España despacha 40 contratos al minuto en su camino a la recuperación

En los seis primeros meses del año se firmaron más de 10,5 millones de contratos. En torno a una cuarta parte tuvo una duración inferior a una semana.

En el mismo periodo se registraron 400.000 empleos más, lo que implica que se genera un nuevo puesto de trabajo por cada 26 contratos firmados.

España despacha 40 contratos al minuto en su camino a la recuperación

En el tiempo que emplee en leer este artículo en España se habrán firmado alrededor de un centenar de contratos de trabajo. La secuencia temporal es más o menos la siguiente: dos contratos cada tres segundos, 40 por minuto, 2.400 por hora y cerca de 60.000 cada día.

El mercado laboral español avanza en la senda de la recuperación de los puestos de trabajo perdidos durante los duros años de la crisis (ya se han recuperado dos terceras partes del déficit acumulado según el Gobierno) por aluvión, mediante una acumulación sin precedentes de contratos de trabajo, que no guarda proporción con la capacidad del país para generar empleo.

Le interesa leer: El Gobierno pide subir salarios.

Según los datos de contratos registrados en los Servicios Públicos de Empleo presentados este martes por el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, en los seis primeros meses del año se firmaron en España 10,5 millones de contratos, lo que supone una nueva plusmarca nacional en una de las disciplinas en que el mercado de trabajo español más se destaca: su casi ilimitada capacidad para tramitar nuevas relaciones laborales.

Los números del empleo son otra cosa. Si nos remitimos a la afiliación a la Seguridad Social, esos 10,5 millones de nuevos contratos firmados en la primera mitad de 2017 se tradujeron a efectos prácticos en poco más de 400.000 nuevos empleos en el mismo periodo. El rigor de las matemáticas indica que entre enero y junio se creó un puesto de trabajo por cada 26 contratos que se firmaron en España.

Le interesa leer: El Gobierno fía una vez más al ladrillo la recuperación.

La capacidad del mercado laboral español para 'procesar' relaciones laborales no es nueva, pero sí llamativa. Una ojeada a las completas estadísticas que cada mes proporciona el Ministerio de Empleo sirve para comprobar que cada día las empresas dan de baja a un número de trabajadores que oscila entre los 70.000 y los 90.000, y de alta a una cifra similar en una rotación consolidada desde hace años y asimilada como normal por todos los agentes.

Le interesa leer: España baja de 4 millones de parados por primera vez desde 2009.

El rango de fluctuación se amplía los fines de semanas y más aún cuando finaliza el mes. En junio por ejemplo la Seguridad Social registró 267.266 altas el día 1 de junio y 341.344 bajas el 30 de junio, que además coincidió en viernes. El fenómeno se explica por la existencia de un bolsa muy importante de trabajadores adscritos a relaciones laborales cuya duración es diaria, semanal o mensual, y que están sometidos a una rotación que se produce todo el año y que los sindicatos ya han denunciado en repetidas ocasiones como fraudulenta.

Las estadísticas de Empleo ayudan a enmarcar aún más el alcance del fenómeno. Nueve de cada diez contratos que se suscribieron en mayo (los datos de junio llegan con un pequeño retraso) se firmaron con trabajadores sin educación superior, más de un 25% tuvieron una duración inferior a una semana y la mayoría se firmaron para cubrir puesto de de baja cualificación (limpieza, peones agrarios o industriales, hostelería, restauración...).

Ahora en Portada 

Comentarios