Jueves, 19.09.2019 - 15:37 h
Nueva fórmula de coinversión

Banca March se apoya en KKR para ir a operaciones corporativas en la UE y EEUU

El banco aportará 40 millones, junto a inversores institucionales profesionales, a un fondo de la firma de capital riesgo volcado en deuda 'mezzanine'

Banca March gana 113,8 millones a junio, un 172,6% más, impulsado por la venta de su participación en ACS
Una sucursal del 

La fábrica de Banca March para sacar chispas a su particular manera de animar a invertir ofreciéndo a clientes a acompañarle en sus propias incursiones está a plena carga. Su penúltima estrategia es embarcarse en apoyar operaciones corporativas de no cotizadas internacionales, acercando esta singular apuesta a inversores profesionales a través de un fondo especializado de KKR.

El banco se ha reservado la suscripción de 40 millones de euros en aportaciones al ‘KKR Private Credit Opportunities Partners II (EEA) Euro L.P.’, que moverá unos 2.300 millones, según ha revelado KKR en documentación al regulador americano. El vehículo facilita el acceso a la denominada deuda mezzanine, o “deuda intermedia”, un tipo de incursión con promesas de obtener altas rentabilidades por el mayor riesgo asumido.

Es la pasarela para participar en transacciones tales como financiaciones a empresas que quieran comprar a competidores o financiar un plan de expansión con la instalación de fábricas en otros países. El fondo de la firma de capital riesgo KKR fija sus miras en transacciones que traspasan las fronteras españolas y ubican residencia sobre todo en Estados Unidos o Europa.

Como ya es casi ‘ADN’ en la estrategia de Banca March, abre con este acuerdo la posibilidad a inversores de acompañarle, aunque esta vez más que clientes será socios o inversores con un perfil institucional y profesional muy marcado. No formula, de hecho, una captación al uso ni es un producto abierto a partícipes. La razón es que los recursos los comprometerá en breve y durante ocho años, momento en el que vehículo de KKR hará líquidas las posiciones. Banca March da el paso abanderado por su conocimiento de la deuda mezzanine como inversor.

La coinversión es activo singular y casi privativo de Banca March en España por vocación o interés y por las altísimas solvencias que se exigen a las entidades para poder ofrecer estos servicios. Su ratio de capital roza el 18,9%, con la morosidad a ralla en el 3,46% y una tasa de liquidez del 114,8%, que le aúpan al podio de la banca en Europa en los hoy tan codiciados ratios. 

La mayor sivac de España, abierta a coinversión

La sicav Torrenova es, a la sazón, la más grande de España con 1.540 millones de euros en patrimonio gestionado de casi 6.700 clientes. Creada hace más de dos décadas fue la avanzadilla en la estrategia que consiste en buscar inversiones para el banco y abrir después la posibilidad a clientes a acompañarle. Bellver y Lluc, con 551 millones y 226 millones de patrimonio bajo gestión, cierran este catálogo para clientes que quiera acceder con la suscripción mínima de una acción -en todo tipo de sicavs gestiona más de 3.400 millones-.

La entidad ha ido ampliando terreno y bajo la misma fórmula saltó al mundo del capital desarrollo que invierte en no cotizadas de mediano tamaño en España y Portugal, a través de Deyá Capital, fondo gestionado por Artá Capital. O también entró en Madrileña Red de Gas, que explota redes de distribución de gas y ha arrojado una rentabilidad (Tir) del 21% entre 2011 y 2015, y ha sacado para patrimonio propio y de clientes otra Tir del 17,6% entre 2009 y 2014 poniéndose detrás de un proyecto de 'sale&leaseback' sobre inmuebles de BBVA.

La penúltima apuesta cuajó el verano pasado con la compra del Centro Comercial ABC Serrano a CBRE Global Investment Partners en consorcio con IBA Capital Partners y vocación de abrirlo a clientes. Situado en la 'milla de oro' madrileña, el inmueble está valorado en unos 80 millones, y cambia de manos en medio del fragor por los centros comerciales situados en zonas céntricas claves ante la promesa de actividad despertada por la mejora del consumo y perspectivas económicas.

El posicionamiento rinde resultados, sobre todo por el negocio de banca privada, donde aumentó un 20,5% la cartera de clientes en el primer semestre y un 16,2% el volumen de negocio. El desafío es no ceder terreno ante la voracidad con que la banca tradicional ahora se vuelca para compensar con comercialización de productos como fondos los escuálidos ingresos del margen financiero. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios