Las cifras de un lugar deficitario

Las cuentas del Valle de los Caídos: pierde 2,6 millones pese a registrar más visitas 

El monumento propiedad de Patrimonio Nacional costó 1,7 millones en 2017 y batió el récord de entradas vendidas en los últimos cinco años.

Fotografía Valle de los Caídos
Fotografía Valle de los Caídos / Cordon Press

El Valle de los Caídos no remonta su situación deficitaria. Por cuarto año consecutivo las cuentas del monumento propiedad de Patrimonio Nacional ubicado en plena Sierra del Guadarrama vuelven a arrojar importantes pérdidas. En concreto, desde 2014 el resultado anual deja números rojos por un valor de 2.665.349 euros. La situación contable llama la atención porque a lo largo de 2017 los ingresos han sido superiores a los de anteriores ejercicios, llegando a los 1,3 millones en concepto de venta de entradas, que se han multiplicado, y de ingresos patrimoniales. Estas cuentas se conocen justo en el momento en el que se han reanudado los trabajos preliminares de exhumación de algunos de los restos enterrados.

Las cuentas del Valle de los Caídos no cuadran. El monumento tiene más visitantes, pero los gastos siguen estando disparados. Así, en 2017 se ingresó 1.380.128,87 euros de los que 1.327.879 correspondieron a la venta de entradas (la general cuesta 9 euros y la reducida 4) y 52.249,87 a los ingresos patrimoniales. Sin embargo, los gastos ascendieron a 1.741.047,42 euros, repartidos entre gastos de personal (1.029.699,77 euros), gastos corrientes e inversiones reales (328.994,53), transferencias corrientes (340.000) e inversiones (42.353,12), según los datos que ofrece el Gobierno a una pregunta parlamentaria del diputado Antonio Hurtado, del PSOE.

Poniendo estas cifras en contexto se observa que el Valle de los Caídos ha ido mejorando su resultado anual en los últimos años. Así, el lugar que gestiona Patrimonio perdió 360.918,55 euros en 2017, 424.189 euros en 2016, 1.141.447 en 2015 y 738.795 euros en 2014. En total, los citados cuatro años de pérdidas por un valor de 2.665.349 euros. A esta cifra hay que sumar una subvención directa de 340.000 euros anuales que percibe la abadía benedictina, beneficiaria de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, incluida en los Presupuestos Generales del Estado. 

En los últimos años, además, el Valle de los Caídos ha ido multiplicando el número de visitantes. Así, durante 2017 se vendieron 283.263 entradas, más de 20.000 tickets más que en 2016 y un 16,78% más en relación al dato de 2014, cuando acudieron hasta allí 242.559 personas. Está cifra está cerca de alcanzar el récord de turistas de 2012, cuando se registraron 305.721. Como se puede comprobar en sus cuentas, la venta de entradas supone el 98% de los ingresos del lugar.

Hay que destacar que en el Valle de los Caídos hay catalogados un total de 614 bienes histórico-artísticos que están valorados en 21.009.485,55 euros, según su valor catastral. Además, cobra un canon anual al adjudicatario del servicio de la cafetería del recinto. En concreto, durante 2017 ingresó 29.700,03 euros en concepto de alquiler (IVA incluido), una cifra que se repetirá en 2018, ya que el contrato ha sido prorrogado hasta el 31 de diciembre. La cafetería se encuentra en el edificio funicular de la Santa Cruz.

Por su parte, la Comunidad de benedictinos de la Abadía se encarga de de gestionar los actos religiosos, como bodas, bautizos u otras ceremonias, por los que recibe unos ingresos. También gestiona de forma autónoma la hospedería del Valle de los Caídos, donde alojarse cuesta en torno a 60 euros por noche.

De los 1.029.699,77 euros en gastos de personal vive una plantilla de 30 efectivos que como personal laboral de Patrimonio Nacional se dedican a atender las necesidades del Valle de los Caídos. Hay cuatro operarios en el área de administración (un jefe de negociado, un oficial administrativo y dos auxiliares), diez en servicios generales y mantenimiento (un titulado de grado medio, cinco ayudantes, tres oficiales y un encargado), cuatro profesionales en los jardines y ocho en atención al público (un conserje encargado del museo, un guía intérprete, dos guías y cuatro taquilleros).

Hay que recordar que en los Presupuestos alternativos que ha elaborado el PSOE se incluye un gasto de 21 millones en Memoria Histórica para impulsar una serie de medidas en el Valle de los Caídos: acometer las exhumaciones de restos (incluidos los de Franco y José Antonio), la creación de un banco de datos de ADN de las víctimas, la puesta en marcha de una "comisión de la verdad", la retirada de toda la simbología franquista y la fundación de un Consejo de la Memoria de España. En sus siete años en La Moncloa el presidente Zapatero invirtió más de 25 millones en esta materia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios