Martes, 26.05.2020 - 13:09 h
Más de 28 millones repartidas en total

Plan de choque en el transporte: envíos urgentes de mascarillas en 24 horas 

El sector logístico concentra sus esfuerzos para mantener el abastecimiento en supermercados, hospitales, farmacias y personal esencial.

Un empleado carga mascarillas para un transporte
Las mascarillas monopolizan los envíos urgentes de los grandes transportistas. / XPO

Si hay una frase que resume a la perfección el sostén económico y social desde que entrase en vigor el estado de alarma hace más de tres tres semanas es que "el sector del transporte y la logística es fundamental en situaciones de crisis como la que estamos sufriendo actualmente". Lejos de arrugarse ante la adversidad, los grandes transportistas se han erigido en el motor de España, garantizando tanto el abastecimiento constante en los supermercados como que comercio electrónico no se paralice. Pero, sobre todo, son la clave para que la escasez generalizada de mascarillas y otros útiles sanitarios no ponga en riesgo a quienes más las necesitan. ¿Cómo? Utilizando casi exclusivamente para las mascarillas el servicio de entrega urgente en 24 horas de otros sectores como el de la moda.

El autor de la frase es Massimo Marsili, director general de la división de Transporte de XPO Logistics en España, Portugal y Marruecos, quien explica a 'La Información' que este trasvase de esfuerzos se debe a una nueva realidad a la que debemos acostumbrarnos: lo que antes era un plus de calidad en el servicio, ahora ha de considerarse un lujo accesorio. "En épocas normales, realizamos para nuestros clientes de cadenas de tiendas de moda, un servicio especial de entregas que realizamos por las noches, en plazos muy reducidos de menos de 24 horas, a toda la península. Esa misma capacidad de distribuir a cualquier punto, de una forma tan urgente, la hemos puesto al servicio de entregar en tiempo récord los equipos de protección para el personal sanitario", señala.

En este sentido, para hacerse una idea del impacto que puede tener el sector en el reciente frenazo de la epidemia en España y en el aplanamiento de la curva de contagios, solo XPO ha distribuido ya 400.000 kits de test de coronavirus, 28 millones de mascarillas, 17 millones de guantes, 400.000 batas y trajes de protección, y 550.000 gafas y pantallas protectoras, entre otros. Según explica la compañía, el 100% de los envíos de material sanitario se han realizado por esta vía urgente; una práctica generalizada en el sector logístico tanto para ayudar en la contención del coronavirus como para mantener su ritmo de trabajo. "Las empresas de alimentación, instituciones sanitarias como hospitales y farmacias e incluso el negocio del e-commerce están manteniendo la actividad del sector logístico", resume Marsili.

No es una cuestión baladí: la logística en España representa un negocio de alrededor de 23.000 millones de euros al año y, debido a ser la pieza fundamental de la cadena de suministro, genera el empleo directo e indirecto de cientos de miles de personas. Paradójicamente, la Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM) explicaba este lunes que, mientras se realizan envíos urgentes y masivos de material sanitario, hasta ayer no se habían empezado a repartir mascarillas entre el personal dedicado al transporte de mercancías, en virtud de una resolución aprobada el pasado 2 de abril en la que la Dirección General de Transporte Terrestre las declaraba obligatorias al tratarse de un servicio esencial.

Del transporte a la población: ¿mascarillas obligatorias?

En concreto, Correos realizará la distribución de un total de 929.183 mascarillas entre 163.665 transportistas de toda España, a pesar de que desde CETM se ha acogido la medida con cierto recelo, ya que entienden que un transportista no debería verse expuesto al riesgo de contagio: "Seguimos reclamando que se prohíba que el conductor participe en las operaciones de carga y descarga, siguiendo en este sentido las recomendaciones de la Comisión Europea". Sea como fuere, lo cierto es que la obligatoriedad en el uso de mascarillas ha pillado por sorpresa en el sector, a pesar de formar parte de la agenda de medidas de contingencia contra el coronavirus que perfila el Gobierno y entre las que no se descarta una eventual ampliación del uso obligatorio de mascarillas a toda la población.

Abastecer a 47 millones de personas de mascarillas es uno de los grandes retos a los que se enfrentaría el sector logístico en las próximas semanas y meses. En primer lugar, porque hasta ahora se ha concentrado casi todo el envío urgente en hospitales y en centros sanitarios, pero también porque a día de hoy ya hay más mascarillas que habitantes en España, pero resulta casi imposible comprarlas para el personal no esencial: la cadena de producción de la mayoría de las empresas se ha roto en algún punto (buena parte de las fábricas están ubicadas en China) y no existe un control exhaustivo de las unidades que deberían ir a parar a la población, algo que pueden llegar a dar lugar a un auténtico mercado negro de mascarillas.

Aún así, el sector logístico lo considera posible, a tenor del desvío de esfuerzos a este tipo de envíos urgentes. De hecho, el material sanitario no es lo único prioritario en estos momentos, tal y como apunta Marsili, quien explica que XPO también ha "comenzado a dar servicio a empresas que necesitan un servicio de transporte garantizado u otro tipo de servicios adicionales, como entregas urgentes, entregas en fines de semana o entregas concertadas. [...] Es el caso de una cadena de tiendas de productos de belleza, higiene personal y del hogar con una gran capilaridad para abastecer de estos bienes a la sociedad". Quién sabe: quizás los geles desinfectantes sean el siguiente elemento de uso obligatorio para que la población pueda salir de casa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING