Domingo, 22.07.2018 - 20:12 h

UN TEMPORAL ATLÁNTICO DE MAR, VIENTO Y LLUVIA BARRERÁ LA PENÍNSULA DESDE EL MIÉRCOLES

- Habrá precipitaciones generalizadas y olas de más de ocho metros en Galicia. Varias borrascas asociadas a un temporal atlántico barrerán la Península Ibérica desde el oeste hacia el este a partir del próximo miércoles, con lo que febrero se estrenará con vientos fuertes, mal estado de la mar y lluvias que serán generalizadas en todo el territorio peninsular y podrían llegar a Baleares. El cielo estará cubierto de nubes en muchas zonas, aunque en algunos momentos se abrirán claros que dejarán paso al sol.
El portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Alejandro Roa, explicó este lunes a Servimedia que desde el miércoles llegará una borrasca atlántica cada día que afectará sobre todo a Galicia, precisamente la comunidad autónoma donde menos ha llovido desde el pasado mes de octubre.
Roa señaló que será “un temporal continuo” en el que “lo más significativo serán seguramente las olas, que pueden llegar a ocho y nueve metros en Galicia y el Cantábrico", e indicó que nevará en zonas montañosas del norte peninsular, con la cota ocasionalmente situada en unos 1.000 metros, y el viento, que será de componente oeste y suroeste, “va a afectar prácticamente a toda la península”.
“Los frentes que vienen asociados del Atlántico irán de oeste a este y traerán lluvias sobre todo a Galicia y a otras zonas del norte. Cuanto más al este, menos lluvia, con lo que afectarán poco al Mediterráneo y a Baleares porque los vientos llegarán debilitados, pero no se librarán”, añadió.
El viento marítimo de componente oeste y el paso de sucesivos frentes que acompañan a las borrascas atlánticas producirán precipitaciones en gran parte del territorio peninsular. Las cantidades acumuladas desde el miércoles hasta el domingo serán considerables en el noroeste y en sistemas montañosos de la mitad norte, y podrán superarse los 200 litros por metro cuadrado en puntos de Galicia.
Por lo que respecta a las temperaturas, Roa subrayó que “van a ser suaves para la época del año durante toda la semana porque estos temporales del atlántico van a traer vientos templados”, con lo que las heladas nocturnas se quedarán solamente en Pirineos.
MARTES
Este martes habrá lluvias en Galicia y el noroeste de Castilla y León, que serán más intensas en el oeste de Galicia, donde podrán ser localmente fuertes y/o persistentes. Las precipitaciones se extenderán hacia el este de forma más débil y aislada y cubrirán el tercio oeste peninsular, con lo que podrían llegar a otras zonas de la mitad oeste.
El resto de la mitad norte peninsular y el Estrecho tendrán intervalos nubosos, mientras que el cielo prácticamente despejado predominará en el sureste peninsular y en Baleares. En Canarias habrá intervalos nubosos, sobre todo en el norte de las islas, donde es probable que llueva débilmente.
La cota de nieve comenzará entre 1.600 y 1.900 metros e irá bajando a entre 1.400 y 1.800 en el noroeste peninsular, y estará entre 1.600 y 1.800 metros en el Sistema Central y los Pirineos a primeras horas del día.
Por la mañana podrían aparecer nieblas en Mallorca y en el interior peninsular, salvo en el noroeste, así como brumas en el norte del litoral mediterráneo, y soplarán intervalos de viento fuerte al principio del día en el litoral de Galicia y rachas fuertes en zonas de montaña del extremo norte de la península.
Las temperaturas descenderán en el tercio occidental peninsular y aumentarán en el interior de la mitad oriental. Las heladas nocturnas se quedarán sólo en los Pirineos. Los termómetros marcarán los valores más altos en Las Palmas de Gran Canaria (23ºC), Santa Cruz de Tenerife (22), Murcia (21) y Córdoba y Granada (20), mientras que las capitales más frías serán Ávila, León y Lugo (12ºC como mucho).
MIÉRCOLES Y JUEVES
La llegada de febrero traerá el miércoles cielos nubosos o cubiertos con lluvias y chubascos en la mitad occidental peninsular, que serán más intensos y localmente persistentes en Galicia, el entorno de la Cordillera Cantábrica y el oeste del Sistema Central, y podrían llegar por la tarde a los Pirineos.
Las precipitaciones podrán estar acompañadas de tormentas en el extremo oeste de Galicia y el área del Estrecho, y de forma más débil y aislada se extenderán hacia el este de ambas mesetas y, muy puntualmente, a otras zonas del interior peninsular, con lo que el área mediterránea oriental podría librarse de las lluvias. Canarias mantendrá la misma situación meteorológica del martes.
La cota de nieve en la península estará entre 1.300 y 1.800 metros en las vertientes atlántica y cantábrica, y de 1.600 a 1.800 metros en el resto. Se esperan posibles nieblas matinales en el valle del Ebro y el sureste de Castilla-La Mancha, y brumas en el litoral mediterráneo norte, así como vientos fuertes en el litoral gallego y con rachas fuertes en zonas de montaña de la mitad noroeste peninsular. Las temperaturas bajarán en el tercio central peninsular y helará en los Pirineos.
Por otro lado, el jueves habrá precipitaciones generalizadas en la península y Baleares, que serán más intensas y localmente persistentes en Galicia, el entorno de la Cordillera Cantábrica y el oeste del Sistema Central. También tendrán cierta intensidad y persistencia en zonas del oeste de Andalucía y en Pirineos, y se espera que se extiendan a lo largo del día hacia el este y lleguen al área mediterránea, y que estén acompañadas de tormentas en el oeste de Galicia y el entorno de Baleares. En Canarias seguirán los intervalos nubosos y podría llover débilmente en el norte.
Las temperaturas descenderán en la península y Baleares, sobre todo en el interior oriental, y subirán en Canarias; volverán las heladas nocturnas a los Pirineos y habrá vientos fuertes en el litoral gallego y rachas fuertes en zonas de montaña y los litorales cantábrico y mediterráneo.
DE VIERNES A DOMINGO
A partir del viernes y hasta el domingo, el paso de sucesivos sistemas frontales que se irán desplazando desde el Atlántico hacia el este afectarán a la península y Baleares, con lo que prevalecerán los cielos nubosos o cubiertos y las precipitaciones serán generalizadas en las vertientes atlántica y cantábrica, mientras que en el área mediterránea serán más débiles y menos probables.
Las lluvias podrían ser más intensas y persistentes en Galicia y el oeste del Sistema Central y de los Pirineos, y también podrían darse en el área del Estrecho y en otras zonas de Andalucía. La probabilidad de lluvias débiles en el norte de Canarias desaparecerá el sábado.
La cota de nieve irá oscilando en función del paso de los diferentes frentes y afectará a la mayor parte de los grandes sistemas montañosos.
En la península, las temperaturas tenderán a descender el viernes y a ascender el sábado. En general, los termómetros irán alternando desde el viernes las subidas y las bajadas, dependiendo del desplazamiento de los frentes, aunque en Baleares predominarán los ascensos, con lo que en el archipiélago habrá temperaturas significativamente más altas de lo normal.
El viento será de componente oeste y sur en la península y Baleares, que irán rolando a noroeste tras el paso de los frentes, y con probables intervalos de fuerte en los litorales gallego, cantábrico y mediterráneo; Baleares, el valle del Ebro y zonas de montaña.

UN TEMPORAL ATLÁNTICO DE MAR, VIENTO Y LLUVIA BARRERÁ LA PENÍNSULA DESDE EL MIÉRCOLES

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios