Felipe González deja en los huesos la sociedad de inversión Tagua Capital

La firma de capital riesgo creada por el expresidente del Gobierno sigue abierta a pesar de carecer de actividad; en el último año duplicó sus números rojos: más de 42.100 euros.

La sociedad se creó en 2011 con el objetivo de ser referencia en la inversión 'made in Spain'. Sumó nombres de alto perfil empresarial pero dejó el capital riesgo en mayo de 2013.

El expresidente del Gobierno Felipe González.

Está viva aunque carezca de movimiento. La firma Tagua Capital, la enseña de inversión creada por el expresidente del Gobierno Felipe González, duplicó sus pérdidas el pasado año en el que no llevó a cabo ninguna actividad ligada al objetivo de su creación hace seis años: ser una de las enseñas clave del capital riesgo 'made in Spain'.

Son cifras pequeñas, pero relevantes por quién está detrás. El pasado año, Tagua Capital perdió 42.184 euros (un año antes fueron 23.145 euros). No tuvo ingresos ni empleados, pero sí unos gastos de explotación de casi 99.000 euros, según la memoria del ejercicio 2016, en la que no da detalles sobre su evolución económica.

Tagua Capital tiene el 100% de su accionariado en manos del expresidente socialista, según la información que consta en el Registro Mercantil. Hoy es un accionista único, pero revisar los nombres que formaron parte de su pasado es un auténtico repaso por el mundo empresarial patrio: Amparo Moraleda (expresidenta de IBM en España y consejera de CaixaBank y Vodafone España); Emilio Ontiveros (economista y presidente de la firma de análisis AFI); Juan Ignacio López Gandasegui (presidente de Aernnova); Eduardo Díez Hochleitner (expresidente de Más Móvil y ahora máximo responsable de Samaipata Ventures); Fernando Bergasa (presidente de Redexis Gas); Antón Arriola (ex Goldman Sachs), y Rafael Roldán (socio de EY), entre otros.Ser referencia

La sociedad se creó en abril de 2011, con el objetivo de ser una de las firmas de capital riesgo de referencia en España. Su capital social inicial: 300.000 euros y su sede en la madrileña calle Velázquez. La idea era focalizarse en el sector tecnológico y aprovechar los contactos de sus socios, con el expresidente del Gobierno a la cabeza. Pero no llegó a levantar los fondos necesarios para emprender el vuelo y pronto empezaron los problemas. En su primer ejercicio perdió más de 700.000 euros.

Sólo un año después llevó a cabo una drástica reducción de capital (más de 220.000 euros) y, en abril de 2013, una transformación societaria. Dejó el capital riesgo para convertirse en una sociedad anónima dedicada a la inversión inmobiliaria, y la compraventa y explotación de todo tipo de inmuebles.

Su suerte estaba echada. En mayo de ese año, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le dio de baja como sociedad gestora de entidades de capital riesgo y en verano salió de la sociedad la nómina de empresarios notables.

Hoy, Felipe González sigue apareciendo como accionista de referencia pero ya no es presidente. Dejó de serlo en agosto de 2013. Su administrador único, según el registro es Eric Bergasa López, esposo de María González Romero, hija del expresidente, según la información publicada por el diario El Mundo.

Tagua Capital no es la única sociedad de Felipe González. También es el principal accionista de Ialcon Consultoría, de la que es administradora única su hija María. Esta sociedad no ha presentado aún sus datos de 2016 pero, en este caso, sí se trata de una firma en movimiento. En 2015, ingresó más de 427.000 euros (un año antes fueron 1,8 millones). Sin embargo, también estaba en pérdidas. Hace dos ejercicios sumó números rojos por valor de 86.000 euros, ocho veces más que en el año previo.

Ahora en portada

Comentarios