Domingo, 24.02.2019 - 00:59 h

Nace en Murcia Tikoa, el primer observatorio de impresión 3D del mundo

Nace en Murcia Tikoa, el primer observatorio de impresión 3D del mundo

Un total de 25 expertos de una decena de países emitirán informes cuatrimestrales, de acceso libre y gratuito, en los que realizarán un análisis actualizado sobre la evolución del sector y las oportunidades reales que ofrece.

Sin duda, la impresión 3D está transformando profundamente la industria, introduciendo mejoras en los procesos de fabricación y nuevas posibilidades de producción nunca imaginadas antes. En tan sólo unos pocos meses se han presentado en diversas partes del mundo innovaciones como la impresión de tejidos vivos a partir de células madre; la creación de plantas de fabricación aditiva asistidas íntegramente por elementos robóticos; la instalación de microfactorías que permiten recuperar localmente la fabricación de productos como el automóvil; o la construcción de los primeros edificios impresos en 3D con hormigón.

Además, son frecuentes las presentaciones de notables mejoras en cuanto a velocidades de impresión, el ahorro de costes, o el desarrollo de nuevos materiales, desde plásticos, cerámicos y metales hasta las células madre, el hormigón o la comida.

Todo esto permite que la impresión 3D se vaya introduciendo cada vez en más sectores, y también que se vayan ideando nuevos modelos de negocio. Ahora bien, toda esta rapidez y la diversificación con las que evoluciona la impresión 3D tampoco están exentas de riesgos.

Ante esta situación, la principal misión que se plantea el observatorio es evitar que las empresas públicas y privadas cometan errores costosos, incluso millonarios, a la hora de implantar la fabricación aditiva.

Por ello, ha decidido poner a disposición de la industria de la impresión 3D una fuente de información fiable, contrastada y predictiva que responda a las necesidades de conocimiento y formación de las compañías que decidan integrar o dar el salto hacia esta tecnología.

A juicio del CEO de Optfain, Juanjo Pina, "los técnicos y directivos necesitan información tecnológica, financiera y socio-económica para apostar por el 3D, así como disponer de rigurosos análisis de mercado, empresariales y de costes de fabricación".

Por otro lado, asegura que en los próximos años un gran número de profesionales usarán estas tecnologías a un coste cada vez más asequible, permitiéndoles recuperar una mayor capacidad en la producción de objetos, que hoy se concentra en los grandes capitales, y ayudando a impulsar las economías locales como consecuencia.

Y es que, según PwC, actualmente un 66% de la industria ya utiliza impresión 3D en alguna de sus fases de fabricación. Entre ellos, un 29% continúa experimentando cómo integrarla de forma óptima en sus procesos de producción.

La apuesta es clara, según coinciden grandes consultoras como Wohlers o Context, el crecimiento del sector en el último año fue de un 26%, con una tendencia ascendente, hasta los 5.000 millones de dólares actuales. Las previsiones de ingresos para los próximos cinco años rondarían cerca de 15.000 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios