Martes, 12.12.2017 - 16:49 h

Recogen firmas para solicitar que los exámenes de la OPE propuesta por Educación para 2017 se realicen en 2018

Responsables del Departamento de Educación del Gobierno vasco se reunieron el pasado viernes en mesa sectorial con los representantes sindicales del personal funcionario docente, a quienes propusieron convocar para el año 2017 una Oferta Pública de Empleo con 818 plazas. De ellas, 47 corresponderían a las que quedaron desiertas en la OPE de 2016.

Los impulsores de esta iniciativa, que en tres días han recogido más de un millar de firmas, piden a la consejera de Educación, Cristina Uriarte, que los exámenes se realicen en 2018, dado que "el pasado 23 de diciembre se iniciaron las negociaciones sobre la OPE, y hay poco margen para preparar las oposiciones".

A su entender, es "vergonzoso" que les planteen unas oposiciones "con seis meses de antelación", ya que tendrían que preparar los exámenes "a contrarreloj", lo que, una vez más, "evidencia la improvisación e ineptitud del Departamento de Educación".

Además, advierten de "la merma de la calidad en la enseñanza que supondría tener a los profesores sustitutos preparando las oposiciones" a la vez que tienen que "organizar y preparar las clases", a lo que se suma "la escasez de plazas". "No hay tiempo para preparar una oposición e impartir clases, por lo que es necesario retrasar la OPE a 2018", consideran.

Tras manifestar que los opositores tienen derecho a "organizar nuestras vidas, a matricularnos en estudios, y a pagar cursos sin esperar a diciembre de cada curso", piden al Departamento de Educación "seriedad y organización" y advierten de que "no se puede iniciar una negociación el 23 de diciembre, porque se necesita una planificación para que estén garantizados los derechos" de quienes van a opositar.

A pesar de reconocer que "hace mucho que no se sacan unas oposiciones", manifiestan que "no tener tiempo para prepararlas es una injusticia", además de "no disponer aún del material o los temarios".

RESPUESTA SINDICAL

ELA consideró "insuficiente" la OPE anunciada para el sector de Enseñanza, ya que "no se corresponde con la tasa de eventualidad del profesorado", y denunció que el Departamento vasco de Educación "mantiene su apuesta por la precariedad". Por su parte, LAB pidió que se retrase la convocatoria, ya que se ha convocado "en el último minuto que le permite la Ley, sin ninguna planificación a medio plazo y sin tener en cuenta las necesidades educativas actuales".

Por otro lado, la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Euskadi anunció que negociará para "intentar mejorarla", mientras que UGT Euskadi advirtió que "tiene que haber una mayor oferta de plazas y que se contemplen en esta convocatoria mayor número de plazas en Perfil Lingüístico 1 (PL1)".

Ahora en portada

Comentarios