Martes, 11.12.2018 - 11:20 h
Piden las mismas reglas de juego

El Corte Inglés, Carrefour e Ikea se unen contra Amazon: adiós a leyes del siglo XX

Las grandes empresas del sector de la distribución demandan un marco normativo "moderno, flexible y que responda a la realidad del mercado".

Fotografía de Amazon
Fotografía de Amazon / EFE

La Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged), que engloba empresas como El Corte Inglés, Carrefour e Ikea, ha estallado contra los grandes operadores 'online', sobre todo Amazon. El motivo es que quieren competir en igualdad de condiciones contra los nuevos agentes del sector por lo que demandan un marco normativo "moderno, flexible y que responda a la realidad del mercado". 

Las grandes del sector destacan que la coyuntura es favorable para llevar a cabo amplias reformas al lograr el comercio un crecimiento del 3% en 2017, encadenando cuatro años de recuperación de la facturación y el empleo. Aun así, la patronal señala que "por desgracia, buena parte de la legislación comercial ha quedado anclada en el siglo XX: mientras que una parte del comercio está sujeto a un corsé estricto que afecta a aspectos clave como los horarios, la fiscalidad o la libertad de establecimiento; grandes operadores online quedan al margen, convirtiendo en ventajas competitivas las limitaciones del resto".

Por tanto, la solución de competir todos en igualdad de condiciones es sencilla según la patronal de las grandes de la distribución: "demandamos un nuevo marco normativo moderno y flexible que responda a la realidad de nuestro mercado". 

La patronal no niega que la revolución digital está cambiando a una gran marcha el comercio y los clientes han incorporado la tecnología en sus compras, con los entornos físico y online tendiendo a integrarse y a romper todos los convencionalismos. 

Aun así, destacan que "hoy vemos como las barreras entre sectores, productos y empresas son cada vez más difusas". El mejor ejemplo es que las tiendas físicas pasan de vender productos y servicios a ofrecer experiencias de compra. Y, sobre todo, "hemos visto nacer nuevos modelos de negocio y competidores globales, que desde Internet y sin una sola tienda física, son capaces de enviar millones de referencias las 24 horas del día". 

El comercio online representa ya el 3,1% de la facturación minorista en España y dicho porcentaje va a más con el paso de los años. Además, la transformación digital que afronta el sector afecta a toda su estructura y estrategia: "desde los procesos de la cadena de valor, las operaciones y la logística; a la formación de equipos y la captación de talento; la reorganización de las tiendas en espacios omnicanal; la revolución de los medios de pago o la nueva relación con un cliente permanentemente conectado". 

Aun así, las grandes empresas de distribución no se están quedando al margen de estos cambios y se están adaptando al nuevo entorno. La patronal señala distintos aspectos emprendidos en este ámbito como "un convenio colectivo firmado que, gracias al consenso de todas las fuerzas sindicales, introduce elementos novedosos en cuanto a conciliación, retribuciones, flexibilidad y trabajo en festivos". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios