(AMPLIACIÓN) BANKIA GANÓ 804 MILLONES EN 2016, UN 22,7% MENOS POR EL EFECTO DE CITY NATIONAL BANK Y LAS CLÁUSULAS SUELO

- Vendió más de 9.100 inmuebles, un 7,6% más. Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 804 millones de euros en 2016, un 22,7% menos con respecto a los 1.040 millones logrados en el ejercicio anterior.
Según comunicó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), parte de este descenso se debió a la aportación del City National Bank of Florida, que fue de 164 millones de euros. Descontando este efecto, el beneficio habría caído un 8,4%.
Además, el resultado del banco también está afectado por el entorno de tipos de interés negativos y las provisiones realizadas para hacer frente a posibles contingencias derivadas de préstamos con cláusula suelo, que Bankia decidió dotar.
De esta manera, el beneficio de Bankia durante el cuarto trimestre aislado se situó en 73 millones de euros (369 millones en igual trimestre de 2015), 250 millones en el tercero, 245 millones en el segundo y 237 en el primero.
GOIRIGOLZARRI
Para el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, la entidad "ha sido capaz de hacer frente a un entorno muy complejo para el sector financiero, mantener altos niveles de rentabilidad y solvencia, y así poder incrementar de nuevo el dividendo a abonar a nuestros accionistas, lo que, en definitiva, nos permite seguir avanzando en la devolución de las ayudas a los contribuyentes".
"Tenemos más clientes, están más satisfechos y nos recomiendan más. Eso se traduce en mayores cuotas de negocio y nos anima a seguir tomando iniciativas en la misma línea para ser percibidos como un banco cercano, sencillo y transparente", apuntó Goirigolzarri.
Bankia logró reducir el saldo de riesgos dudosos en 1.519 millones de euros, hasta los 11.476 millones, lo que permitió bajar la ratio de morosidad en un punto porcentual, hasta el 9,8%.
Por su parte, el margen de intereses se situó en 2.148 millones, un 21,6% menos, como consecuencia de un entorno de tipos de interés en negativo y de la bajada del rendimiento de los bonos de la Sareb.
No obstante, el margen de intereses marcó un punto de inflexión ya en el cuarto trimestre, incrementándose tanto los ingresos de esta línea de la cuenta de resultados (de 507 a 517 millones de euros) como el margen de clientes (del 1,41% al 1,49%).
Además, los ingresos se vieron afectados por la decisión adoptada en enero de 2016 de eliminar las comisiones para aquellos clientes que tuviesen su nómina o pensión domiciliada en la entidad. La facturación por este concepto se redujo un 12,2%, hasta los 824 millones de euros.
El incremento de la captación de nuevos clientes a lo largo del año llevó a que, en el cuarto trimestre, los ingresos por comisiones alcanzasen el nivel más alto del ejercicio (213 millones de euros) apoyados en la prestación de servicios y en la venta de productos de valor añadido.
Los datos muestran que las comisiones totales netas alcanzaron los 824 millones, un 11,4% menos con respecto a los 929 millones de 2015.
Por su parte, el margen bruto se elevó hasta los 3.166 millones de euros, un 16,8% inferior, mientras los gastos de explotación cayeron un 3,1% en términos comparables (descontado el efecto de la desconsolidación de CNB), hasta los 1.548 millones de euros.
La contención de gastos, según Bankia, fue "clave" para que la ratio de eficiencia se situase en el 48,9%. Descontada la aportación de ROF, la eficiencia recurrente quedó en el 53,2%, "la más baja entre las grandes entidades españolas en su negocio doméstico".
MÁS CLIENTES
Bankia subraya que otro elemento que contribuyó a sostener la cuenta de resultados fue la bajada de provisiones. En 2016 se hicieron provisiones por 494 millones (-31,4%). Así, el coste de riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) bajó en el año del 0,43% al 0,24%.
Bankia logró incrementar en 172.300 el número de clientes que tienen su nómina o pensión domiciliada en entidad, un 6,9% más. Del mismo modo, la comercialización de nuevas tarjetas de crédito y débito llegó a 522.570, lo que impulsó la facturación en comercios en un 10,4%.
Con respecto a los depósitos, registró un incremento acumulado en el ejercicio de 1.859 millones de euros, hasta los 98.848 millones, mientras que los recursos fuera de balance gestionados alcanzaron los 20.096 millones de euros, tras subir en 1.080 millones en el conjunto del año.
Bankia consiguió elevar el número de clientes multicanal, que representan ya el 37,6% del total, con un avance de casi el 20% en el ejercicio. Las transacciones realizadas con el banco a través de dispositivos móviles pasaron del 25,2% al 30,2%.
Bankia cerró el año con 300.000 clientes atendidos a través de su servicio de banca digital con gestor personal, casi el triple que un año antes, que aportan un volumen de negocio de más de 11.000 millones de euros.
CRECE EL DIVIDENDO
Bankia indica que gracias a la "confortable" posición de solvencia de la entidad, el Consejo de Administración ha acordado proponer a la Junta de Accionistas el pago de un dividendo de 317 millones de euros, un 5% superior al del año anterior.
Este pago llevará a que el dividendo acumulado en los tres últimos ejercicios alcance los 820 millones de euros, de los que más de 530 millones habrán ido a parar al Estado, "avanzando así en el proceso de devolución de ayudas por parte de la entidad".
En este periodo el porcentaje del resultado destinado a retribuir a los accionistas ('pay-out') ha pasado del 26,9% al 39,5%.
Por el lado de los activos adjudicados, pasaron de 2.689 a 2.251 millones de euros, un 16,5% menos, en términos de valor neto contable. La cobertura de estos activos se elevó hasta el 34,7%.
Junto a ello, el año pasado Bankia vendió más de 9.100 inmuebles, un 7,6% más, con unos ingresos de 481 millones de euros. Dicha cifra de ventas representa casi el 20% del stock existente.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios