opinión, la propuesta fallida del Consejo de Adminitración de RTVE, tras las críticas que ha generado en todos los sectores sociales demuestra un profundo desconocimiento del trabajo periodístico, que se concibe como "un producto de diseño" en lugar de como una elaboración que procede de la realidad.
Gabilondo comenzó su intervención asegurando que puede entender el malestar suscitado entre algunos periodistas parlamentarios al serle otorgado un premio que, en puridad, no se corresponde con las actividades que él ha realizado en su trayectoria profesional.
Sin embargo, señaló que la actividad parlamentaria tiene muchos "eslabones" y que el último de ellos, frecuentemente, es el de su comunicación radiofónica, que se ajusta más a lo que han sido sus quehaceres periodísticos.
El galardonado trazó también un paralelismo entre los periodistas y los políticos, al lamentar que la sociedad está "dando la espalda" a unos y otros por considerarlos gremios "cerrados" que, en vez de atender a la realidad social, la utilizan para sus propios fines de propaganda ideológica o ego profesional. "No creen que hablemos de ellos", constató.
Por último, Gabilondo abordó la relación entre ambos colectivos, que comparó con "un matrimonio viejo y receloso", denunciando que "no puede ser" que tanto la política como el periodismo circulen "como una moneda falsa" por la sociedad y cada uno de ambos gremios contribuya a alimentar tal imagen del otro.
JAVIER ROJO Y EL PRÍNCIPE
A su juicio, el presidente del Senado, Javier Rojo, y el periodista que da nombre al premio, Luis Carandell, serían el modelo de cómo debe ser la relación entre periodistas y políticos, donde la "bonhomía" prevalece sobre cualquier disensión.
El propio Rojo destacó la importancia del periodismo para construir la democracia pero lamentó que algunos de sus profesionales se dediquen a "desacreditar intencionadamente, o no" la política, en vez de defender las instituciones.
Esa deriva del periodismo sería aún más grave, según Rojo, que la delicada situación económica que atraviesan los medios y su dificultad para adaptarse al nuevo modelo de internet.
El Príncipe de Asturias, que presidió el acto junto a la Princesa Letizia, lo cerró con un discurso en el que ensalzó el "arte de comunicar sin imponer" de Gabilondo y aseguró que el que haya sido merecedor del premio es "un triple alegato en favor de la responsabilidad, el debate y el matiz".
Tales méritos se encarnarían, a su juicio, en el exdirector de Informativos de TVE y exlocutor de la Cadena Ser, a quien le alabó el saber "enfatizar y defender el pensamiento propio mientras se comprende el ajeno, con respeto y sin desprecios".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios