Viernes, 06.12.2019 - 20:36 h
Alianza internacional

La firma española de defensa Escribano salta a Australia junto al gigante Moog

La filial australiana de la empresa madrileña ha cerrado un acuerdo con la veterana compañía para construir estaciones navales en el Pacífico.

La Estación Naval de Escribano ME Sentinel 2.0
La Estación Naval de Escribano ME Sentinel 2.0 / Escribano ME

La empresa española de Defensa Escribano Mechanical & Engineering, nacida en un modesto taller de Coslada y con sede central en Alcalá de Henares (Madrid), ha firmado con uno de los gigantes del sector, Moog Australia, para la construcción de estaciones navales de guerra en Australia y Pacífico y liderar el sector en ese ámbito geoestratégico. La multinacional de origen estadounidense ha cerrado el acuerdo -en el marco de una gala por su cuarenta aniversario en la ciudad de Melbourne- con la filial de la empresa española recientemente creada en aquel país. Escribano M&E es la empresa española de referencia internacional en el mecanizado de alta precisión para los sectores de defensa y aeroespacial.

Escribano ha pasado de ser una pequeña empresa familiar que mecanizaba piezas para automóviles a tener 300 empleados, exportar el 90% de su producción y facturar más de 50 millones de euros. Y esta alianza promete multiplicar las cifras en los próximos ejercicios contables. Javier Escribano, CEO de la compañía española ha firmado el acuerdo con Bryan O'Connor, director general de Moog Australia. La joya de la corona de ese pacto es la Estación Remota de Armas Navales Sentinel 30, entre otras estaciones navales de menor calibre así como estaciones remotas de armas terrestres.

La gran valía de esta tecnología fabricada y creada por Escribano ME es que permite la operación nocturna y en condiciones de visibilidad reducida contando con una cámara de infrarrojos de tercera generación. Además, al ser manipulada por control remoto, limita los riesgos para el tirador. Según ha detallado Moog, la fase inicial de este acuerdo se centrará en las RWS navales de sistemas de armas de cuatro calibres y en las torres terrestres para el mercado australiano y de Asia Pacífico.

Moog y las Fuerzas Armadas de Australia

Por su parte, Moog es una gigante de la Defensa con su cuartel general en Elma, Nueva York, que nació en 1950 y tiene actualmente 11.000 empleados. Se dedican a diseñar y fabricar controles de movimiento y fluidos y sistemas de control para aplicaciones en dispositivos aeroespaciales de defensa, industriales y médicos. En Australia llevan presentes desde hace cuarenta años y son proveedor oficial del Gobierno, una situación de la que se puede beneficiar ahora la española Escribano.

Entre las contribuciones más destacadas de Moog Australia con las Fuerzas Armadas de este país destacan sistemas de defensa para los aviones F/A-18 Hornet y Super Hornet, para la aeronave de transporte táctico C27-J y otras aeronaves de la Real Fuerza Aérea Australiana para tareas como el apoyo de la flota naval, vigilancia marítima, búsqueda y suministro de sobrevivientes y guerra antisuperficie como las  AP-3C Orion. También los vehículos blindados ligeros ASLAV y la familia de blindados M113 y M1A1; así como sistemas para los submarinos clase Collins, diseñados para moverse a gran profundidad por dos océanos de diferentes características (Pacifico e Indico), bajo una navegación silenciosa y amplia autonomía. 

Parte del equipo de ingenieros de Escribano M&E en la sala ágora.
Parte del equipo de ingenieros de Escribano M&E en la sala ágora en Alcalá de Henares, Madrid. / José González

La experiencia española

Las estaciones remotas de armas navales son el objeto principal del acuerdo con Moog Australia, en concreto su Sentinel 2.0 para calibre de 12,70 mm, que es desarrollada y fabricada por Escribano ME y ha ganado recientemente en nuestro país una licitación pública para suministrar 34 torres controladas a distancia (RWS) y 8 preinstalaciones para buques de la Armada Española por valor de nueve millones de euros.

La Armada Española y Sentinel 2.0
La Armada Española y 
Sentinel 2.0

Según explica la compañía a La Información, es la primera vez que este tipo de arma de 12,7 mm, de control remoto, se despliega en una misión para la lucha contra la piratería en el Índico. Hasta ahora los buques de la Armada Española iban protegidos con la denominada artillería secundaria de calibre 12,7 mm (Browning), la más empleada a raíz de la crisis de la piratería en esa zona en 2008. 

Javier Escribano, de Escribano ME, firma el acuerdo con
Javier Escribano, CEO de Escribano ME, firma el acuerdo con  Bryan O'Connor, director general de Moog. Australia  / L.I.

Pero todas ellas son de "apuntamiento manual", lo que es un riesgo para el tirador y con el margen de error que supone la puntería nocturna. Se prevé que este mismo sistema sea seleccionado por la Armada Española para dotar a las futuras fragatas F-110. La estación de armas Sentinel 30 de Escribano está en operación ya en varios buques y patrulleras de la Marina de Guerra del Perú. Desde Escribano apuntan que es la primera vez que el Ejército y Armada van a contar con una tecnología desarrollada íntegramente en España.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING