Google modifica su comparador de precios para evitar nuevas multas de Bruselas

La multinacional estadounidense Google modificará el funcionamiento de su servicio de comparación de precios, Google Shopping, a partir de este jueves para evitar nuevas multas de la Comisión Europea por abuso de posición dominante.

Bruselas impuso a Google a finales de junio una multa récord de 2.420 millones de euros por favorecer de manera sistemática a su comparador de precios. La multinacional ha recurrido esta decisión ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE).

No obstante, el Ejecutivo comunitario dio a Google 90 días para poner fin a la práctica ilegal y advirtió a la compañía de que puede enfrentarse a sanciones de hasta el 5% de la cifra de negocios media diaria a nivel mundial de la empresa matriz, Alphabet, si no lo hace. Este periodo finaliza este jueves, 28 de septiembre.

Por ello, el gigante informático ha anunciado que modificará su comparador de precios. En concreto, el nuevo servicio estará basado en un sistema de subasta al que podrán acudir otros comparadores de precios 'online' y en el que Google Shopping actuará como una entidad independiente.

"Estamos adoptando una solución para cumplir con la reciente decisión de la Comisión Europea. Daremos a los servicios de comparación de precios la misma oportunidad que a Google Shopping para mostrar anuncios en las páginas de comerciantes en los resultados de Google Search", ha explicado el portavoz de Google, Al Verney.

"Google Shopping competirá en igualdad de condiciones y operará como si fuera un negocio separado, participando en la subasta de la misma forma que todos los demás", ha añadido.

Con el nuevo sistema no habrá espacios reservados para Google Shopping, que tendrá que pujar junto con otros comparadores de precios rivales, como Kelkoo, Twenga o Shopzinga, para ocupar un espacio en la zona en la que se muestran los resultados cuando se realiza una búsqueda en Google Search relacionada con una compra.

BRUSELAS VIGILARÁ "ACTIVAMENTE"

También este miércoles, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha asegurado que la Comisión Europea vigilará "activamente" durante los próximos meses que Google cumple con su obligación de poner fin al abuso de posición dominante por favorecer a Google Shopping frente a sus rivales.

"Depende de Google demostrar que cumple con la decisión y nosotros ahora lo vigilaremos activamente. Hemos estado en contacto, así que sabemos parte de lo que harán", ha afirmado la comisaria danesa en una rueda de prensa. "Está por ver lo que ocurre mañana (por este jueves) y depende de Google confirmar lo que están planeando", ha insistido.

Además, Vestager ha explicado que Bruselas ha contratado a KPMG y Mavens tras un concurso público para asistir a la Comisión Europea en la labor de supervisión de las medidas adoptadas por Google.

La multinacional, en cualquier caso, tendrá que presentar un informe al Ejecutivo comunitario cada cuatro meses para explicar cómo están funcionando las medidas adoptadas para cumplir con el dictamen comunitario, el primero de los cuales se prevé para principios del próximo año.

"Creo esto será visto con gran interés también por los participantes del mercado. Creo que es importante tomarse en serio cómo otros participantes lo ven, qué ven en el mercado para utilizarlo en nuestra supervisión y eso es lo que haremos las próximas semanas o meses", ha afirmado Vestager.

Ahora en portada

Comentarios