Miércoles, 24.04.2019 - 10:42 h

Montoro enmienda la plana a su número dos y no bajará impuestos en 2018

Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, aseguró en una entrevista que sí había margen para ello. 

El ministro de Hacienda, prefiere bajarlos al final de la legislatura, como hizo antes de las elecciones del 20 de diciembre. 

Montoro enmieda la plana a su número dos y dice que no hay margen para bajar impuestos

¿Hay o no hay margen para bajar los impuestos? Cualquiera diría que con un crecimiento del 3% (y un alza previsto de entre el 3,5% y el 4% para este año, sí podría haber cierto margen. Otros creen que no lo hay con un déficit todavía demasiado alto y avisan de que hay que cumplir con Bruselas. Este debate parece que se está teniendo en el propio seno del ministerio de Hacienda. 

Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, contempla una bajada de impuestos. Montoro, su jefe, también. En lo que no se ponen de acuerdo es en el cuándo. El número dos de Hacienda es partidario de hacerlo cuanto antes, Montoro al final de la legislatura. Y ya se sabe quién manda. 

Nadal se adelantó a su 'jefe' y aseguró en una entrevista en Expansión que "hay margen antes del final de la legislatura" para "hacer esfuerzos" adicionales que reduzcan todavía más la presión fiscal sobre los que crean empleo, las familias, las empresas, los que invierten, los que ahorran". 

Montoro le enmendó la plana escasas horas después. "Las bajadas de impuestos se hacen al final de la legislatura", señalaba Montoro tras su intervención el Foro "Cinco Días", en el que también aprovechó para defender la decisión de poner en marcha la amnistía fiscal de 2012, declarada nula por el Constitucional, y para despejar dudas sobre su continuidad.

El ministro dejó claro que el año que viene no habrá margen para bajar los impuestos, pero recordó que todavía quedan dos años más de legislatura y hay que tener "zanahorias" para la negociación. Montoro dejó claro que España debe salir primero del procedimiento de déficit excesivo abierto por la Comisión Europea. Tanto Montoro como Nadal esperan que sea el año que viene cuando nuestro país salga de esta situación. En eso, al menos, coinciden, una situación, que por otra parte no impidió bajar los impuestos al Gobierno justo antes de las elecciones del 20 de diciembre, medida que muchos criticaron por electoralista.

No solo no se contempla, pues, bajar los impuestos este año, sino que existe la posibilidad de crear un impuesto adicional para las bebidas azucaradas se incluyó en el último programa de estabilidad remitido a Bruselas en el caso de que peligrara el cumplimiento de estos objetivos.Sube el techo de gasto... y no se va

Los fuegos que Montoro debe apagar no se circunscriben solo a su propio Ministerio. También tiene a la oposición de uñas por una amnistía puesta en solfa por el TC. Montoro no está nervioso y sí socarrón, en su línea habitual. "No me voy a ir porque tengo trabajo", ha señalado Montoro, que puesto encima de la mesa entre sus tareas la próxima aprobación del techo de gasto para 2018 y que subirá conforme marca la regla de gasto, alrededor del 2,3 %.

"No vamos a gastar por encima de ese rango, sería contradictorio", ha subrayado el ministro, que ha vuelto a mostrar su disposición a negociar con el PSOE este tema y al que ha pedido colaboración en otros aspectos clave, como la financiación autonómica, para la que necesitan el apoyo de las regiones gobernadas por los socialistas.

En este punto, Montoro ha abierto la puerta a tomar medidas que permitan seguir ayudando a la reestructuración de la deuda de las autonomías y ha recordado el papel jugado por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Ahora en Portada 

Comentarios