Renfe y Bombardier medirán el consumo eléctrico de los trenes para pagar a Adif

Plan para instalar medidores en 200 trenes AVE y mercancías para aclarar la factura eléctrica y conocer exactamente el consumo de cada máquina.

El control por tren y línea es importante ante la liberalización del sistema ferroviario, que se llevará a cabo en el año 2020.

Tren AVE de la línea Barceloona-Girona-Figueres.

La compañía canadiense Bombardier y Renfe han puesto en marcha un proyecto en 100 trenes Ave y otras tantas locomotoras de mercancías modelo 253 que debe contribuir a aclarar las cuentas de la compañía ferroviaria, su relación con el gestor de las infraestructuras Adif y el canon que paga a la entidad pública dependiente de Fomento. Con ese fin, Bombardier está instalando en esos 200 trenes un sistema (EMS) que revelará exactamente el consumo eléctrico de cada tren, según explican fuentes al tanto del proyecto.

Renfe es el primer consumidor de electricidad en el sector servicios y conocer el dato exacto de consumo eléctrico por ferrocarril y línea, ya sea de viajeros o mercancías, es clave de cara a la liberalización del transporte en el año 2020.

Si el nivel de discreción en torno a un proyecto empresarial sirviera para medir su importancia, el que llevan a cabo Bombardier y Renfe debe de tener mucha. Ni Bombardier ni la compañía ferroviaria dan detalles sobre el estado del proyecto o su intención final. "No hay declaraciones al respecto" señalaron en Bombadier.

Lo que sí hay en juego es dinero y diseño empresarial. El ente encargado de proporcionar electricidad a buen precio a Renfe es el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), gestor y propietario de las infraestructuras del ferrocarril. En 2016 adjudicó a Endesa e Iberdrola uno de los mayores contratos de suministro de electricidad a grandes empresas del país: 257,6 millones de euros para dar cobertura a la red ferroviaria en 2017. En 2016,  el mismo contrato se repartió entre Hidrocantábrico, Fenosa, Iberdrola, Acciona y Endesa. Adjudicación de Adif

Adif adjudica el contrato eléctrico y, según explica el gestor de infraestructuras, recibe de Renfe un canon estructurado según diferentes conceptos y según se trate de trenes de mercancías, de viajeros, kilómetros recorridos o uso de estaciones.

La pasada primavera, tras la llegada al Ministerio de Fomento de ïñigo de la Serna, el Gobierno aprobó una reforma en el sistema de pago del canon de Renfe a Adif. Esa reforma consistió en trasvasar a Renfe la subvención que Adif cobraba del Estado por el mantenimiento de la red convencional. Como contrapartida, Adif aumentó el canon por uso de la red de Renfe hasta 585 millones de euros anuales.

Para Adif, el cambio en el sistema de cánones, en el que se inscribe la radiografía de la factura eléctrica que quiere hacer Renfe, es muy importante. Con el nuevo sistema, Adif aumenta los ingresos comerciales por encima del 50% de su facturación total, lo que permitirá al Estado mantener el ante público fuera del perímetro de consolidación fiscal, tal y como exige la Comisión Europea, y evitar impacto en el déficit público. El cambio en el canon encaja también en las recomendaciones efectuadas por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) para una mayor transparencia de la relación entre Adif y Renfe.Consumo por unidad

El consumo eléctrico de cada unidad es importante en un escenario de libre tránsito de viajeros y mercancías en la UE. Según expertos consultados, Bombardier lleva cierta ventaja porque ha sido la primera compañía en homologar en la UE un sistema de medición denominado Energy Management System, conocido como EMS. El sistema funciona en cualquier vehículo ferroviario que circule bajo cualquier tipo de tensión y que esté construido por cualquier fabricante.

Renfe y Bombardier los van a instalar en 91 trenes AVE y 100 locomotoras modelo 253, con previsiones de ahorro de 15 millone sde KWH y ahorro de 2.600 toneladas anuales de dióxido de carbono. En realidad, el EMS consiste en tres sistemas: equipos medidores de energía, sistema de conducción eficiente Bombardier (SCEB) y sistema de reducción de consumo a tren parado. los equipos medidores de energía permitirán a Renfe recibir una factura de energía en base a los kWh consumidos. Todo sea por aclarar cuentas.

Ahora en portada

Comentarios