Santander se arma en Brasil: compra una firma de recobro para mejorar ingresos

Se queda el 70% de Ipanema Credit Management. La recesión aumentó el volumen de carteras problemáticas en la economía latinoamericana.

Con los primeros indicios de recuperación, el banco ha redoblado su apuesta por la financiación al consumo y el negocio de tarjetas.

Marcial Portela deja la presidencia del Santander Brasil

Con el cambio de ciclo de la economía brasileña, el Santander afina su ofensiva. El banco acaba de tomar el control de una firma de recobro que le ayudará a encarar la cartera de impagos que dejó tras de sí la recesión sufrida entre 2015 y 2016. Y, ahora que la economía empieza a remontar, la entidad se afana en redoblar además la apuesta por la financiación al consumo y tarjetas, negocios donde contar con un especialista en recuperación de deudas suele ser una herramienta útil igualmente para mejorar la cuenta.

El Santander Brasil compró en julio el 70% de Ipanema Credit Managment según desveló el consejero delegado, Sergio Rial, en entrevista con Bloomberg. Transita el camino marcado por entidades competidoras: Itaú Unibanco compró Recovey do Brasil en pasado año y Lone Stat Funds asumió la propiedad de la brasileña Apoema Capital Partners.

Armarse con expertos en gestión de activos en dificultades ayuda a sacar el mejor provecho en la administración de una montaña de expedientes de fallidos, sobre todo si la alternativa es la venta directa de carteras porque evacuar el problema a través de esta vía implica, normalmente, aplicar fuertes descuentos a sus precios.

La operación cobra sentido, incluso, superior con el inicio de la reactivación de Brasil porque descansa principalmente en una reducción draconiana de los tipos de interés que invita a la banca a potenciar la financiación sin garantías si se aspira a un negocio de amplios márgenes. Los precios de los préstamos hipotecarios no suelen ni siquiera ser la mitad del crédito al consumo o financiación con tarjetas.

Tras la contracción del 3,6% que experimentó el PIB del país el pasado ejercicio y el 3,5% durante 2015, los analistas pronostican un auge del 0,6% para el actual ejercicio y del 1,5% para el próximo. Pero el principal motor es la reducción del precio del dinero. Su Banco Central ha bajado el tipo de interés desde el 14,25 al 9,25% entre octubre de 2016 y el pasado mes de julio, y se esperan aún más ajustes. Un abaratamiento que en sí mismo está alentando el consumo que el Santander quiere financiar.Aporta el 26% del beneficio al grupo

No le ha ido mal durante la peor crisis que se recuerda en el país y ahora quiere impulsar los ingresos. Su filial brasileña, la que mayor beneficio y negocio aporta al grupo, ha sido capaz de vadear la recesión con expansión de negocio. La cartera de crédito aumentó un 5,1% interanual al pasado mes de junio mientras el conjunto de la banca sufrió una contracción del 1,6%. Su beneficio se incrementó el 32% y alcanzó 1.244 millones, magnitud que supone el 26% del beneficio atribuido del grupo. En aportación le siguen Reino Unido, con el 17%, y España, con un 13%.

Gran parte del empuje llega por la financiación y una recaudación por comisiones que remonta un 20,4%, apoyada en la colocación intensiva de tarjetas a clientes y el posicionamiento conseguido en los terminales lectores (TPVs) instalados en comercios tras comprar Getnet en 2014. Para ya ultima agilizar el crédito al consumo con su contratación directa online. Cuando la operación carece de avales o garantía como una hipoteca, contar con un especialista en gestión de deudas facilita que se active la maquinaria en la primera alerta y evitar, en muchos casos, la morosidad o, al menos, recuperar una mayor participación de la deuda en caso de declararse como fallido.  

Ahora en portada

Comentarios