La distribución, un 11% de los costes

La tarifa de gas en la industria española, entre las más competitivas de Europa

La patronal Sedigás ha denunciado que la propuesta la CNMC “desincentiva al sector en su objetivo de impulsar la transición ecológica".

Las utilities pagan en bolsa el tijeretazo de la CNMC a su retribución
Las utilities pagan en bolsa el tijeretazo de la CNMC a su retribución. / Pixabay

Las circulares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre la metodología de fijación de los peajes energéticos a partir de 2020, que supondrían un recorte de algo más de 500 millones de euros de la retribución percibida para las empresas gasistas, ha generado la reacción y críticas de las compañías del sector en un contexto en el que España registra unas tarifas del gas para la industria que la sitúa entre las más competitivas de Europa si se hace una comparativa en base a los datos de Eurostat y las liquidaciones del sector de 2018.

En este análisis España presenta tarifas inferiores a las de países de su entorno como Irlanda, Luxemburgo, Portugal, Austria, Polonia, Grecia, Dinamarca o Reino Unido. Hay que tener en cuenta, además, que el cargo por distribución no es una partida relevante en la factura del consumidor, ya que la distribución supone alrededor de un 11% de los costes del sistema y éstos a su vez son del orden de la mitad de la factura del gas.

Las circulares de la CNMC van a estar sometidas a consulta pública hasta el próximo 9 de agosto. Una vez finalizado el trámite de información pública, la CNMC analizará las alegaciones de los agentes y aprobará las circulares normativas definitivas antes del 1 de enero de 2020. Estos cambios tendrían efecto en el próximo periodo regulatorio, que comienza en 2020 hasta 2025 en electricidad y en 2021 hasta 2026 en gas.

En el gas, el recorte de la distribución propuesto por la CNMC es del 17,8%, de unos 250 millones. En su caso, la retribución pasa de 1.420 millones anuales a unos 1.170 millones. A estos 250 millones se unen otros 260 millones de recorte en el pago por el transporte de gas y regasificación, 21,8%. La retribución bajaría hasta los 930 millones, frente a los 1.186 actuales.

La Asociación Española del Gas (Sedigás) ha denunciado que la propuesta la CNMC para fijar la retribución de la actividad de transporte y distribución “desincentiva al sector en su objetivo de impulsar la transición ecológica a la que España se ha comprometido".

Sedigás sostiene que las medidas propuestas están totalmente desalineadas con la regulación europea, que claramente está apostando por el acoplamiento de los mercados de gas y electricidad además de la flexibilización y el desarrollo de gas como vector para impulsar la descarbonización de la economía.

A este respecto, la asociación gasista advierte de que los grandes inversores seleccionan sus países objetivo en función de la estabilidad regulatoria y las señales económicas adecuadas, por lo que se debería evitar que estas circulares causen un impacto negativo directo en el mercado inversor, afectando no sólo al mercado energético sino al de las inversiones en general, así como a la imagen y la economía española.

De hecho, las declaraciones de este lunes del presidente de la CNCM, José María Marín Quemada, en las que indicaba que espera que en el periodo de alegaciones lleguen "reflexiones certeras que nos permitan acertar", fueron recibidas con alivio en los mercados bursátiles.

Desde el sector se insiste en que el sistema gasista está actualmente en equilibrio financiero y sin déficit de tarifa. Por ello, agregan las mismas fuentes, el recibo del gas no soporta “hipotecas de errores del pasado”, a diferencia de lo que ocurre en el sector eléctrico.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING